18 DE DICIEMBRE DE 2017 |
Sociedad

La emisión de deuda a 100 años, estuvo calzada paralelamente con dos inexplicables y enormemente onerosas operaciones de venta y recompra de títulos (REPO) a cortísimo plazo, concretadas con los mismos bancos que tomaron la deuda a 100 años. Se perpetró así una maniobra, en la cual los enormes márgenes que dichos bancos obtuvieron con las REPO, hicieron que el capital realmente prestado a 100 años fuera menos de la mitad, igual que sucedió con el préstamo de la Baring durante la presidencia de Bernardino Rivadavia, 200 años atrás. Devolviendo además todo el capital recibido en préstamos en solo cinco años, en el año 2022. Elevándose así el rendimiento global para los bancos al 11 % anual, más del doble del esgrimido por el Gobierno para justificar el actual reendeudamiento.

Demoradamente a principios de agosto, el Gobierno hizo pública otra operación de venta y recompra de títulos (REPO, Repurchase  Agreement, o venta con pacto de retroventa) similar a la del mismo tipo concretada a fines de junio, simultáneamente con la emisión de la escandalosa deuda a 100 años.

La particularidad que tienen estas dos operaciones de REPO, es que fueron concretadas con los mismos grupos bancarios que colocaron la deuda a 100 años, Nomura, HSBC, CITIBANK, y Santander. Ya sea con la misma personería jurídica, o con otras firmas pertenecientes al mismo grupo.

El total de las operaciones con ellos, como se puede ver en el cuadro, sumaron nada menos que 6.950 millones de dólares. Pero en realidad a esos bancos se le entregaron títulos por 11.150 millones de dólares, siendo este el eje de la estafa financiera que se ha concretado. Que le representará al país una pérdida a valor actual de más de u$s 5.000 millones, porque lógicamente a todos esos títulos hay que sumarle sus respectivos intereses.

La cuestión parece compleja para el común de la gente, pero no lo es. Consistió por un lado en colocar una inédita deuda a 100 años por 2.750 millones de dólares, con supuestamente un interés del 7,125 % anual, que de por sí ya resulta elevado, al superar largamente los estándares internacionales. Pero si se le resta el precio de colocación y los gastos, el interés real sobre el capital neto recibido sube al 8,1 % anual, lo cual ya le da un color oscuro.

Pero a la par con esos mismos grupos de bancos, lo cual evidencia la existencia de una maniobra concretada con la complicidad de las autoridades del ministerio de Finanzas, encabezado por Luis Caputo, se hicieron dos operaciones de venta de títulos con pacto de retroventa (REPO en su abreviatura en inglés). Que es una operación en el que el Tesoro vende los títulos a un tercero, obligándose a recomprárselos en un plazo determinado, en estos casos en un año y medio, 18 meses.

Hasta aquí todo muy bien, pero acá viene la manganeta hablando en lunfardo. Que consiste en vender los bonos al valor nominal, pero pactándose además un margen de garantía o haircut (corte de pelo en inglés) que en este caso fue del 50 % del total. O sea que el Tesoro entregó una cantidad de bonos un 100 % mayor, el doble de su valor nominal.

Recibió un importe de 4.200 millones de dólares, y entregó bonos Bonar 24, por un valor nominal de 8.400 millones. Mediante ampliar el ministro de Finanzas Caputo una emisión que había dispuesto el anterior Gobierno en el año 2014, en nada menos que 13.000 millones de dólares (Resoluciones 89, 117, y 151/2017). Estando además autorizado a hacerlo por el presidente Mauricio Macri hasta 20.000 mil millones de dólares, para destinarlos a estas ruinosas operaciones de REPO (Decreto 334/2017).

VER NOTA COMPLETA EN Striptease del Poder

El Gobierno está molesto por una investigación de Horacio Verbitsky que contó cómo blanquearon millones de dólares familiares y allegados al presidente y funcionarios del Ejecutivo.

"La persecución actual no se vio nunca antes, ahora te avisan en los editoriales de los diarios a quien va a perseguir el gobierno", describió hace un momento la candidata a senadora nacional por provincia de Buenos Aires, Cristina Fernández de Kircher, en una entrevista radial.

Seguramente se refería al editorial de Carlos Pagni, en La Nación. Sin eufemismos, el periodista aseguró que el presidente Mauricio Macri irá por Víctor Santa María, del gremio SUTERH y dueño de Página 12.

"Un importante dirigente de ese partido explica: 'Aunque Macri nunca lo quiso, por enfrentamientos que vienen de Boca Juniors, el problema no es con Víctor. Es con [Horacio] Verbitsky, por las notas que escribió sobre el blanqueo impositivo'. Este jerarca del PJ se refiere a varias columnas en las que Verbitsky reveló la participación de familiares y amigos del Presidente en ese jubileo. Esa cobertura indignó al oficialismo. No sólo por cómo afecta a la familia Macri. También porque puso en evidencia que la AFIP no puede garantizar el secreto fiscal. Macri está esperando una respuesta sobre esa filtración", describió Pagni en el artículo "Macri ya tiene su plan para después de la elección".

El Gobierno está molesto por una investigación de Horacio Verbitsky que contó cómo blanquearon millones de dólares familiares y allegados al presidente y funcionarios del Ejecutivo. El hermano de Mauricio Macri, Gianfranco, trajo del exterior 35 millones de dólares gracias a una ley reglamentada por decreto por el máximo representante del Estado.

Pero Pagni va más allá y advierte que la persecución del Gobierno no terminará con Santa María: "Los tribunales de Comodoro Py son otro objetivo del Gobierno. Y, en especial, de Carrió. Después de la suspensión del camarista Eduardo Freiler, el oficialismo pretende avanzar sobre Daniel Rafecas. Fue quien se negó a que la estridente denuncia de Alberto Nisman contra la señora de Kirchner fuera, al menos, investigada", siguió.

Y concluyó: "Macri saldrá de los comicios con un poder extraordinario. Aun así, algunos de sus objetivos siguen siendo inalcanzables".

Por Enrique de la Calle

Fuente: Agencia APU

Declaraciones de César González, titular del Sindicato Trabajadores Viales de la República Argentina (STVyARA), al programa "A los Botes".

"Tenemos que analizar el por qué de este cambio. Se pasa de Vialidad Nacional a una empresa privada. Con esto, no va a haber más concesiones o licitaciones nacionales o internacionales como estipula la ley. Como se dice vulgarmente, al mejor postor se lo va a hacer accionario. Hay que mirar el lado fino de la situación. La sociedad anónima son acciones. Si mañana cualquiera compra las acciones de Vialidad, desaparece completamente"

"Fuimos a pedir explicaciones. Vallaron toda la entrada y nos recibieron con carros hidrantes y policías por todos lados. Querían detener a 10 dirigentes. Fue atentatoria hasta con la fuente laboral. En el articulo 3 dice que el personal deja de ser empleado del Estado y pasa a ser empleado privado con muchas restricciones en los derechos del trabajador"

"Citamos a una asamblea. Vino la máxima autoridad, el administrador general Javier Iguacel, y ante la cantidad de consultas que le hacían los trabajadores, se dio media vuelta y se fue. Nos dejó a todos plantados. Ahí está el grado de soberbia, de mala educación y de falta de respeto a los trabajadores. Ya comenzamos el plan de lucha"

"Vialidad Nacional tiene 6 mil trabajadores. Están todos desahuciados. Fue todo como un tsumani que vino y se llevó todo. Nadie se lo esperaba. Es el regalito que el presidente Macri le dio a todo el mundo empresarial. Ellos hicieron una fiesta por eso"

"Piensan que hay una corruptela nacional, que somos todos ladrones y corruptos. Tengo familia, tengo dos hijas, dos nietas y no soy ningún mafioso o corrupto. Me duele muchísimo que me traten así a mí y a mis compañeros. Si no haces lo que ellos te dicen, ya sos mafioso y corrupto".

AUDIO

Fuente: A los botes (Lunes a viernes de 9 a 12 por FutuRock FM (no Futuro Rock), www.futurock.fm )

Fernando López es marino mercante y periodista: entre 2011 y 2015, realizó campañas mediáticas para el gremio de los marineros, SOMU. Cuando en febrero de 2016 fue a cobrar honorarios adeudados se encontró con la intervención de Gladys González al frente del sindicato, a partir del procesamiento (hoy detenido) de Omar Suárez. "Por mi experiencia personal me topé con la gente de González y a partir de ahí me fui enterando de muchas cosas", contó López en diálogo con AGENCIA PACO URONDO.

La actual candidata a segunda senadora nacional por Cambiemos en la provincia de Buenos Aires enfrenta dos denuncias judiciales por su intervención entre febrero de 2016 y principios de 2017 en el SOMU. Una la lleva adelante Canicoba Corral y otra Servini de Cubría.

"Canicoba tiene la causa porque González cobraba dos salarios del Estado, uno como diputada y otro como interventora. Cuando saltó el escándalo ella hizo cambiar su recibo de sueldo para que aparezca 'gastos de representación' en vez de salario. Entonces, vos tenías que el SOMU tenía dos interventores que cobraban salario y una (González) que cobraba gastos de representación", describió Morales.

La segunda casa tiene que ver con el manejo de los fondos del gremio que realizó la gestión de González. Servini de Cubría la investiga por los delitos de "estafa, defraudación y malversación de fondos": "González montó una estructura política en el sindicato SOMU. Lo inundó de personal militante, gente de su confianza, con sueldos muy altos. Esa gente le significaba al gremio dos millones de pesos al mes (más de 20 millones durante el paso de González). Es decir, los pagaban los afiliados", siguió Morales. Se supone que los trabajadores aportaban un 10% a la fundación Pensar, el think tank del macrismo. Así lo denunció Daniel García, ex dirigente del PRO. De esta manera, Cambiemos se financió con plata del SOMU.

El marino y periodista se enfrentó a la intervención del gremio durante 2016 cuando quiso cobrar sus honorarios adeudados. "Me llamaron y me dijeron que si quería cobrar, debía resignar el 10% de la deuda para la fundación de ellos. Les dije que no y para cobrar tuve que litigar. Tardé un año", recordó.

"Ahí me enteré que era un modus operandi con muchos proveedores a los que se le debía plata. Se le pedía un porcentaje para cobrar. Yo pude resignarme  porque no necesitaba esa plata para vivir. Pero tal vez otros proveedores no estaban en mi misma situación", concluyó.  

Por Enrique de la Calle

Página 4 de 272

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria