20 DE NOVIEMBRE DE 2017 |
Salud

Una obra que da cuenta del camino recorrido por el Hospital Italiano de Buenos Aires a lo largo de los últimos diez años. El acto de presentación contó con la presencia de autoridades nacionales y de la Ciudad.

(Buenos Aires, 18 de julio de 2017) El Hospital Italiano de Buenos Aires presentó el libro "Un faro que marca rumbos", testimonio de la trayectoria de la Institución hasta llegar a convertirse en un referente en el complejo escenario de la salud de nuestro país, el cual fue narrado por sus verdaderos protagonistas.

La presentación contó con la presencia del Ing. Franco Livini, Presidente del Hospital Italiano de Buenos Aires; el Dr. Atilio Migues, Director Médico de la Institución; el Prof. Dr. Jorge Lemus, Ministro de Salud de la Nación; el Prof. Dr. Jaim Etcheverry, ex Rector de la Universidad de Buenos Aires y miembro del Consejo Directivo del Hospital Italiano de Buenos Aires; autoridades nacionales y del Gobierno de la Ciudad; miembros de la Embajada de Italia y de la comunidad italiana en la Argentina, del Consejo Directivo y Consultivo de la Sociedad Italiana de Beneficencia en Buenos Aires e invitados especiales.

El Ing. Livini inició la presentación agradeciendo la presencia de los coautores del libro y a las autoridades, especialmente al Ministro de Salud, “como un reconocimiento del aporte que el Hospital Italiano ha brindado en sus 164 años al ámbito de la salud de nuestro país y a la medicina argentina”. Luego sostuvo: “Manteniéndose fiel a sus valores fundacionales sentimos la evidente y firme necesidad de una innovación, de una transformación que se logró con un cambio conceptual de la estructura de dirección, de potenciar el proyecto estratégico-médico con un marcado acento académico y de adoptar una moderna gestión profesional para asegurar la sustentabilidad del proyecto médico”.

Por su parte, el Dr. Migues reseñó las etapas que atravesó el Hospital Italiano, destacando la asunción del Ing. Livini como Presidente del Consejo Directivo, quien condujo un muy positivo ciclo de mejoras en la organización del Hospital.

El Prof. Dr. Jaim Etcheverry tuvo a su cargo la presentación del libro y expresó: “Es un testimonio de lo sucedido en los últimos años. Permite volver hacia la fuente, hacia el origen, hoy con otra tecnología, con otra estructura, pero con los mismos valores con los cuales se fundó el Hospital en 1853. (…) Se han introducido cambios muy importantes en los aspectos asistenciales y de gestión, se ha incorporado equipamiento de avanzada, único en el país. Es un verdadero ejemplo que hoy es analizado y reconocido internacionalmente”. Concluyó su exposición afirmando que “El Hospital Italiano es una institución que marca y ha marcado rumbos, como dice el título del libro, en la medicina argentina”.

Acerca del libro “Un faro que marca rumbos”

El Hospital Italiano tiene una extensa historia que comienza en 1853. La asistencia, la docencia y la investigación son los pilares fundacionales que, con gran visión de futuro, establecieron sus fundadores y que hoy, a más de un siglo y medio de su creación mantiene vigentes.

Durante este tiempo acompañó el desarrollo del país expandiéndose vigorosamente hasta llegar a convertirse en una urbe palpitante a la que cada día ingresan alrededor de 40.000 personas en búsqueda de orientación, cuidado, atención y tratamiento para sus dolencias. En sus habitaciones, consultorios, salas de imágenes y quirófanos trabajan 3100 médicos, se reciben más de 3.000.000 de consultas por año, se realizan 51.000 procedimientos quirúrgicos, así como tratamientos de alta complejidad y se forman los especialistas del futuro.

Hoy es una Institución que marca rumbos en el cada vez más complejo escenario de la salud. Manteniéndose fiel a su tradición y sus valores, en la última década logró reinventarse, sorteó complejas situaciones comunes a otros centros de salud, introdujo cambios acelerados en el plano académico y de gestión, construyó nuevos y modernos edificios, incorporó equipamiento de punta y se convirtió en un verdadero leading case. Qué hizo y cómo lo hizo es lo que cuenta este libro.

(Buenos Aires, agosto 2015) Luego de la celebración de la Asamblea General Ordinaria, el Consejo Directivo del Hospital Italiano de Buenos Aires quedó constituido por el Ing. Franco Livini como Presidente de la Institución, el Ing. Juan Mosca como Vicepresidente 1º y el Sr. Roberto Baccanelli como Vicepresidente 2º.

El Hospital Italiano, cada año, atiende 2.900.000 consultas, gestiona 46.000 egresos y realiza 43.500 procedimientos quirúrgicos en sus 41 quirófanos. Su capacidad de internación es de 750 camas (200 de cuidados críticos) y dispone de 770 camas de medicina domiciliaria. Conforman su equipo de trabajo 8.000 personas: 3.100 médicos, 2.800 miembros del equipo de salud y 2.100 personas de los sectores administrativos y de gestión.

A nivel asistencial, el Hospital Italiano cuenta con más de 40 especialidades médicas, un completo equipamiento de diagnóstico y tratamiento, y un plantel profesional reconocido. Además, posee una universidad propia que dicta las carreras de Enfermería, Medicina, Bioquímica y Farmacia, y un Instituto de Ciencias Básicas y Medicina Experimental.

El gobernador de San Juan, José Luis Gioja, recibió ayer el alta médica y comienza una "nueva etapa de recuperación", según confirmó el propio mandatario provincial a través de las redes sociales tras abandonar el Hospital Italiano de Buenos Aires.

"Me estoy yendo del Hospital Italiano de Buenos Aires. Empieza una nueva etapa en mi recuperación. Me voy a quedar unas semanas por consejo médico para hacer rehabilitación física y kinesiológica y completarla en San Juan", sostuvo el gobernador.

También agradeció "de todo corazón a directivos y personal por su excelente atención que permitió superarme" del Hospital Italiano, y continúa: "Llevaré por siempre en mi corazón cada rosario, cada estampita, cada oración, cada bandera de apoyo que reconfortó mi espíritu y fortaleció a mi familia que siempre me acompaña. No puedo dejar de pensar lo importante que es eso".

"Los quiero a todos y les mando un abrazo grandote. Estoy muy cerca de cumplir con lo que más deseo: volver a San Juan, estar con mi gente. Abrazarme con mis comprovincianos y seguir trabajando todos juntos. No aflojemos. Dios es bueno y nos ha ayudado. Pidamos que nos siga acompañando", concluyó.

Gioja, de 63 años, continuará su recuperación por las severas lesiones que le produjo, en octubre pasado, el impacto contra el piso del helicóptero en el que se trasladaba desde Valle Fértil hacia la capital sanjuanina, acompañado por la diputada Margarita Ferrá de Bartol, quien falleció en el acto. (Télam)

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria