24 DE NOVIEMBRE DE 2017 |
Salud

Con un contundente SI en el plebiscito, los visitadores médicos defendieron la leyes de profesionalidad y rechazaron la flexibilización laboral y la intromisión de la Industria Farmacéutica en la organización sindical. Asistieron a las urnas un 75,36% de afiliados quienes respondieron afirmativamente en un 98,5% por paritarias sin condicionamientos.

"Nos llena de orgullo formar parte de este sindicato y nuestros compañeros que jamás olvidan que los derechos conquistados son el resultado de la pelea de las generaciones de visitadores médicos que nos precedieron" sostuvo Ricardo Peidro, el secretario general de la Asociación Agentes de Propaganda Médica de la República Argentina, el sindicato de los visitadores médicos a nivel nacional.

"El plebiscito fue convocado ante la extorsión de la Industria Farmacéutica de no firmar paritarias desde julio de 2016 si los trabajadores no accedíamos a firmar cláusulas violatorias de las leyes de profesionalidad, de flexibilización laboral y de intromisión de las patronales en la forma de organización de los visitadores médicos", explicó el dirigente.

El plebiscito puso en consideración directa de los afiliados, con voto secreto, la decisión tomada por el sindicato en plenarios, asambleas y congresos de rechazar el pedido de la industria farmacéutica y no resignar derechos laborales por salarios.

"Con este contundente resultado, los visitadores médicos estamos reafirmando que no permitiremos que continúen las prácticas desleales y contrarias a la ética de las relaciones del trabajo como la coerción para que compañeros y compañeras se desafilien del gremio o las causas penales y contravencionales contra dirigentes gremiales que apuntan amedrentar nuestro legítimo derecho a la protesta" afirmó Peidro. Y añadió: "Como solemos decir el sindicato somos todos, y hoy ratificamos que las decisiones nuestros órganos democráticos como las asambleas y plenarios son la expresión de la mayoría de los compañeros y compañeras".

El comicio se llevó a cabo el último sábado, en 30 seccionales y subseccionales de AAPM de la RA de todo el país. Para sumar a la transparencia y respaldo del sindicalismo regional, hubo una delegación de veedores internacionales: Iván Gonzalez Alvarado y María Isamar Escalona de la Confederación Sindical de las Américas (CSA-CSI); María Julia Reis Nogueira de la Central única de Trabajadores de Brasil (CUT), Álvaro Alvez y Sebastián Gatto del Sindicato de la Industria del Medicamento y afines (SIMA sindicato integrante conjuntamente con los visitadores médicos argentinos y otros trabajadores de la región, de ULAVIM) y Mario Perez Rodriguez del Plenario Intersindical de Trabajadores - Convención Nacional de Trabajadores (PIT-CNT).

"Este resultado no deja lugar a dudas y da un mandato expreso: no resignar derechos de ningún tipo en una paritaria y rechazar la clara intención de la Industria Farmacéutica de pretender cambiar cláusulas salariales por derechos colectivos" remató el dirigente, quien además es el Secretario Adjunto de la CTA Autónoma.

Buenos Aires, 4 de Septiembre de 2017 - En el marco de un ataque sistemático por parte de las patronales de la industria farmacéutica al gremio y sus representantes para avanzar sobre los derechos laborales, Ricardo Peidro, Secretario General del sindicato de visitadores médicos a nivel nacional, convocó a todos sus afiliados a un plebiscito abierto este 9 de septiembre. Con la presencia de veedores internacionales de todo el continente, el comicio se celebrará en las 30 seccionales del territorio nacional y se espera la participación de miles de visitadores médicos.

"La industria farmacéutica no firma paritaria con los visitadores médicos desde el 2016, ya que condiciona la discusión de porcentajes de aumento a la cesión de derechos por parte de los APM. Desde el gremio venimos rechazando esta extorsión que nos pone en la posición de cambiar derechos por salarios", afirmó Peidro.

"La industria farmacéutica exige como condición para la firma de la paritaria que los visitadores médicos aceptemos cláusulas flexibilizadoras. Estas implican el desconocimiento de los derechos reconocidos por las leyes provinciales de profesionalidad de los agentes de propaganda médica, así como también la disminución de la cantidad de representantes gremiales", denunció Peidro. Y añadió "van contra el sindicato porque piensan que así tendrán vía libre para flexibilizar condiciones de trabajo".

"Otra de sus exigencias es que los representantes gremiales se comprometan a no obstaculizar el poder de dirección empresaria, lo que implica disminuir la acción gremial a su mínima expresión. De esta manera consideran un obstáculo tanto a las acciones gremiales, así como también a las propias leyes de profesionalidad, ya que éstas imponen límites y obligaciones a la industria farmacéutica" remarcó el dirigente, quien además es Secretario Adjunto de la CTA Autónoma.

El plebiscito consta de una pregunta que se responde por SÍ o por NO y apunta a ratificar la decisión adoptada por el sindicato en la negociación paritaria de rechazar cualquier intento de violación de las leyes que rigen la profesión de los APM y de intromisión en la forma de organización del gremio por parte de las patronales. El voto será secreto y cada afiliado gremial podrá acercarse a las 30 seccionales y subseccionales del país a emitir su posición.

Asimismo, habrá veedores internacionales de la CSA (Confederación Sindical de las Américas - representa a 80 millones de trabajadores) y de la CUT (Central Única de Trabajadores de Brasil - 7,4 millones de afiliados) para garantizar la transparencia del acto eleccionario.

"Es la primera vez en la historia de este gremio que ya tiene más de 70 años que se realizará una iniciativa de esta envergadura. Hay escasos antecedentes en el sindicalismo argentino, es una iniciativa novedosa", remarcó Peidro.

"Ante la falta de leyes flexibilizadoras como la recientemente aprobada en Brasil, la industria farmacéutica pretende avanzar de hecho en esta tarea a partir de debilitar al sindicato. Por eso persigue a los dirigentes gremiales, ha llevado en transporte propio a compañeros a desafiliarse al sindicato y hasta promueve causas penales y contravencionalescontra sus dirigentes en un claro intento de criminalizar la acción sindical", resaltó Ricardo Peidro, quien aclaró que "todas estas prácticas desleales y contrarias a la ética de las relaciones del trabajo fueron denunciadas ante el Ministerio de Trabajo y la Organización Internacional del Trabajo (OIT)".

Peidro remató: "con el plebiscito vamos a mostrar que los APMs seguimos unidos y más fortalecidos que nunca".

Viernes 1 de Septiembre del 2017 - Vienen veedores internacionales de la Central de Trabajadores que nuclea a 56.000.000 trabajadores en el mundo.

Los visitadores médicos acudirán el 9 de septiembre a las urnas para decidir democráticamente y mediante un plebiscito si ratifican las leyes de profesionalidad o si se someten a la oferta patronal de cambiar salarios por flexibilización laboral, como proponen las cámaras industriales desde hace un más de año para firmar la paritaria aún abierta de 2016.

Las tres cámaras empresarias del sector se han negado a firmar la paritaria porque quieren las manos libres para violar las leyes que rigen la profesión de los visitadores médicos,  a cambio de un incremento salarial.

Esas leyes de Profesionalidad no son un capricho de los agentes de propaganda médica (APM) sino que evita que los médicos y los propios agentes de propaganda médica sean sometidos a un trato servil y extorsivo por parte del personal jerárquico de los laboratorios que, precisamente para evitar esas situaciones apremiantes, tienen suspendidas las matriculas profesionales por disposición del Ministerio de Salud mientras ocupen cargos de dirección y supervisión.

La Asociación de Agentes de Propaganda Médica ha resistido y resiste esa pretensión patronal y ratifica que los supervisores tienen la matrícula profesional suspendida por las leyes vigentes, precisamente para evitar que presionen al médico con prácticas NO ETICAS de promoción del medicamento, que los visitadores médicos deberían aceptar como cómplices silenciosos.  

Las cámaras empresarias apelan al argumento infantil de que sus supervisores deben estar habilitados para ingresar a los consultorios  médicos, pero no para “promocionar”, prometen.

En realidad con ese argumento mendaz  los laboratorios quieren asegurarse que se cumplan sus políticas de marketing, incluso aquellas que violan las leyes de profesionalidad y que regulan la promoción médica.

Y así lo ha entendido un reciente fallo de la Cámara del Trabajo de la Provincia de Tucumán que ratificó el artículo 4 de la Ley 5.962 y su respectiva reglamentación, que establece como requisito indispensable poseer la matrícula habilitante para ejercer la actividad de Agentes de Propaganda Médica, otorgada por el Ministerio de Salud y los ministros de salud provinciales.

La modificación de las leyes de profesionalidad excede por completo la materia de discusión de una paritaria en el ámbito del Ministerio de Trabajo y es una actitud extorsiva pretender que los visitadores médicos renuncien a la profesionalidad a cambio de un salario.

La insistencia de las cámaras patronales en negarse a firmar la paritaria si no se autoriza la "supervisión" de la tarea diaria de los visitadores médicos, dispara diferentes especulaciones sobre la verdadera razón de la presión empresaria para modificar un punto inmodificable del convenio colectivo de trabajo.

¿Razones laborales?.¿Desconfianza en el personal calificado y capacitado de cada empresa?. ¿Proponer o sugerir mecanismos de promoción?. ¿Fisgonear la relación entre el agente de propaganda médica y el médico?.

Nada de eso. El objetivo inconfesable es derribar la barrera ética que los visitadores médicos han construido durante décadas con su persistente prédica contra las prácticas ilegales de la industria, en Argentina y en el resto del mundo.

Los supervisores quieren ingresar a los consultorios médicos sin testigos molestos como son los visitadores médicos para poder “incentivar” a los médicos para que receten sus productos, con las manos libres.

Por eso, en una convocatoria histórica para los agentes de propaganda médica, los afiliados a la AAPM acudirán el 9 de septiembre a las urnas,  para defender la ética, los convenios laborales y ratificar que no solo se trata de “promocionar”, pues el medicamento es un bien social.

Ricardo Peidro

Secretario General APM de la RA

La Asociación de Agentes de Propaganda Médica de la República Argentina declara Jornada Nacional de Lucha el próximo 24 de febrero consistente en movilizaciones, concentraciones y cortes en todo el país en el marco del Paro Nacional decretado por la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

Ricardo Peidro, Secretario General de AAPM de la RA asegura que "los despidos que se producen en el Estado no son un "problema" de los trabajadores estatales, lo dice la historia reciente de nuestro país, cuando en los '90 se arrasó con miles de puestos de trabajo en el Estado y la actividad privada, provocando uno de los mayores índices de desocupación de la historia, con la consecuente caída de los salarios y las condiciones de trabajo".

"Apoyados en la precariedad laboral que venimos denunciando durante años, el gobierno encontró campo propicio para dejar a miles de trabajadores sin sustento en el Estado. El sector privado en el que se enmarca nuestra actividad ve en este hecho una señal verde para avanzar en ese sentido también y así aumentar sus ya extraordinarias ganancias a costa de los trabajadores" continuó Peidro.

Los visitadores médicos en un comunicado denuncian que "a pesar de la gran transferencia de recursos realizada en los últimos años a los grupos económicos, para los trabajadores se mantiene el impuesto al salario" y advierten que "el tan esperado anuncio por parte del gobierno consistió tan sólo en el aumento del mínimo no imponible a $30 mil pesos". "Reafirmamos que el impuesto al salario es un canon injusto y seguiremos exigiendo su completa eliminación" concluyen.

AAPM de la RA, el próximo 24 de febrero acompañarán el paro de ATE porque es necesario defender todos los puestos de trabajo. Exigimos que se prohíban los despidos por un año y un aumento salarial que no sea inferior al 40%.

También se movilizarán en todo el país en contra la criminalización de la protesta social, en defensa del derecho a huelga y por la derogación de la Ley Antiterrorista.

¡Ni un despido más, ni un trabajador menos!

Alejandra Angriman
Secretaria de Género e Igualdad de Oportunidades
CTA Nacional
www.ctagenero.org

Página 1 de 2

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria