17 DE OCTUBRE DE 2017 |
Política

El equipo "albiceleste" venció 2 a 1 a Argelia, resultado que le permite aún la posibilidad de avanzar a los cuartos de final de la competencia olímpica de Río de Janeiro 2016.

El seleccionado de fútbol de la Argentina logró anoche un ajustado triunfo 2-1 sobre su par de Argelia, resultado que le permite aún la posibilidad de avanzar a los cuartos de final de la competencia olímpica de Río de Janeiro 2016.

El conjunto de Julio 'Vasco' Olarticoechea se recuperó así de la caída 2-0 en el arranque ante Portugal (ya se metió entre los ocho mejores) y dirimirá su suerte en el grupo D de la competencia el próximo miércoles ante Honduras (3 puntos), en el estadio Mané Garrincha, de Brasilia.

Angel Correa (St. 1m.) y Jonathan Calleri (St. 25m.), dos de los mejores del conjunto que hoy vistió con camiseta azul y tuvo el respaldo de cientos de simpatizantes que se acercaron hasta el Engenhao Olímpico para demostrar la fidelidad de siempre, fueron los autores de los goles.

El conjunto argelino (0 puntos y eliminado) había marcado la paridad provisoria, con una conquista de Sofiane Bendebka (St. 18m.)

Los dos elencos concluyeron con diez hombres, a raíz de una muy floja labor del árbitro turco Cakir, quien expulsó mal a Víctor Cuesta, el capítán argentino, y a Ayoub Abdellaoui en Argelia.

Los primeros 45 minutos resultaron flojos, con una marcada predisposición de ambos por imprimirle vértigo a las acciones. Pero a los dos les faltó conexión y precisión, por lo que entonces el juego se desvaneció.

En ese contexto, Argentina lució mejor con un Correa que fue conductor e intentó desequilibrar con su repertorio de gambetas.

Pero al ex San Lorenzo le faltó compañía en un Jonathan Calleri demasiado aislado más un Cristian Pavón bastante desatento.

Inclusive el equipo africano encontró soluciones parciales por el costado derecho de la defensa albiceleste, con un José Luis Gómez muy permeable a que le hicieran el 2-1 por su sector.

Pero enseguida el factor predominante empezó a ser el juego cortado. Los dos conjuntos abusaron de la pierna fuerte y el árbitro Cuneyt Cakir no supo administrar con tarjetas esa creciente ola de brusquedades.

Con ese panorama, las chances para abrir la pizarra pasaban cuando los jugadores se animaban a pegarle al arco desde lejos. A los 11m., Correa metió un 'puntinazo' que se fue apenas desviado. Lo mismo ocurrió con Mauricio Martínez, pero sobre los 25m.

Desde Jujuy hasta Tierra del Fuego, en forma discreta, aunque utilizando las redes sociales para comunicarse entre ellas y atraer a nuevas mujeres a que se les sumen, las masonas argentinas aumentan su membresía.

Organizadas en logias exclusivamente femeninas, realizan sus tenidas (como se llama a sus reuniones que celebran cumpliendo determinados ritos) varias veces al mes en sus templos. Télam tuvo la oportunidad de visitar uno de ellos en el barrio de Villa Urquiza, Buenos Aires, y hablar con la Gran Maestra de una de las dos organizaciones en que se distribuyen en el país.

Es tan fácil como escribir en Google "masonería femenina argentina" para que aparezcan los links a páginas Web y de Facebook (así como de otras redes sociales) que nos llevan a información y fotos de mujeres vestidas como lo marca el ritual, totalmente de negro y con mandiles (como los masones llaman a sus delantales atados a la cintura y que representan los que llevaban los antiguos constructores de catedrales en la Edad Media) blancos y algunos con ribetes rojos. Son la mayoría mujeres jóvenes, y podemos hallar imágenes de masonas reunidas en San Miguel de Tucumán, La Plata, Ushuaia, entre otros lugares.

En la Ciudad de Buenos Aires, uno de los sitios de reunión es un edificio de dos plantas ubicado en Combatientes de Malvinas 3836, en una zona de casas bajas, a dos cuadras de la estación Echeverría del subte B. Afuera no hay nada que indique la actividad que se realiza en su interior. Ningún cartel que diga Masonería femenina. Allí nos encontramos con Mirta Kreng, Gran Maestra del Gran Oriente Simbólico Femenino de la República Argentina (GOSFRA), quien accede sin problemas a llevarnos al templo. Para llegar al recinto, que está listo para realizar una tenida, pero en este momento no hay nadie, hay que subir un piso por una escalera estrecha. El lugar tiene capacidad para unas cien personas. Está pintado mayormente de color rojo, salvo el techo, que simboliza el cielo y donde están representados el Sol y las estrellas. Hay tres sillones donde se sientan las autoridades principales de una logia, y en el medio del salón hay tres candelabros que rodean un pequeño altar donde está depositada una Biblia. Aquí se congregan las logias llamadas Alicia Moreau de Justo, Alma Femenina e Isis, además de la itinerante Fénix.

La Gran Maestra, que en su vida profana trabaja en la industria textil, relata a Télam que "cuando yo ingresé, hace más de quince años, éramos sólo 23 las masonas argentinas. Ahora, si contamos sólo las pertenecientes al GOSFRA, existen logias en Capital Federal, Rosario, Lomas de Zamora, Tucumán, Salta, Jujuy, Córdoba y Ciudad del Este (Paraguay). También hay triángulos (que en el idioma masónico se dice de logias que no han levantado columnas, es decir, que no han sido oficialmente inauguradas) en Ushuaia, Catamarca, Neuquén, Posadas, Mar del Plata y Paraná."

-Vimos por las fotos en su página de Facebook que hay mucha gente joven. ¿A qué se dedican? ¿Cómo llegaron a la masonería?- le preguntamos.

-Es así. Hay muchas jóvenes. Aproximadamente el 50% se contactaron a través de las redes sociales (Facebook, Twitter e Instagram) y el resto porque algún familiar, como puede ser el padre, marido o hijo, ya es masón. Tenemos amas de casa, profesionales, empleadas administrativas. Incluso políticas.

-Denos un nombre, por favor, de estas últimas.

-No puedo de ninguna manera. Los masones, sean hombres o mujeres, pueden decir de ellos mismos, si así lo desean, su condición de tal. Pero jamás revelar la identidad de un hermano o hermana.

-¿Y mujeres famosas que lo hayan sido?

-Madame Curie, Gabriela Mistral y, en la Argentina, Juana Manso. Sólo por citar algunas.

-¿Qué busca una mujer al ingresar en la masonería?

-La búsqueda del perfeccionamiento interior. Somos librepensadoras y buscamos el progreso. No somos una sociedad secreta. Sin ir más lejos, usted nos encontró sin problemas. No nos ocultamos. Por una cuestión de discreción no revelamos, por ejemplo, las tareas solidarias que realiza nuestra institución.

La página en Facebook del GOSFRA está en http://bit.ly/298sH6s y tiene el perfil @gosfra en Twitter y la página http://www.gosfra.org.ar, pero ésta es sólo para establecer contacto y no hay mucha información. En Instagram están en http://bit.ly/29gliEu.

La primera logia femenina que se fundó en la Argentina, el 15 de agosto de 1997, se llama Tres Rosas N° 1 y se congrega todos los miércoles en la Ciudad de Buenos Aires. Pertenece a la otra entidad que agrupa masonas en el país, la Gran Logia Femenina Argentina (http://bit.ly/29dWEYO) y en su página se informa que la sede está en Anchorena 1676.

Ésta posee logias en las ciudades de Buenos Aires, Mendoza y Mar del Plata, así como también una itinerante, la Hypatia N° 7, dedicada a la docencia masónica en diversos puntos de la Argentina y países vecinos. Al cierre de la edición de esta nota, no fue posible entrevistar a la Gran Maestra de la Gran Logia Femenina, por hallarse ella de viaje, según fue informado.

Con respecto a la organización de la masonería femenina cabe aclarar que mantiene una estructura similar a la masculina, es decir, con grados. Se ingresa, tras un rito de iniciación, como aprendiza, luego se es compañera y, finalmente, se llega a maestra. Estos tres primeros son los que se consideran grados simbólicos. Luego, si la masona así lo desea, puede ingresar en el filosofismo, que comprende los grados del 4 al 33. Cada uno de ellos tendrá sus propios códigos de identificación gestuales, así como palabras, todos secretos.

La primera gran logia masculina, la inglesa, el año que viene cumplirá 300 años. En aquella época, era más fácil mantener un secreto para los hermanos de la escuadra y el compás. Pero, en estos tiempos de YouTube y la Web, ¿quedan algunos secretos a salvo?. (

Por Manuel Castrillón - Télam

Con goles de Erik Lamela de tiro libre, Ezequiel Lavezzi y Víctor Cuesta, el equipo de Martino derrotó 3 a 0 al de Baldivieso por la tercera fecha de la fase de grupos del certamen internacional.

Con este resultado, el equipo de Gerardo Martino jugará el próximo sábado en el estadio Gillette de Foxborough, en las afueras de Boston, los cuartos de final ante Venezuela, que se clasificó segundo en el grupo C.

Los goles fueron marcados en el primer tiempo por el volante Erik Lamela, de tiro libre (12min), el delantero Ezequiel Lavezzi (14min) y el defensor Víctor Cuesta, en su debut como titular y en la red (32min).

Argentina, que se paró en cancha con el sistema 4-2-3-1, fue ampliamente superior a Bolivia de principio a fin. Impuso su superioridad en todas sus líneas y se aprovechó de un rival débil que llegó al encuentro ya eliminado.

El equipo del "Tata" no necesitó de Messi, preservado en su plan de recuperación luego de la lesión en la zona intercostal izquierda, para doblegar a una Bolivia replegada, con línea de cinco en defensa.

La posesión de Argentina fue contundente en el primer tiempo: 84% contra 16%. Bolivia facilitó el trabajo porque no defendió bien, no presionó, ni atacó. No hizo ni una cosa ni la otra y así fue embestida por la jerarquía argentina.

Con los goles de Lamela (su remate se desvió en el delantero Yasmani Duk) y Lavezzi, Argentina definió el partido. Bolivia ya no fue más oponente. Cuesta aumentó la cifra, como número 9 (lo que no supieron hacer Higuaín y Agüero), cuando desvió el remate del "Pocho" Lavezzi al arco.

Éver Banega marcó los tiempos del equipo; Matías Kranevitter hizo lo mejor que sabe, quite y descarga; Lavezzi mostró actitud y habilidad para abrir la defensa boliviana con ayuda de Lamela.

A la exhibición "albiceleste" se ausentaron Gonzalo Higuaín y Sergio Agüero. El "Pipita", que aun no marcó en el certamen, continúa con un nivel discreto. Desperdició una chance de cabeza que generó un rebote y el gol de Lavezzi, pero por momentos se lo observó confundido.

El "Kun" no encontró su lugar en la cancha, con Higuaín como número nueve, cuestión que Martino resolvió con la sustitución del delantero de Napoli de Italia por Messi en el inicio del segundo tiempo y el ex Independiente en su lugar, pero aun así no gravitó.

La segunda parte, con el recuperado Lucas Biglia en cancha, fue otro monólogo de la Argentina, estuvo demás y lo más destacado fue el ingreso de Lionel Messi, esperado por el público que coreó su apellido en varios tramos del primer capítulo en el estadio CenturyLink Field que no se llenó, pero tuvo un buen marco.

Messi estuvo a punto de igualar al ex delantero Gabriel Batistuta como máximo anotador del seleccionado argentino con 54 goles mediante un remate de tiro libre (15min) que pasó muy cerca del segundo palo del arco.

El equipo de Martino ya está listo para la "nueva" Copa América porque ahora el que pierde se va. La próxima escala será en Boston, ante Venezuela, en otro paso más, otro objetivo que el plantel desea cumplir para ganar un título postergado en la historia del seleccionado argentino (lleva 23 años sin obtenerlo), pero principalmente por las frustraciones en las finales del Mundial Brasil 2014 y Copa América Chile 2015.

Fuente: Télam

La Selección derrotó por 5 a 0 al seleccionado centroamericano en Chicago, con goles de Nicolás Otamendi, del propio capítán argentino (3) y de Agüero. Con el triunfo se coronó puntero del grupo D de la Copa América .

Lionel Messi voló en Chicago por encima del propio seleccionado argentino al concretar su ansiado retorno al equipo con una memorable actuación que lo llevó a convertir tres goles en apenas media hora en cancha para coronar la clasificación del conjunto albiceleste a los cuartos de final tras vencer por 5 a 0 a Panamá, por la segunda fecha del Grupo D de la Copa América Centenario.

Nada de lo que pasó antes de su ingreso a los 15 minutos del segundo tiempo importó más que la anhelada vuelta a la selección nacional de su venerado capitán, el único futbolista de este certamen que genera atracción a un público estadounidense ajeno a estas cuestiones del fútbol convencional.

Se hizo desear el retorno, pero cuando a los 15 minutos del segundo tiempo relevó a Augusto Fernández estalló el Soldier Field, y él retribuyó tantos halagos con una sincronización cronológica impecable, anotando tres goles, uno cada 10 minutos, a los 23, 33 y 43 de un segundo período que seguramente se recordará como un hito más, pero de los más notables de su carrera.

Definiendo de cara al arquero, con un espléndido zurdazo de tiro libre o sacándose dos rivales de encima para clavar el balón contra el palo izquierdo. Todo el repertorio de Messi para justificar ya mismo esta Copa América Centenario y 'salvar' desde donde él solo sabe hacerlo, la cancha, a los propios organizadores.

Messi y 21 más, la síntesis exacta de un partido que eclipsó a propios y extraños, quedándose también a un paso de hacer más historia, porque estas conquistas lo llevaron a las 53 anotaciones en el seleccionado argentino, una menos que Gabriel Batistuta, el máximo goleador de la historia con la camiseta albiceleste.

Porque cuando juega Messi, si está "enchufado no hay historia más que la suya", según anticipó antes del partido el entrenador de los panameños, el colombiano Hernán Darío 'Bolillo' Gómez. Y así fue nomás, porque su vaticinio se cumplió a pie juntillas.

Solamente media hora le bastó también a 'Lío' para encaramarse en la cima de la tabla de goleadores de la Copa América Centenario al cabo de la segunda fecha. Les dio 150 minutos de ventaja a todos y se quedó arriba, porque por algo es el mejor del mundo.

Después, el equipo de Gerardo Martino "hizo lo que tenía que hacer", según había avisado el propio entrenador que sería obligación para no tener que ir a la conferencia de prensa post partido como "si fuera al juicio final".

Claro que para cumplir con su deber el conjunto nacional debió hacer muy poco, lo justo y necesario, porque el resto se lo dejó a las limitaciones de los panameños, que evidenciaron una diferencia de jerarquía demasiado grande entre uno y otro.

Y para colmo de males para los centroamericanos ya a los siete minutos se encontraron en desventaja tras una jugada de pelota parada que partió desde un tiro libre desde la izquierda de Angel Di María que Nicolás Otamendi conectó de cabeza a la red.

Aunque quedaba todo el partido por delante, ya había aroma a todo definido, hasta que sobre la media hora se fue expulsado Aníbal Godoy y, sin con 11 parecía una quimera, con 10 era directamente imposible para los panameños mejorar su situación.

En el medio, entre una situación y otra, el primer gol argentino y la expulsión por doble tarjeta amarilla del centroamericano, hubo rispideces y amonestados para los dos lados, y 10 minutos más tarde de esto último se fue lesionado Angel Di María y lo reemplazó Eric Lamela.

Todo esto puede resumir lo que fue el resto del partido, como más no hubo, y si lo hubo a nadie le importó. Después de lo que había hecho Messi, el resto fue una anécdota. Hasta el quinto gol de Sergio Agüero, que en 15 minutos hizo más que su reemplazado Gonzalo Higuaín en los 75 anteriores.

Por Héctor Roberto Laurada

Fuente: Télam

Página 7 de 79

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria