23 DE NOVIEMBRE DE 2017 |

El Papa exhortó al G20 a dar "prioridad absoluta" a pobres y refugiados

Viernes, 07 Julio 2017 17:24

Hamburgo (Alemania) (AICA): En un mensaje a los participantes de la cumbre del G20, reunida en Hamburgo, Alemania, el papa Francisco pidió que “en los corazones y en las mentes de los gobernantes y en cada una de las fases de actuación de las medidas políticas hay necesidad de dar prioridad absoluta a los pobres, a los prófugos, a los que sufren, a los desplazados y a los excluidos, sin distinción de nación, raza, religión o cultura, así como de suprimir los conflictos armados”. "La guerra no es jamás una solución", aseveró.
 
El papa Francisco exhortó a los jefes de Estado de los países miembros del G20, entre ellos el presidente argentino Mauricio Macri, a dar “prioridad absoluta” a los pobres y refugiados, y terminar con las masacres inútiles.

El pontífice remitió su mensaje a la canciller alemana Angela Merkel y demás participantes de la cumbre de líderes de las principales economías del mundo y de las potencias emergentes reunidos en Hamburgo, Alemania.

Francisco pidió que “en los corazones y en las mentes de los gobernantes y en cada una de las fases de actuación de las medidas políticas hay necesidad de dar prioridad absoluta a los pobres, a los prófugos, a los que sufren, a los desplazados y a los excluidos, sin distinción de nación, raza, religión o cultura, así como de suprimir los conflictos armados”.

"La historia de la Humanidad, también hoy, nos presenta un vasto panorama de conflictos actuales o potenciales. La guerra no es jamás una solución", sostuvo.

El Papa dijo sentirse "obligado a pedirle al mundo que ponga fin a todas estas masacres inútiles" y advirtió que "eso no será posible si todas las partes no se comprometen a reducir sustancialmente los niveles de conflictividad, a detener la actual carrera de armamentos".

"Aunque es razonable que las cumbres del G20 se limiten al número reducido de países que representan el 90% de la producción mundial de bienes y servicios, esta misma situación debe mover a los participantes a una profunda reflexión", sugirió.

"Se trata de la parte de la Humanidad que tiene el mayor potencial para contribuir al progreso de todos. Por lo tanto debemos siempre referirnos a las Naciones Unidas, a los programas y a las agencias asociadas y organizaciones regionales, respetar y honrar los tratados internacionales y promover el multilateralismo, para que las soluciones sean universales y duraderas", agregó.

Asimismo, instó a "activar una nueva era de desarrollo innovadora, interconectada, sostenible, respetuosa del medio ambiente e inclusiva de todos los pueblos y de todas las personas".

El Papa afirmó que no puede dejar de dirigir a los jefes de Estado y de Gobierno del G20, y a toda la comunidad mundial, un apremiante llamamiento por la trágica situación de Sudán del Sur, de la cuenca del Lago Chad, del Cuerno de África y del de Yemen, donde hay treinta millones de personas que no tienen agua ni comida para sobrevivir.

Y añade que “el empeño para salir urgentemente al encuentro de estas situaciones y dar una ayuda inmediata a esas poblaciones será un signo de la seriedad y sinceridad del empeño a medio término para reformar la economía mundial y una garantía de su desarrollo eficaz”.

Asimismo, recordó que la finalidad del G20, y de otros encuentros anuales semejantes, es la de “resolver en paz las diferencias económicas y encontrar reglas financieras y comerciales comunes que permitan el desarrollo integral de todos, para alcanzar la Agenda 2030 y los Objetivos del desarrollo sostenible.

El Papa sostuvo que esto será posible sólo si las partes se empeñan en reducir sustancialmente los niveles de conflictividad, detener la actual carrera armamentista y renunciar a implicarse directa o indirectamente en los conflictos, y si no se acepta discutir de modo sincero y transparente acerca de todas las divergencias.

“Se trata de una trágica contradicción e incoherencia la aparente unidad en foros comunes con finalidad económica o social y la querida o aceptada persistencia de los enfrentamientos bélicos”, puntualizó.

Francisco concluye su mensaje invocando la bendición de Dios sobre el encuentro de Hamburgo y sobre todos los esfuerzos de la comunidad internacional para activar una nueva era de desarrollo innovadora, interconectada, sostenible, respetuosa del ambiente e inclusiva de todos los pueblos y de todas las personas.

El G20 se compone de Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Francia, Alemania, India, Indonesia, Italia, Japón, México, República de Corea, Rusia, Arabia Saudita, Sudáfrica, Turquía, el Reino Unido, los Estados Unidos y la Unión Europea (UE).+

compartir

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria