25 DE JUNIO DE 2017 |

Horacio González fue homenajeado como Ciudadano Ilustre de la Ciudad en la Legislatura porteña

Sábado, 22 Abril 2017 11:52

"Es una referencia ineludible para nuestra Ciudad y nuestro País", afirmó Carlos Tomada

Por iniciativa del bloque del Frente para la Victoria (FPV), el integrante del colectivo Carta Abierta y ex director de la Biblioteca Nacional, Horacio González, fue homenajeado ayer como Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires en un acto que se celebró en el Salón Dorado de la Legislatura porteña.

La mesa de oradores que acompañaron a Horacio González estuvo integrada por el legislador Carlos Tomada, el escritor Jorge Alemán, y la socióloga y ensayista María Pía López. En su intervención, el jefe de Bloque del FPV sostuvo que “Horacio González es una referencia ineludible y fundamental para nuestra Ciudad y nuestro país. Porque pone su lupa aguda sobre la cotidianeidad de los argentinos, y la articula con el pasado y como diagnóstico mirando al futuro”.

A su vez, agregó que “necesitamos de su lucidez y de su coraje en cantidad, sobre todo en estos tiempos donde hay un avance del neoliberalismo. Necesitamos de sus constantes interpelaciones y provocaciones”.
 
Por su parte, Gonzalez expresó que “el modo en que el Gobierno está pensando la Ciudad es exclusivo. El pensamiento sobre la Ciudad exige que existan las marchas”, y afirmó que “nunca en la historia se está dejando de volver. Por eso el cántico colectivo ´vamos a volver´. Todo movimiento popular piensa que tiene que ´volver´ por su compromiso social y militante”.

“El ´volver´ implica un frente que está en construcción y que no debe ser personalista, pero que involucra a una persona que es Cristina Fernández de Kirchner”, concluyó.

Estuvieron presentes en el acto los legisladores Paula Penacca, Magdalena Tiesso, Andrea Conde y José Campagnoli; la ex ministra de Cultura, Teresa Parodi, Jorge Taiana, Eduardo Valdés, Nora Cortiñas, Taty Almeida, Mariano Recalde; la ex diputada Nacional, Gabriela Cerruti; la ex legisladora porteña Gabriela Alegre; la ex ministra de Seguridad, Cecilia Rodríguez; Héctor Icazuriaga, Victoria Montenegro; Ricardo Rouvier, y referentes de la cultura como Liliana Herrero, Claudio Villarroel, Arturo Bonín, Luisa Kuliok, Bernarda Llorente, Rep, Daniel Santoro y Coco Blaustein.

González es uno de los intelectuales más prolíficos de nuestro país. Su obra, aún en realización en el presente, y su persistente influencia, lo convirtieron en representante de una tradición de pensamiento que podría llamarse, en sentido amplio, nacional y popular, pero que, lejos de encasillarse o encasillar, abreva y se enraíza en varias otras -desde las libertarias, las socialistas, las anarquistas y las variadas izquierdas argentinas, hasta las relecturas del universalismo ilustrado y los barrocos, leídas en perspectiva de este continente y del acervo de esta nación, en particular-.

Nació en la ciudad de Buenos Aires, en 1944. Creció en Villa Pueyrredón, empezó la secundaria en un colegio comercial de Villa Devoto y la terminó en el colegio Nacional Sarmiento. En 1962 ingresó a la facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, en la calle Viamonte al 400, en donde estudió Sociología. En sus años como estudiante fue parte del Frente de Estudiantes Nacionales. En 1971, un año después de recibirse, se vinculó con el Movimiento Revolucionario Peronista. Unos años después fue miembro de JP Lealtad.

Se doctoró en Ciencias Sociales en la Universidad de São Paulo, Brasil, en 1992. Desde 1968 ejerce la docencia universitaria. Ha sido profesor titular en la Universidad de Buenos Aires, en la Universidad Nacional de Rosario y en la Facultad Libre de Rosario, entre otras. Sus cátedras dan cuenta de intereses que anclan en campos diversos, que van desde la estética y el arte, hasta la revisión crítica y la construcción del pensamiento argentino y latinoamericano desde posiciones que cuestionan su inserción periférica en el trabajo intelectual global (caracterizadas bajo la práctica pasiva de la “recepción”). En el año 2013 fue distinguido con el título honorífico Doctor Honoris Causa, otorgado por la Universidad Nacional de La Plata.

Ha tenido una constante intervención política y editorial. Al regresar del exilio, conformó junto a otros compañeros y compañeras, la Revista Unidos.  En los años noventa emprendió un nuevo desafío: la revista cultural El Ojo Mocho, en cuya estela escriben hoy otros de sus lectores más jóvenes. Fue, durante el kirchnerismo, miembro fundador del colectivo Carta Abierta y activo protagonista del debate nacional.

Fue director de la Biblioteca Nacional. Su gestión se caracterizó por una apertura de la institución a actividades culturales y educativas, por un reposicionamiento de la biblioteca en el campo intelectual argentino, lejos del archivismo y la museística y cercano a la palabra viva y generada con otros y otras, lectores en sentido amplio, interventores culturales, activistas, públicos curiosos y variados en sus recorridos biográficos. Podrían, de hecho, repensarse las expectativas y límites prefijados que se asocian a la palabra “gestión”, a partir de la multívoca y plural gestión de González en la Biblioteca. También, continuó sus apuestas como profesor y escritor, produciendo intervenciones capaces de revisar las tradiciones nacionales y de reponer las preguntas por la emancipación, incluso las incómodas para todo campo y posición política.

compartir

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria

Could not open a directory stream for /var/www/clients/client207/web310/web/images/stories/show/