16 DE AGOSTO DE 2017 |
Espectáculos

“Por donde mires no hay ni reactivación ni brotes verdes. El optimismo sólo está en el discurso oficial”, sostuvo esta mañana el diputado nacional Carlos Heller (Partido Solidario), en el marco de un diálogo radial con Roberto Caballero.

“No quiero dejar pasar el tema de la crisis del sector lácteo, que supera a SanCor, porque La Serenísima está en una situación similar al igual que otras empresas del rubro”, añadió Heller antes de plantear que es necesario abordar el tema desde “la brecha que existe entre lo que se le paga al productor de leche y lo que terminamos pagando en las góndolas”. “Mientras eso no se encare, seguramente crisis como la del sector lácteo no se van a poder resolver”, señaló el legislador.

“Para que este gobierno te apoye tenés que ajustar”, dijo Heller al referirse a una reunión entre funcionarios de la Alianza Cambiemos y la cooperativa láctea. “Trascendió estos días que hubo una reunión con los directivos de SanCor, y que el presidente les dijo que no los va a ayudar porque habían firmado un convenio muy generoso para los trabajadores del sector y entonces que no podían venir a pedirle ayuda luego al Gobierno, marcando el sentido de las políticas del macrismo”, puntualizó el diputado por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

“La tercera cosa que quiero señalar es que hay una distorsión grosera de cómo se manejó el tema del rescate financiero de Venezuela –agregó Heller-. El ministro de la Producción dijo que los negocios con Venezuela y la mala administración son los causantes de la crisis de Sancor. Quiero recordar que en 2006, hace más de una década, SanCor estuvo a punto de ser vendida al grupo Adecoagro, del magnate húngaro George Soros, y en aquel momento muchos protestamos, yo entre ellos, por lo que significaba el riesgo de la desaparición de una cooperativa emblemática de la República Argentina”. “Charlé el tema con Néstor Kirchner y creo que algo colaboré en la búsqueda con Venezuela del salvataje para que Sancor no fuera vendida a Soros –rememoró el legislador-. En aquel período el gobierno venezolano le dio un préstamo a Sancor a pagar con leche y a pagar con la instalación de plantas, es decir que fue un acuerdo notablemente virtuoso, que luego tuvo las dificultades propias de la crisis económica venezolana, entre otras cosas por la brutal caída del petróleo en un país monoproductor como es Venezuela, pero en todo caso, la participación de Venezuela postergó más de una década esta crisis”.

“Cualquier memorioso, cualquiera que se meta en los archivos va a encontrar esto que estoy diciendo, que Sancor estuvo a punto de ser vendida en el 2006 y no me extrañaría que esa sea la salida que se busca ahora, de hecho ya está pasando: vendieron sus principales plantas y la están desmantelando. Lo que no hicieron en 2006 de manera global, se está haciendo ahora por etapas y se van vendiendo las áreas que la gran cooperativa Sancor tiene. Entonces, echarle la culpa al convenio con Venezuela es una injusticia y una tergiversación histórica notable”, concluyó Heller.

La Confederación General del Trabajo (CGT) encabezó una multitudinaria movilización de trabajadores para reclamar cambios en la política económica del Gobierno y lanzó un paro nacional para fines de marzo o principios de abril pero sin ponerle fecha, lo que provocó reclamos, corridas e insultos.

"No vinimos únicamente a hacer un diagnóstico, vinimos a anunciar que va a haber medidas de fuerza en la Argentina a fin de mes, les pido por favor que escuchen cuáles son las razones", sintetizó Juan Carlos Schmid desde el palco central de la movilización que convocó la central obrera.

Schmid, el segundo triunviro de la CGT en hacer uso de la palabra, consideró que "hay una velocidad para los poderosos y otra para los débiles".

Unos momentos antes, Carlos Acuña había hablado del deterioro de los ingresos de los trabajadores a raíz de la inflación: "Esta CGT no va a permitir que haya un piso para esta discusion paritaria, porque nosotros vamos a discutir en cada sector la posibilidad de recuperacion del salario perdido".

"Queremos un dialogo con respuestas a los trabajadores, a nuestro reclamos", aseguró al abrir el acto.


Carlos Acuña

Juan Carlos Schmid

Héctor Daer

Finalmente, fue Héctor Daer quién precisó: "Ya pusimos en marcha un plan de lucha. La CGT ya tomó la decisión de hacer un paro de 24 horas antes de fin de mes".

Incidentes al término del acto de la CGT con corridas e insultos, por la falta de una fecha concreta para el paro general

El secretario general de la CGT, Héctor Daer, responsabilizó "a gente del municipio de Berazategui" por los disturbios que marcaron el final del acto convocado por la central obrera.

Tras los discursos de los tres secretarios generales que conducen la CGT, Carlos Acuña, Juan Carlos Schmid y Héctor Daer, en ese orden, y ante la falta de definición de la fecha del paro general de 24 horas anunciado, se iniciaron incidentes, con corridas, insultos y desórdenes entre un grupo que pedía una fecha concreta y algunos sindicalistas, como Pablo y Facundo Moyano, que debieron ser defendidos por militantes de Camioneros ante ataques de grupos que se reivindicaban como kirchneristas.

La tensión que hubo en el acto se evidenció sobre todo cuando Héctor Daer dio su discurso, el que fue abucheado en varias partes, sobre todo cuando no puso una fecha de un paro nacional, y hasta cometió el furcio de que la huelga general se haría "a fin de año".

Cuando los organizadores dejaron el lugar, estos grupos que pedían una definición con la fecha del paro se subieron al palco, con cantos contra la dirigencia cegetista.

Más tarde, en declaraciones a la prensa, Daer dijo que "lo que buscaron (con los incidentes) fue enturbiar una movilización que convocó a casi 800.000 personas".

Daer y otros dirigentes sindicales aludían a grupos pertenecientes al kirchnerismo, puntualmente vinculados con el intendente de Berazategui, Patricio Mussi.

En sintonía, el titular del sindicato de Obras Sanitarias, José Luis Lingeri, afirmó en declaraciones formuladas esta tarde a Radio Nacional, que “un sector minoritario identificado con la bandera naranja de Berazategui vino ex profeso detrás del palco para agredir a los dirigentes sindicales”, aunque dijo desconocer si lo hicieron “motivados por el intendente o por quién”.

“Hubo sectores políticos que claramente vinieron a entorpecer el acto de la CGT”, insistió en remarcar Lingeri.

Fuente: Télam

El gobierno creó finalmente la comisión de adaptación de contratos. Pero en lugar de prever la forma en que Ferrocarriles Argentinos se hará cargo de las líneas metropolitanas se trabaja en prolongar a las actuales concesiones.

El Gobierno nacional y las concesionarias de las líneas Belgrano Norte y Urquiza, Ferrovías y Metrovías, están en tratativas para negociar su continuidad más allá del vencimiento de sus contratos, previsto para el 1° de abril de 2018 y para el 1° de enero de 2018, respectivamente.

En julio del año pasado, mediante la resolución 182/16, el Ministerio de Transporte creó la Comisión Especial de Renegociación de Contratos, cuya instalación había sido dispuesta por el artículo 3° de la ley 27.132 de Ferrocarriles Argentinos, aprobada en 2015.

La estructura orgánica y composición de la comisión se desconoce, ya que la citada resolución nunca fue publicada en el Boletín Oficial. Por lo pronto, de la opaca comisión se conoce que funciona en órbita de la subsecretaría de Transporte Ferroviario, que conduce el ingeniero Arturo Papazian y se sabe que su estructura fue modificada en agosto de 2016: uno de sus miembros –el abogado Juan Manuel Gallo, subsecretario de Coordinación Administrativa del Ministerio de Transporte– fue sustituido al mes siguiente por Lucas Fernández Aparicio, director de Relaciones Laborales de esa cartera y ex gremialista de UPCN.


De izq. a der.: Fernández Aparicio (Renegociación de Contratos), Orfila (SOFSE), Maturano (La Fraternidad)
y Lemos (Belgrano Cargas), en una cena.

La comisión analiza discretamente y en el mayor hermetismo varias posibilidades. La primera solución sobre la mesa es la más obvia: que, tal como había previsto la gestión de Florencio Randazzo, las concesiones reviertan al Estado y las líneas Belgrano Norte y Urquiza pasen a ser operadas por SOFSE (ahora Trenes Argentinos Operaciones), al igual que el resto de las líneas metropolitanas. De hecho, el Plan Quinquenal de Ferrocarriles Argentinos decía explícitamente que se tenía “la certeza que la operación de ambos ramales recaerá en el futuro en esta empresa”.

Sin embargo, bajo la presidencia de Orfila, la SOFSE está urgida por el Gobierno a volverse menos dependiente del fisco, embarcada en proyectos comerciales que poco tienen que ver con lo ferroviario y dista de querer sumar más ramales para operar. La demora en la transferencia de los servicios de Ferrobaires, otra de las concesiones que revierten al Estado en el marco del art. 3° de la ley 27.132, es sólo una muestra de esta situación.

El Gobierno no ve con malos ojos mantener a los privados, siempre y cuando se flexibilicen los contratos para favorecer el acceso abierto a la red, algo que preocupa especialmente en el caso de las cargueras NCA, FEPSA y Ferrosur Roca, que hasta el momento continúan con el manejo exclusivo de la infraestructura concesionada.

Por estas razones, en realidad, la labor de la comisión se centra en estudiar las alternativas legales que permitan la continuidad de los concesionarios. Los contratos de Ferrovías y Metrovías contemplan la posibilidad de realizar una simple prórroga, pero lo cierto es que la ley 27.132 excluye esa alternativa al obligar a su adaptación al nuevo marco normativo, que no permite concesiones integrales como las otorgadas en la década de 1990. No obstante, la decisión final recae en la comisión.

Otra solución que se evalúa, si finalmente la comisión resolviera que esas líneas deben volver al Estado (la infraestructura a la ADIF y la operación a la SOFSE), es la posibilidad de establecer un acuerdo de operación que le permita a Ferrovías y Metrovías seguir operando los servicios, aunque por cuenta y orden de SOFSE. Esta última, que no sería más que una concesión light a la manera de la que Metrovías tiene en el Subte porteño –y que vence a fines de este año– o a través de la que Casimiro Zbikoski opera el servicio internacional Posadas – Encarnación, es la alternativa que más suena hoy por los pasillos de Transporte.

FUente: EnelSubte.com

La vicepresidenta aseguró que el gobierno de Cambiemos vino "a terminar con los conflictos de intereses y la corrupción". Y asumió que "el tema del Correo fue un error grave que dejamos pasar".

“Tenemos que poner más transparencia y control para no romper la confianza de la gente porque nosotros vinimos a terminar con los conflictos de intereses y la corrupción. El tema del Correo fue un error grave que dejamos pasar, no lo vimos venir”, señaló Gabriela Michetti en declaraciones al canal de noticias TN.

Actualmente en ejercicio de la presidencia mientras el jefe de Estado, Mauricio Macri, se encuentra de visita en España, Michetti reconoció que tras las repercusiones del caso del Correo, el oficialismo vivió dos semanas “duras, pero positivas".

“Fueron semanas sacudidoras, duras, pero debemos tener en cuenta que desde que asumimos vivimos en un constante estado de dificultad. Entendimos que hay cosas que debemos revisar y por eso el saldo terminó siendo positivo”, apuntó.

La vicepresidenta consideró que el Gobierno debe elaborar un protocolo para que sus funcionarios sepan cómo deben actuar ante los conflictos de intereses entre lo privado y lo público.

“Debimos crear un protocolo para saber cómo actuar ante los conflictos de intereses, en eso cometimos un error. Pero no hubo corrupción en el tema del Correo. Tenemos que minimizar estas equivocaciones”, sostuvo Michetti.

Asimismo, la dirigente del PRO aseguró que el presidente “no conocía” el tema del acuerdo entre el Estado y el Correo Argentino SA, una empresa que pertenece al grupo Socma, de la familia del presidente.

"Macri es una persona muy sincera, y eso es raro para la política. Participé en un montón de reuniones del equipo de trabajo y puedo asegurar que ese tema nunca apareció. El presidente está comprometido en cambiar la realidad de la gente”, enfatizó Michetti.

Por último, la vicepresidenta consideró que la economía comenzará a mejorar este año, pero remarcó que la administración de Macri recibió un “Estado devastado”.

“Hay signos de recuperación que comienzan a verse en la economía y creo que con el correr de los meses vamos a estar un poco mejor. Heredamos un Estado devastado, pero decimos la verdad. Nunca le contamos a la gente que teníamos menos pobres que en Alemania”, subrayó.

Fuente: Télam

Página 4 de 53

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria

Could not open a directory stream for /var/www/clients/client207/web310/web/images/stories/show/