29 DE ABRIL DE 2017 |
Espectáculos

El SiPreBA resolvió adherir a la huelga nacional convocada por la CGT para este juevesl 6 de abril en común con la FATPREN en repudio al plan de ajuste del macrismo. Las medidas empresa por empresa.

En un contexto de fuerte ajuste contra la clase trabajadora, la presión de las bases obligó al triunvirato de la CGT, luego de la marcha del 7 de marzo pasado, a convocar a un paro nacional para el jueves 6 de abril que, sin embargo, será sin movilización.

En ese marco, el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA) resolvió adherir a la medida en conjunto con la Federación de Trabajadores de Prensa (FATPREN). Vale destacar que, durante 2016, se perdieron más de 1300 puestos de trabajo como resultado del ajuste de las patronales y el gobierno, además de haber firmado con la burocracia de la UTPBA la paritaria más baja de todo el país.

Actualmente, las y los compañeros de Radio del Plata enfrentan un nuevo vaciamiento patronal, como el año pasado lo sufrieron las y los trabajadores del Grupo 23 frente a la mirada cómplice de la cartera laboral conducida por Jorge Triaca.

Además de la resolución de la Comisión Directiva del SiPreBA de adherir al paro, se promovió la realización de Asambleas en la mayoría de las empresas para garantizar que la medida sea contundente, según la posibilidad de cada caso y la construcción gremial, y no una adhesión formal.

En la Agencia Télam el paro será total y contundente mas allá de las presiones de la empresa que pretende, de forma ilegal, contratar trabajadores fuera de convenio o dar incentivos económicos para garantizar el servicio. En AGEA-Clarín, Radio Nacional, Publiexpress, DyN, Editorial Atlántida, Agencia Noticias Argentinas (NA), Perfil, Página 12, Tiempo Argentino y El Argentino Zona Norte, las asambleas ratificaron el paro total de actividades durante 24 horas, sin asistencia.

En la TV Pública se resolvió adherir garantizando únicamente la cobertura de las cuestiones ligadas a la jornada de lucha y el paro general. Lo mismo se realizará en el portal cooperativo Infonews, que emitió un comunicado de adhesión en el que anunció que mañana el sitio informará exclusivamente sobre el paro general. En la misma línea se expresó la asamblea de trabajadores de prensa de Telefe.

El gremio de prensa se pone de pie para dar la pelea contra el ajuste del gobierno y las patronales, en defensa del salario y los puestos de trabajo, por nuestros derechos y todas nuestras reivindicaciones.

6 de Abril: Legales e Ilegales

El 6 de abril las trabajadoras y los trabajadores de Télam resolvimos, en forma democrática, a través del voto y luego de un debate colectivo, ejercer el derecho de huelga. Acordamos un cese de tareas, sin asistencia a la agencia. Sin guardias. Resolvimos ejercer nuestro derecho constitucional de abstenernos de trabajar. En defensa propia, ante las políticas contrarias a la clase trabajadora del gobierno nacional y contra la paupérrima pauta salarial que se nos propone.

En ese estado:

1) La empresa que todos los días rechaza taxis para las notas periodísticas; que no acepta que, cuando esos taxis están, esperen a periodistas y reporteros gráficos en las notas cualquiera sea la zona o el horario; que no contrata choferes ni renueva los móviles; esa misma empresa ahora nos ofrece taxis, choferes, viáticos y pagos de estacionamiento si estamos dispuestos a violar la voluntad colectiva.

2) La empresa que a diario nos dice que no tiene presupuesto para regularizar compañeros mal encuadrados y que no tiene fondos para solventar un aumento salarial que recupere lo perdido por la inflación, ha pasado toda la semana ofreciendo a “colaboradores”, “contratados”, “free-lance”, “monotributistas” etc la posibilidad de reemplazar a los huelguistas con contrataciones para ese día.

Ofrecer incentivos económicos es ilegal.

Contratar esquiroles es ilegal.
Los trabajadores, en cambio, actuaremos conforme al derecho.
 
Ejerceremos nuestro derecho regular a la huelga, consagrado en la Constitución Nacional, y recurriremos a todos las herramientas legales -sea ante la Justicia Nacional o la Organización Internacional del Trabajo (OIT)- para denunciar las prácticas violatorias de ese derecho.

Los trabajadores decidimos colectivamente, en forma democrática y plural. Le exigimos a la empresa que respete nuestros derechos.
 
Comisión Gremial Interna

Los trabajadores de Télam advertimos a los abonados y al público que los despachos periodísticos, el material fotográfico, el portal web, y los servicios radial y audiovisual que se emitirán mañana, jueves 6 de abril entre las 00 y las 24, no cumplirán con los más elementales estándares de publicación dignos de un medio público. En muchos casos, ni siquiera serán realizados por periodistas. Les solicitamos adoptar recaudos adicionales para verificar la procedencia de la “información” y no replicarla confiando en la existencia de protocolos periodísticos que no estarán en funcionamiento.

Los trabajadores de Télam estarán de paro el jueves 6 de abril, a modo de rechazo del paupérrimo techo salarial que el gobierno pretende imponer en la negociación salarial. En consecuencia, la empresa resolvió mostrar mañana un “servicio informativo” aparente sostenido por personal político –en muchos casos sin ningún conocimiento periodístico- y personal contratado (ilegalmente) para ese día con el sólo motivo de reemplazar a los trabajadores que ejercer su derecho constitucional de huelga.

Ya hemos visto los resultados, en el reciente recital del Indio Solari en Olavarría, de la gravedad comunicacional de tomar a la agencia Télam como fuente cuando –como aquella noche- la empresa decide sostener el servicio sin utilizar a sus periodistas (en esa oportunidad,  la agencia no envió a un cronista a la ciudad para ahorrase el pago de horas extras y simuló estar presente en el lugar emitiendo material periodístico de ciencia ficción).

Los trabajadores de Télam somos los primeros interesados en que Télam tenga un servicio informativo confiable. Queremos que Télam se constituya en una fuente de autoridad para todos los colegas y para el público que lee nuestro portal web.

Eso sólo es posible si la agencia se apoya en sus trabajadores, en sus periodistas, en sus administrativos.

Ojalá que pronto volvamos a esa realidad.
 
Comisión Gremial Interna
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

A propósito de la cobertura del recital del Indio Solari

Télam difundió esta madrugada un despacho que “informaba” que al menos siete personas habían fallecido durante el recital del Indio Solari. El respaldo de esa información por la agencia oficial al rumor que entonces circulaba fue el factor determinante para que numerosos medios legitimaran y replicaran ese dato, luego desmentido por la realidad.

Un desatino de proporciones. Un acto de monumental irresponsabilidad periodística. Ningún medio está exento del error. Pero aquí, más que error, quedó al desnudo una forma de conducir la redacción por parte de la empresa que no envió un periodista a Olavarría para evitar pagarle horas extras u otorgarle un compensatorio –se levantó el viaje, que estaba programado desde hace semanas por la sección Espectáculos, el jueves previo- y que no tiene una estructura adecuada en el turno madrugada. No se puede hacer periodismo sin periodistas. Sin periodistas nuestra información tiene el mismo valor que cualquier tweet. Así fue anoche. La agencia, que debió ser el canal de la certeza y la responsabilidad, alimentó el desconcierto.

El jueves por la mañana el Gerente Periodístico, Daniel Capalbo, informó que la empresa levantaba la totalidad de las coberturas periodísticas fuera de Capital Federal y por tiempo indeterminado a raíz de la que Comisión Interna no aceptaba que los periodistas no cobraran ni compensaran las horas trabajada en los viajes. La primera cobertura que fue descartada fue la del Indio Solari (anoche no hubo cobertura del recital en sí, sólo de los fallecidos, y a la distancia). La empresa entendió que no valía la pena otorgarle un compensatorio al enviado por trabajar toda la madrugada ni pagar los diez mil pesos que costaba el traslado. El precio de ese recorte fue la degradación del servicio.

La falta de rutinas periodísticas adecuadas dejó en evidencia la debilidad de la estructura del turno madrugada, desértico, a pesar de los cerca de 500 periodistas con los que cuenta la redacción. Porque la empresa desalienta que se trabaje en ese horario, por ejemplo, negándose a pagar el adicional de ley por la hora nocturna o quitando los días de vacaciones extras que, al personal de esa franja, le asegura el convenio colectivo. 

Télam tiene extraordinarios recursos humanos en las secciones Espectáculos y Sociedad para realizar una cobertura de excelencia del recital del Indio Solari o de cualquier otro mega evento. De hecho, anoche mismo, muchos de esos profesionales lo demostraron. Pero esos recursos no se aprovechan si la empresa no provee las condiciones estructurales para trabajar con los estándares que se corresponden a un medio público.

El Directorio eligió ajustar por el periodismo. No existe el periodismo de excelencia sin estar presente en el lugar de la noticia. Cada peso que se recorta en el servicio es credibilidad que la agencia pierde.

Quizá a la conducción de la empresa no le importe, pero a sus trabajadores sí.
 
Comisión Gremial Interna de Télam

Página 1 de 2

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria

Could not open a directory stream for /var/www/clients/client207/web310/web/images/stories/show/