19 DE AGOSTO DE 2017 |
Espectáculos

Los integrantes del seleccionado argentino de hóckey sobre cesped masculino, Los Leones, arribaron al aeropuerto de Ezeiza provenientes de Río de Janeiro, donde el jueves obtuvieron la medalla de oro al vencer en la final a Bélgica. “Parece que estamos viviendo un sueño”, señaló emocionado Gonzalo Peillat en diálogo exclusivo con Télam.

Los integrantes del equipo fueron ovacionados por sus familiares y el público presente al ingresar al aeropuerto de Ezeiza, tras lo cual brindaron una conferencia de prensa y posaron para los fotógrafos de gran cantidad de medios que pugnaban por registrar imágenes de las medallas doradas que cada campeón llevaba colgada de su cuello.

El seleccionado de hockey se coronó campeón olímpico al vencer a Bélgica por 4 a 2 en la final y selló el máximo logro de ese deporte en la historia argentina.

En un final apasionante, el equipo dirigido por Sergio Hernández superó anoche 90 a 82 al seleccionado europeo, en un partido válido por la segunda fecha del grupo B de la competencia olímpica en Río de Janeiro 2016.

El seleccionado argentino de básquetbol alcanzó una significativa victoria sobre su par de Croacia por 90-82, en partido válido por la segunda fecha del grupo B del certamen olímpico de Río de Janeiro 2016.

En una Arena Carioca I colmada por simpatizantes argentinos, el conjunto de Sergio Hernández volvió a exhibir un semblante esperanzador y maniató, con susto, a un rival que venía de imponerse a España por 72-70.

Los parciales del cotejo fueron los siguientes: Argentina 22-22, 46-40, 73-54 y 90-82, en tanto que el máximo anotador de la noche resultó el capitán Luis Scola, con 23 unidades (además bajó nueve rebotes).

El próximo encuentro del conjunto albiceleste será mañana, otra vez a las 22.30, ante la intimidante Lituania, que anoche padeció más de lo esperado para doblegar a Nigeria, por 89-80, con 21 puntos y 12 asistencias de Mantas Kalnietis.

En una ráfaga de apenas 3 minutos, Croacia hizo distribución de bola, apostó a los robos en la primera línea (sobre todo a un Nocioni errático e impreciso) y hasta metió una corrida para adelantarse 7-2, cuando se jugaban algo más de tres minutos.

El equipo argentino lució apurado en el traslado (hubo pérdidas de 'Manu' Ginóbili y 'Chapu' Nocioni) y permitió que su par europeo apostara a meter la pelota bajo el canasto para aprovechar la intimidante talla de Saric (2,07 metros) y Bilan (2,13).

El conjunto del técnico Hernández, pese a la buena marca de Garino sobre el tirador Bogdanovic, no lograba hacer pie (11-18) hasta que el capitán Scola apareció al rescate con ese movimiento de pies en el trapecio que solamente él puede ofrecer.

El flamante refuerzo de los Brooklyn Nets finalizó el primer capítulo a toda orquesta (13 puntos, 4 rebotes). Entonces, Argentina equiparó la pizarra en 22, a pesar de lo mal que había jugado los primeros 5 minutos.

En el retorno al juego, el quinteto albiceleste sacó una pequeña renta de 4 (26-22), con la rotación a pleno dándole minutos a Gabriel Deck, quien diseñó interesantes movimientos defensivos y hasta se animó a penetrar en tablero ajeno.

Laprovíttola también entró concentrado y eficaz (8 puntos, dos triples sucesivos) para que la Argentina se sitúe arriba por 39-31.

El conjunto croata buscó recuperar la fisonomía y las contribuciones del tándem Planinic (5)-Hezonja (5) lo dejaron 41-40, a poco del cierre. Sin embargo, un nuevo triple de Scola (que descansó casi todo el cuarto) más una conversión de Delfino dejaron el tanteador en 46-40, al término del primer tiempo.

En el retorno a la acción, un sprint 6-0 (5 tantos de Campazzo) le garantizó a la Argentina la máxima hasta ese momento (52-40), con más de 8 por jugar.

Los jueces, celosos y puntillosos, marcaron dos técnicas seguidas a sendos jugadores croatas. Y los dirigidos por Aleksandar Petrovic se desordenaron.

El ingreso de un atrevido Roberto Acuña (2 puntos, 4 rebotes, 3 tapas, un robo) le aportó soluciones al conjunto albiceleste que aprovechó para sacar un buen colchón: 61-43, con medio período en el reloj. La mano de Laprovíttola (tercer triple) garantizó la diferencia. El conjunto albiceleste entró 19 arriba (73-54) a los 10 minutos finales.

Como para ensayar alternativas, el DT mandó a la cancha en el último cuarto a un eventual quinteto de arranque (Laprovíttola-Ginóbili-Delfino-Nocioni-Scola).

Croacia asumió el riesgo y presionó mucho más arriba. El interno Saric (7) se erigió en referencia ofensiva y las cifras se recortaron a 8 (75-67), cuando quedaban 6m. 59s.

El emblemático número 5 del seleccionado aportó muñeca caliente para brindar serenidad en los instantes de riesgo. Argentina tomó oxígeno: 81-68, con 5 minutos en el tablero.

Dos pérdidas consecutivas más un comportamiento apresurado le devolvieron la vida a los croatas que siguieron apostando a Saric, para acortar a 4 nada más (85-81). Un rebote providencial de Scola garantizó la falta y dos técnicas cobradas al equipo europeo terminaron de redondear el triunfo. (Télam)

El equipo albiceleste se impuso 3-1 con parciales de 25-18, 18-25, 25-18 y 25-21, en una hora y 37 minutos de juego. El sanjuanino Bruno Lima, de 20 años, fue el máximo anotador argentino con 18 puntos.

El seleccionado argentino masculino de vóleibol logró un triunfo histórico ante Rusia, último campeón olímpico, por 3 a 1, en el segundo encuentro del Grupo B de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

El equipo albiceleste se impuso con parciales de 25-18, 18-25, 25-18 y 25-21, en una hora y 37 minutos de juego, ante un estadio Maracanazinho repleto de hinchas argentinos que alentó durante todo el encuentro. El sanjuanino Bruno Lima, de 20 años, fue el máximo anotador argentino con 18 puntos.

El conjunto dirigido por Julio Velasco logró así su segunda victoria en los Juegos, luego del triunfo en el debut contra Irán por 3 a 0 (25-23, 26-24 y 25-18) y es líder de la zona. Polonia, último campeón mundial, será el próximo rival de los argentinos el jueves próximo, a las 15.

El de esta mañana se trató del tercer triunfo de Argentina sobre Rusia en la historia. En el Mundial de Brasil 90, los argentinos le ganaron por primera vez a los soviéticos por 3 a 2, y el otro antecedente data de este año, por la Liga Mundial 2016 en junio, cuando los de Velasco derrotaron 3-0 a los rusos en Lodz, Polonia.

La Selección arrancó jugando un primer set impecable, con Luciano De Cecco brillante en la distribución, buenos ataques de Bruno Lima y un gran trabajo de sus centrales Pablo Crer y Sebastián Solé, sobre todo en bloqueo.

Rusia cambió a su opuesto en el segundo set y Konstantyn Bakun le dio otro aire al equipo, además de ocho puntos en ese parcial. También el armador suplente, Igor Kobzar, ingresó para darle otra dinámica. Muy efectivos en ataque y con bastante presión en el saque, los europeos dominaron y pudieron igualar 1-1 el partido.

Argentina volvió a su gran nivel del principio en el tercer parcial, gracias a su juego colectivo y de recuperación de pelota. La entrada de Ezequiel Palacios por Poglajen rindió sus frutos, Bruno Lima y Facundo Conte continuaron rompiendo el bloqueo ruso, y los dirigidos por Velasco pasaron a liderar 2-1.

En el cuarto, el seleccionado nacional siguió mostrando un gran volumen de juego, con el líbero Alexis González cubriendo en forma notable el campo argentino. Conte lastimó al rival con el servicio y sus variantes en ataque. Todos aportaron algo para conseguir un nuevo gran resultado en Río.

Argentina formó con Luciano De Cecco, Bruno Lima; Sebastián Solé, Pablo Crer; Facundo Conte y Cristian Poglajen. Líbero Alexis González.

Después entraron Nicolás Bruno, José Luis González, Demián González y Ezequiel Palacios.

"Fue un partido increíble, más allá de la victoria que significa mucho para nosotros, cómo estamos jugando me pone muy feliz. Sentimos el cariño de la gente saltando, gritando, es muy emocionante. Nos da energía escuchar el griterío, era un plus", declaró Conte, autor de 16 puntos.

"Estamos jugando un buen vóley, es la segunda vez en el año que le ganamos a Rusia, antes era impensado. Dejamos todo en la cancha", expresó el líbero Alexis González, con su hijo Renato a upa.

Los otros encuentros programados para hoy por el grupo B son: Polonia-Irán (17.05) y Cuba-Egipto (20.30).

Por la zona A, en tanto, se enfrentarán Francia-México (11.35), Italia-Estados Unidos (15.00) y Brasil-Canadá (22.35). (Télam)

El equipo "albiceleste" venció 2 a 1 a Argelia, resultado que le permite aún la posibilidad de avanzar a los cuartos de final de la competencia olímpica de Río de Janeiro 2016.

El seleccionado de fútbol de la Argentina logró anoche un ajustado triunfo 2-1 sobre su par de Argelia, resultado que le permite aún la posibilidad de avanzar a los cuartos de final de la competencia olímpica de Río de Janeiro 2016.

El conjunto de Julio 'Vasco' Olarticoechea se recuperó así de la caída 2-0 en el arranque ante Portugal (ya se metió entre los ocho mejores) y dirimirá su suerte en el grupo D de la competencia el próximo miércoles ante Honduras (3 puntos), en el estadio Mané Garrincha, de Brasilia.

Angel Correa (St. 1m.) y Jonathan Calleri (St. 25m.), dos de los mejores del conjunto que hoy vistió con camiseta azul y tuvo el respaldo de cientos de simpatizantes que se acercaron hasta el Engenhao Olímpico para demostrar la fidelidad de siempre, fueron los autores de los goles.

El conjunto argelino (0 puntos y eliminado) había marcado la paridad provisoria, con una conquista de Sofiane Bendebka (St. 18m.)

Los dos elencos concluyeron con diez hombres, a raíz de una muy floja labor del árbitro turco Cakir, quien expulsó mal a Víctor Cuesta, el capítán argentino, y a Ayoub Abdellaoui en Argelia.

Los primeros 45 minutos resultaron flojos, con una marcada predisposición de ambos por imprimirle vértigo a las acciones. Pero a los dos les faltó conexión y precisión, por lo que entonces el juego se desvaneció.

En ese contexto, Argentina lució mejor con un Correa que fue conductor e intentó desequilibrar con su repertorio de gambetas.

Pero al ex San Lorenzo le faltó compañía en un Jonathan Calleri demasiado aislado más un Cristian Pavón bastante desatento.

Inclusive el equipo africano encontró soluciones parciales por el costado derecho de la defensa albiceleste, con un José Luis Gómez muy permeable a que le hicieran el 2-1 por su sector.

Pero enseguida el factor predominante empezó a ser el juego cortado. Los dos conjuntos abusaron de la pierna fuerte y el árbitro Cuneyt Cakir no supo administrar con tarjetas esa creciente ola de brusquedades.

Con ese panorama, las chances para abrir la pizarra pasaban cuando los jugadores se animaban a pegarle al arco desde lejos. A los 11m., Correa metió un 'puntinazo' que se fue apenas desviado. Lo mismo ocurrió con Mauricio Martínez, pero sobre los 25m.

Página 6 de 79

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria

Could not open a directory stream for /var/www/clients/client207/web310/web/images/stories/show/