20 DE NOVIEMBRE DE 2017 |

Diego Hurtado: "Estados Unidos no entregaría la NASA a una empresa extranjera"

Lunes, 17 Julio 2017 13:14

En declaraciones al programa en A los botes, Diego Hurtado, director del Centro de Estudios de la Ciencia y la Técnica de la Unsam, afirmó que "La Ley de Promoción de la Industria Satelital aprobada por el Congreso argentino en 2015 habla de manera muy clara cuál debe ser la proyección de la industria satelital y cuál es el rol de la empresa ARSAT. En este sentido, en la carta de intención que ayer se hizo pública que firmaron la empresa norteamericana Hughes, que además tiene larga trayectoria en el sector defensa de los EE.UU., viene del año pasado", Rodrigo De Loredo (actual presidente de Arsat) había anunciado un acuerdo con esta empresa para prestar servicios a escuelas rurales. Aparentemente esto ya venía por debajo de la cuerda. Son las cosas que se venían haciendo en secreto cuando la empresa ARSAT es una empresa pública y deberíamos estar todos informados. En segundo lugar, en 2016 la empresa ARSAT le pide el plan de negocios a una consultora norteamericana"

"Claramente esto ya está considerando el sector satelital no como un sector estratégico, como lo considera cualquier país que se precie de cuidar su soberanía y cuidar los negocios de manera razonable para sus empresas y firmas nacionales. Poner un sector estratégico en manos de una consultora norteamericana habla de la tendencia hacia este resultado"

"El acuerdo le da el negocio a la empresa Hughes, que se queda con la carga útil del satélite, es decir, todo aquello que va dentro del satélite y que se utiliza en términos tecnológicos para la prestación de los servicios de telecomunicaciones. En términos estratégicos, el negocio se le da a la empresa Hughes"

"Arsat va a gestionar la posición orbital, se hablan de tres, dos de las cuales son las posiciones orbitales argentinas. La empresa Invap seguiría a cargo de la construcción del ARSAT 3, con lo cual no estaríamos perdiendo esta continuidad de aprendizaje en la construcción del tercer satélite geoestacionario, pero sí se desvirtúa todo el proyecto para que la Argentina pudiera poner en marcha un nuevo sector de la economía de alto valor agregado, que es por un lado la construcción de los satélites pero también tener la soberanía de dominar y tener el poder de decisión sobre el negocio de las comunicaciones satelitales y que esos negocios queden en manos de empresas nacionales para prestar servicios a América Latina y eventualmente América del Norte"

"En ese sentido, claramente es una política que tiene a dejar el negocio en manos de una empresa norteamericana, que va en la misma tendencia de lo que vienen haciendo de desregular el negocio de telecomunicaciones. Hay entre 8 y 10 satélites extranjeros compitiendo con lo que debería tener prioridad que son los dos satélites argentinos hoy en órbita"

"Decían que el ARSAT 1 y ARSAT 2 tenía un 70% de piezas extranjeras, pero lo que no decían era que en realidad el diseño es argentino. Cuando tenés el diseño en tus manos, sos el dueño de incorporar la tecnología que vos quieras o comprar a quien vos quieras. Eso es lo que se llama soberanía tecnológica, eso es lo que se venía cuidando hasta el fin del gobierno anterior con el ciclo de los satélites de ARSAT"

"El aprendizaje viene del sector nuclear con los reactores nucleares de investigación y fijate que hoy Macri va a Holanda y vende un reactor nuclear de investigación. ¿Cómo es que Macri puede ir a Holanda a vender un reactor nuclear de investigación que está en la frontera tecnológica? Tiene que ver con un aprendizaje que tratábamos de llevar con ARSAT"

"No hay nada mejor que la soberanía tecnológica para que nuestras empresas puedan hacer negocios de alto valor agregado, generar fuentes de trabajo, abrir un mundo de tecnología para nuestros ingenieros, para nuestros técnicos, para nuestros operarios, y eso significaba que en 5 o 10 años, Argentina podría estar, además de prestando servicios, exportando satélites de telecomunicaciones"

"Esta carta de intención que se firma con Hughes claramente relega el problema de la soberanía tecnológica. Esto hay que asociarlo a los negocios legítimos en el campo satelital. Son los negocios donde gana el país, el Estado y las empresas nacionales"

"El premio consuelo es que INVAP va a seguir construyendo satélites. Es un premio consuelo porque mientras INVAP conserva la construcción de ARSAT 3, el plan estratégico a mediano y largo plazo por el cual Argentina podía generar un nuevo sector de su economía de alto valor agregado, empieza a ser destruido por esta carta de intensión. Lo veíamos venir"

"El sector de tecnología es un sector estratégico y como tal tiene que ser incumbencia principalmente del Estado y el Estado decide la orientación estratégica. Estamos hablando de países que aplican una ideología de neoliberalismo fundamentalista pero en los sectores estratégicos el neoliberalismo de las economías centrales reconoce la primacía del Estado, que es quien toma la orientación en sus manos"

"Estados Unidos no entregaría la NASA a una empresa extranjera. Sería impensado que Alemania, Francia, EEUU, Japón o China entregaran las comunicaciones satelitales a una empresa de otro país. Sería un escándalo".

AUDIO

Fuente: A los botes (Lunes a viernes de 9 a 12 por FutuRock FM (no Futuro Rock), www.futurock.fm)
Conducción: Werner Pertot y Estefanía Pozzo.
Producción periodística: Matías Rosujovsky y Adrián Vigna.

compartir

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria