26 DE JUNIO DE 2017 |
Deportes

El seleccionado "Albiceleste" venció 1 a 0 al equipo encabezado por "Tite", en la ciudad australiana de Melborune. El gol fue convertido por Gabriel Mercado, a los 44 minutos de la primera parte.

El encuentro se jugó en el estadio Melbourne Cricket Ground ante más de 95 mil espectadores y gol de la victoria fue señalado por el defensor chubutense Gabriel Mercado, actual jugador del Sevilla español, a los 44 minutos del primer tiempo, en el momento de mejor producción del equipo "albiceleste".

Con ese resultado el elenco argentino dejó sin invicto a Brasil, que había ganado los nueve partidos que jugó desde que asumió Tité como entrenador, el 20 de junio de 2016.

La victoria sirvió para comenzar con buen respaldo el ciclo del santafecino Sampaoli, quien reemplazó en el cargo a Edgardo "Patón" Bauza y tendrá la misión de clasificar a la Argentina para el Mundial de Rusia del año próximo, ya que ese es el real objetivo cuando restan cuatro fechas para concluir las Eliminatorias Sudamericanas.

Además, Argentina igualó en Melbourne el historial con Brasil, ahora con 37 triunfos para cada uno, más 25 empates luego de haberse enfrentado en 99 ocasiones.

El segundo amistoso de Argentina será el martes 13 de junio próximo ante Singapur, sin el capitán Lionel Messi, quien regresará a su país en las próximas horas.

El amistoso en Melbourne dejó claro que Argentina está en formación, pese a que los nombres son casi los mismos que en el ciclo anterior, aunque la idea claramente es otra, mucho más ofensiva, y también que el rival al que enfrentó está más armado y dio ventajas al prescindir de su estrella Neymar, de los probablemente mejores laterales del mundo, el derecho Dani Alves y el izquierdo Marcelo, más Miranda y Marquinhos.

En ese contexto, el equipo de Sampaoli tomó la iniciativa e intentó distribuir la pelota a lo ancho de la cancha con José Luis Gómez y Di María bien abiertos, y más adelantados Lucas Biglia, Ever Banega, Lionel Messi y el cordobés Paulo Dybala, con Gonzalo Higuaín como único punta definido.

La idea inicial de presionar bien arriba para recuperar rápido la pelota que mostró Argentina fue coincidente con la de Brasil, así en el inicio había pocos espacios y Messi, demasiado apretado, no podía marcar diferencias, en un punto que deberá mejorarse sí o sí para que el crack rosarino tenga mayor influencia en el equipo, tanto en el armado como en la definición de las jugadas.

La primera emoción del partido llegó del lado de Argentina a los cinco minutos con un pase entre líneas del cordobés Dybala para Di María, quien estrelló su 'zurdazo' en el palo derecho con el arquero Weverton sin poder llega a la pelota.

Brasil, con mayor precisión en los pases, y también más capacidad para triangular, comenzó a dominar de a poco y tuvo sus ocasiones, primero con un desborde de Coutinho que despejó Otamendi cuando Gabriel Jesús se relamía en el área y luego con una subida de Fagner que Paulinho remató con clase pero por encima del travesaño.

Argentina se diluía en sus buenas intenciones, reflejadas en el trato de la pelota y en la forma (siempre a ras del piso) y la presión alta, pero dejaba espacios atrás y así Brasil tuvo otra ocasión clara con un desborde de William (le ganó la espalda al debutante José Luis Gómez) que no fue gol por poco, ya que llegó justo Biglia para salvar cuando se disponía a anotar Coutinho, quien favoreció el cierre porque demoró el remate.

Así, con Brasil consolidado en su funcionamiento y Argentina con el suyo en construcción, el partido se emparejó hacia el final de la etapa y a los 38 minutos un remate de Di María que Weverton desvió con esfuerzo al tiro de esquina fue la segunda llegada argentina, que repitió a los 42 minutos con otro desborde del ex jugador de Rosario Central que definió Dybala con un 'zurdazo' medido que pasó cerca del ángulo superior derecho cuando no llegaba el arquero brasileño.

El gol de Argentina se produjo sobre el final, a los 44 minutos, con un centro desde la izquierda de Di María que encontró a Otamendi, cuyo cabezazo dio en el palo y Mercado, solo debajo del arco, anotó el primer gol en la era Sampaoli.

En el segundo tiempo, Argentina descansó en la ventaja y armó una línea de cuatro con el ingreso de otro debutante, Nicolás Tagliafico (se integró a Mercado, Maidana y Otamendi, que en la etapa inicial habían jugado con tres en el fondo) y también ingresó el tucumano Joaquín Correa, el ex jugador de Estudiantes de La Plata que fue dirigido por Sampaoli en el Sevilla.

La decisión de Sampaoli fue fuerte, ya que decidió jugar sin delanteros cuando sacó de la cancha a los dos atacantes de la Juventus, Higuaín y Dybala, dejó al equipo a expensas de lo que pueda hacer Messi y el siempre inquieto Di María.

Un remate débil de Correa fue la aproximación más clara de Argentina, que quedó a merced de un Brasil que creció de la mano de Willian y Paulinho, y tuvo tres chances clarísimas para igualar, la última increíble con una acción en la que le pelota pegó dos veces en los palos.

Un error en la salida tras un mal pase de Tagliafico, derivó en Gabriel Jesús en una jugada que no fue gol por poco y un remate de Coutinho fue conjurado por Sergio Romero, cuya figura crecía y crecía.

La más clara fue con un mano a mano de Jesús, quien eludió a Romero y su remate dio en el palo derecho, la pelota derivó en Willian y el suyo dio en el poste izquierdo, hasta que Biglia tomó la pelota y la sacó de la cancha para superar ese momento en que la suerte se alió de los argentinos.

Argentina, ya sin elaboración ni apetito ofensivo, soportó el asedio brasileño hasta el final con la firmeza de "Chiquito" Romero, en una buena señal, mientras que en lo negativo fue que jamás encontró la forma de que Messi se sintiera cómodo y así el crack del Barcelona influyó poco y nada.

El final desató el festejo medido de Argentina, en un partido en el que tuvo como saldo favorable que se le ganó a Brasil, lo que no es poco, aunque quedó claramente expuesto que no siempre podrá sostenerse en Romero y la ayuda de los palos, en un ciclo de Sampaoli que apunta a mantener al equipo en los primeros planos del fútbol mundial.

En el próximo compromiso ante Singapur no estarán Messi, Otamendi y el inexpresivo "Pipita" Higuaín, y habrá que ver si de una vez por todas puede jugar Mauro Icardi, el capitán del Inter de Italia que fue relegado una y otra vez, pero al que Sampaoli citó para que aporte su capacidad en el ataque, una de las grandes falencias del equipo.

Fuente: Télam

La FIFA sancionó con mucha dureza a Lionel Messi, que no estará presente frente a Bolivia, Uruguay, Venezuela y Perú, por haber insultado al árbitro asistente brasileño Emerson Augusto de Carvalho ante Chile por las Eliminatorias Sudamericanas.

El comunicado de la FIFA expresa lo siguiente:

La Comisión Disciplinaria de la FIFA, en aplicación de los artículos 77 a) y 108 del Código Disciplinario de la FIFA (CDF), tomó la decisión siguiente relativa al caso del futbolista argentino Lionel Messi tras un incidente que se produjo durante el partido clasificatorio de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™ disputado entre Argentina y Chile el 23 de marzo de 2017:

Se considera culpable al futbolista Lionel Messi de haber violado el art. 57 del CDF al pronunciar palabras injuriosas contra un árbitro asistente.

En consecuencia se suspende al jugador Lionel Messi por cuatro partidos oficiales y se le impone una multa de 10 000 CHF. El primer partido en el que se aplicará la sanción será el próximo encuentro de la competición preliminar de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™ entre Bolivia y Argentina, que se disputará en el día 28 de marzo de 2017. El resto de la sanción deberá ser cumplida en los siguientes partidos de Argentina en la competición preliminar del Mundial.

Esta decisión refleja la jurisprudencia constante que la Comisión Disciplinaria de la FIFA ha venido aplicando con anterioridad en casos análogos.

La decisión se ha comunicado el 28 de marzo al jugador y a la Asociación de Fútbol Argentino.

Lionel Messi, capitán del seleccionado, recibió cuatro fechas de suspensión por parte de la FIFA.

Fuente: Télam

En una conferencia de prensa conjunta del plantel y el cuerpo técnico, ecabezada por Messi, el plantel argentino decidió no hablar más con la prensa por las acusaciones a Lavezzi.

Durante una improvisada mini rueda de prensa, Messi, acompañado por todos los integrantes del plantel, el entrenador Edgardo Bauza y el titular del Comité de Regularización, Armando Pérez, informó que "les comunicamos que no hablaremos más con la prensa, porque en los últimos días recibimos muchas acusaciones y mucha falta de respeto hacia nuestras personas".

"Sabemos que muchos de Ustedes (por los periodistas) no tienen la culpa, pero todo se puede soportar menos que se metan con la vida personal. Por éso, preferimos hablar antes de emitir un comunicado, pero no vamos a hablar más con la prensa", añadió Messi, quien no aclaró si la medida era temporaria o definitivo.

El plantel argentino decidió no hablar más con el periodismo "por la falta de respeto a sus integrantes".

El crack del Barcelona explicó además que "hay cosas que no se pueden soportar. La acusación al Pocho (por Ezequiel Lavezzi) es muy grave y si no salimos a decir nada la gente se piensa que es verdad".

Lavezzi fue acusado por un periodista de "fumar porros" en la concentración argentina, situación que llevó al ex atacante de San Lorenzo de Almagro y Estudiantes de Buenos Aires a iniciar acciones contra el mencionado hombre de prensa (Gabriel Anello de Radio Mitre), para que ratifique o rectifique la denuncia.

Por último, Messi aseguró que "estamos acá para dar la cara, disculpen la desprolijidad pero teníamos la necesidad de comunicar esta decisión de no dar más notas con el periodismo".

El rosarino anotó a los 42 minutos del primer tiempo su tanto 56 en el equipo nacional y el 1 a 0 ante "La Celeste" por la séptima fecha de las Eliminatorias rumbo a Rusia 2018. Expulsado Dybala.

El gol del conjunto albiceleste lo convirtió Messi a los 42 minutos del primer tiempo, período en el que Paulo Dybala, en su primer encuentro como titular, se fue expulsado a los 46m.

Argentina, que sumó su cuarto triunfo consecutivo, tras vencer a Colombia (1-0), Chile (2-1), Bolivia (2-0) y Uruguay (2-0), llegó a 14 puntos en el certamen continental.

En tanto, el equipo que dirige Oscar Tabárez, que venía de golear a Chile (3-0), empatar ante Brasil (2-2) y derrotar a Perú (1-0), quedó en el segundo lugar, junto a Ecuador, que más temprano perdió ante el elenco brasileño por 3-0, de visitante, y Colombia, que venció a Venezuela por 2-0, de local.

El estadio Malvinas Argentinas, que pese al frío presentó un marco extraordinario con cerca de 43 mil hinchas en las tribunas, fue el escenario en donde el 'Patón' Bauza tuvo su bautismo exitoso como técnico del seleccionado.

El hombre nacido en Granadero Baigorria el 26 de enero de 1958, que sustituyó al rosarino Gerardo Martino (renunció el pasado 5 de julio por la crisis institucional que aún atraviesa el fútbol argentino, y poco después de haber perdido la final de la Copa América Centenario ante Chile, en los Estados Unidos) apostó a un esquema ofensivo, con el 4-2-3-1, pero al equipo le costó generar juego.

En eso tuvo mucho que ver el planteo defensivo de Uruguay, un 4-1-4-1, que presionó en la mitad de la cancha y le quitó espacios a Argentina.

El conjunto de Bauza falló en algunos aspectos de juego, intentó construir una sociedad futbolística -sin éxito- entre Messi y Dybala y por momentos se repitió en atacar por la izquierda con Ángel Di María, que nunca entendió el juego. Así Lucas Pratto, el debutante, quedó aislado.

A los 31, sin embargo, un remate desde afuera del área de Dybala se estrelló en el palo izquierdo del arco defendido por Fernando Muslera y el rebote dio en el guardameta y casi significa la apertura del marcador.

Ya en el tramo final del primer tiempo, comenzó a ponerse el equipo al hombro el astro Messi, el mejor jugador del planeta y que había renunciado al seleccionado argentino el 26 de junio pasado, frustrado tras perder con Chile por 4-2 en los penales -luego de empatar sin goles al cabo de 120 minutos de juego-, la final de la Copa América Centenario Estados Unidos 2016, pero luego cambió su decisión.

A los 40 minutos, José María Giménez evitó el gol de la ´Pulga', tras una buena jugada colectiva, y a los 42 el mismo zaguero central contribuyó desviando el balón tras un remate del '10' para que marcara el 1-0 y su gol número 56 en el seleccionado argentino.

Messi, el eje de todas las miradas antes, durante y después del partido, no dio muestras de las molestias en el pubis que le impidieron trabajar con normalidad en la semana, aunque al final reconoció que le persiste el dolor y que jugó porque no quería perderse la posibilidad de volver a vestir la celeste y blanca.

La súper estrella de Barcelona de España volvió a convertir, tal como sucedió la última vez que se enfrentaron Argentina y Uruguay en Mendoza, en el 3-0 del 12 de octubre de 2012 en un partido por Eliminatorias para el Mundial de Brasil 2014.

De todas maneras, la tarjeta roja -apresurada- a Dybala, sobre el final de la primera etapa, complicó al equipo de Bauza y a la vez empañó un correcto arbitraje del chileno Julio Bascuñán.

En el segundo tiempo, el desarrollo del juego cambió: Uruguay se adelantó y Argentina, si bien no se replegó, sí achicó los espacios entre líneas.

No obstante, Messi, con toda su magia, a los 7 minutos generó una falta sobre el sector izquierdo y él mismo pateó el tiro libre que fue desviado por Muslera cuando se le metía al ángulo.

El crack rosarino fue la figura de la cancha, pero las tareas de Javier Mascherano y Ramiro Funes Mori, aclamado por el público por haber nacido en Mendoza, fueron excepcionales.

El volante santafesino fue la salida limpia y la rueda de auxilio en la mitad de la cancha, además de ser el nexo y equilibrio del equipo; en tanto que el zaguero central mendocino fue el pilar de una defensa que no lució sólida.

El 'Maestro' Oscar Tabárez intentó torcer el rumbo del partido con los ingresos de dos enganches, Cristian Rodríguez y Gastón Ramírez, pero no hubo conexión con Luis Suárez y Edinson Cavani, los dos puntas uruguayos.

Bauza, por su parte, mandó a la cancha a Lucas Alario, otro debutante, por Pratto, y el ex River mostró oficio en el manejo de la pelota y entrega a la hora de marcar, al igual que el ex Vélez, que dejó el campo de juego agotado.

Argentina no brilló, pero siempre buscó, y cuando no pudo jugar, luchó y dejó el alma y corazón en la cancha. El triunfo fue justo y merecido. Y Messi se llevó todos los aplausos.

= Síntesis =

Argentina: Sergio Romero; Pablo Zabaleta, Nicolás Otamendi, Ramiro Funes Mori y Emmanuel Mas; Lucas Biglia y Javier Mascherano; Lionel Messi, Paulo Dybala y Ángel Di María; Lucas Pratto. DT: Edgardo Bauza.

Uruguay: Fernando Muslera; Jorge Fucile, José María Giménez, Diego Godín y Gastón Silva; Carlos Sánchez, Mathías Corujo, Egidio Arévalo Ríos y Nicolás Lodeiro; Luis Suárez y Edinson Cavani. DT: Oscar Tabárez.

Gol en el primer tiempo: 42m. Messi (A).

Cambios en el segundo tiempo: 15m. Cristian Rodríguez por Lodeiro (U); 24m. Gastón Ramírez por Sánchez (U), 25m. Lucas Alario por Pratto (A); 39m. Nicolás Gaitán por Di María (A); y 41m. Diego Rolán por Fucile (U);

Amonestados: Di María (A). Fucile, Cavani, Giménez, Lodeiro y Ramìrez (U).

Incidencia en el prmer tiempo:46m. expulsado Dybala (A).

Estadio: Malvinas Argentinas de Mendoza.

Árbitro: Julio Bascuñán (Chile). Asistentes: Marcelo Barraza y Christian Shiemann (ambos de Chile).

Fuente: Télam

Página 1 de 26

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria

Could not open a directory stream for /var/www/clients/client207/web310/web/images/stories/show/