22 DE FEBRERO DE 2018 |
Deportes

El juez de instrucción en lo criminal Luis Zelaya desestimó por inexistencia de delito una denuncia penal y sostuvo que se trata de un tema de competencia comercial, en un fallo que ya fue apelado y debe resolver la Cámara del Crimen, informaron fuentes judiciales.

"Todo parece girar en derredor de la disconformidad de los denunciantes con la aparición de un competidor comercial. Sin embargo, todo indica también que este fuero penal no es la vía apropiada para resolver el conflicto", sostuvo Zelaya en su fallo al desestimar la denuncia penal, dijeron las fuentes.

El fallo del magistrado ya fue apelado por el estudio de abogados Cúneo Libarona, en representación de los taxistas y el tema será resuelto por la sala V de la Cámara del Crimen.

En el fallo de primera instancia Zelaya dio la razón al fiscal del caso, Jorge Ballestero, quien había dictaminado a favor de archivar la denuncia por inexistencia de delito.

“Más allá de la conflictividad que -sobre todo mediáticamente- ha desatado la aparición de UBER, lo concreto, lo real, es que, no se observa que en la vida cotidiana de los porteños se haya visto alterada la regularidad y eficiencia del servicio público de transporte individual de pasajeros ni cualquier otro, por cierto”, sostuvo el juez.

Para Zelaya los choferes de Uber realizan "una actividad comercial lícita" con posibilidad de cometer faltas administrativas o de tránsito que no son delitos penales.

Los 33 choferes de Uber habían sido denunciados por supuesto "entorpecimiento del transporte, desobediencia, competencia desleal, instigación a cometer delitos y asociación ilícita”.

“No parece lógico que la intención de los acusados esté o haya estado orientada a entorpecer el transporte al que pretenden sumar sus servicios”, concluyó Zelaya en el fallo.

Fuente: Télam

El ministro de Justicia, Germán Garavano, afirmó este lunes que la Justicia "debería hacer un balance respecto a la demanda de la comunidad" y dijo que a algunos magistrados "les falta autocrítica" y "no están acostumbrados a tolerar las críticas".

"La Justicia debería hacer un balance respecto a la demanda de la comunidad. Me parece que falta autocrítica y no están acostumbrados a tolerar las críticas", dijo el ministro de Justicia en declaraciones a radio La Red, en las que señaló que, no obstante, "la mayor parte de los jueces son honestos y bien intencionados".

Garavano indicó que el hecho de que "el sistema judicial tenga deficiencias estructurales no quiere decir que haya jueces y fiscales que trabajen y lo hagan muy bien, con los pocos recursos que tienen, pero hay otros jueces a los que les gusta el protagonismo o por casos escandalosos terminan saliendo en los diarios".

En este marco, aclaró que, "por un caso de un juez con una mirada equivocada que deja en libertad a una persona, hay muchos otros que no se visibilizan desde los medios donde se resuelven bien las cosas".

"Hay que ser cuidadosos y saber que es una minoría la que ve su rol en la justicia como una cuestión revolucionaria o de discusión ideológica y no en términos del trabajo que tienen que realizar y por el cual la comunidad les paga su salario", afirmó.

Por otra parte, al ser consultado sobre el incendio que sufrió la semana pasada la sede del Tribunal Oral Federal (TOF) 3 de San Martín, Garavano reiteró que "es un hecho aislado pero grave" y tiene que ver con que "las cosas están cambiando".

"Es un hecho de una gravedad muy profunda por el mensaje que implica al tribunal y hacia la gobernadora (bonaerense María Eugenia Vidal), y se da por el avance de las investigaciones. Cada vez vamos a ver más (este tipo de incidentes) en la medida que se logre avanzar sobre estas organizaciones que en los últimos años no tuvieron control", concluyó.

Fuente: Télam

La Cámara Federal rechazó reabrir la investigación de la denuncia por el presunto encubrimiento de los imputados iraníes de la causa AMIA que el fallecido fiscal Alberto Nisman había presentado contra la ex presidenta y otros funcionarios.

La Cámara Federal rechazó este martes reabrir la investigación de la denuncia por el presunto encubrimiento de los imputados iraníes de la Causa AMIA que el fallecido fiscal Alberto Nisman había presentado contra la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y otros funcionarios.

La Sala I de la Cámara, integrada por los jueces Jorge Ballestero y Eduardo Freiler, ratificó la decisión que había adoptado el juez federal Daniel Rafecas cuando desistió de reabrir la denuncia que el ex titular de la UFI AMIA presentó el 14 de enero del 2015, cuatro días antes de morir.

Los camaristas Freiler y Ballestero emitieron un fallo de 32 páginas en el que sostuvieron que no había surgido elementos nuevos que permitieran reabrir la denuncia que ya había desestimada por "inexistencia de delito", fallo que había sido confirmado por la Cámara el año pasado.

En su voto, el juez Freiler remarcó la "inexistencia de `elementos novedosos´ idóneos para alterar el temperamento desestimatorio oportunamente adoptado" para la denuncia en la que Nisman acusó a la ex presidenta de pergeñar una maniobra para garantizar la impunidad de los ciudadanos iraníes acusados de idear el atentado contra la AMIA ocurrido en 1994.

Nisman había denunciado que para generar esa situación de impunidad se había orquestado la firma del Memorandum de Entendimiento con Irán y que del diseño y la ejecución del presunto plan delictivo habían participado, entre otros, el ex canciller Hector Timeram y el diputado nacional Andrés Larroque.

El pedido de reabrir la denuncia de Nisman fue presentado por la DAIA a partir de dos presuntos nuevos elementos: la grabación una llamada entre Timerman y el ex titular de la AMIA, Guillermo Borger en la que ambos se referían a la supuesta responsabilidad de Irán en el atentado, y el hecho de que el Memorándum de Entendimiento fue declarado inconstitucional.

Al pedido de la DAIA se sumó el fiscal ante la Cámara, Germán Moldes, quien sostuvo que la decisión de la Sala I debía ser declarada "nula", entre otras cosas, porque Freiler y Ballestero habían utilizado argumentos distintos la primera vez que coincidieron en que era correcto confirmar la decisión de Daniel Rafecas de desestimar la denuncia de Nisman.

Al referirse a la inconstituicionalidad del pacto celebrado entre Argentina e Irán, Ballestero sostuvo que no modifica el escenario porque ya lo había contemplado en su primera intervención y que la confirmación no hace más que solidificar aquel voto.

"El Memorándum de Entendimiento pudo ser un fracaso para la diplomacia argentina, un error para los anales legislativos, una desilusión para quienes creyeron ver en su texto el avance de la investigación por el atentado, pero de allí a ver forjado en él un maquiavélico plan por encubrir a los responsables de las cientos de víctimas de la voladura de la AMIA existe un abismo", sostuvo Ballestero, haciendo referencia a su fallo anterior.

Sobre la conversación telefónica entre el entonces Timerman y Borger, sostuvo: "La culpabilidad
de Irán en la voladura de la AMIA no es sino la posición que la República Argentina viene sosteniendo desde hace años, no sólo en el orden interno, sino también en el ámbito internacional, ya en las gestiones del propio Fiscal Nisman ante Interpol, o bien por los Primeros Mandatarios ante las Naciones Unidas".

El camarista Freiler sostuvo que en aquel diálogo telefónico cuya grabación nadie se atribuyó "ambos polemizan en torno a la firma del Memorándum de Entendimiento, esgrimiendo, cada uno de ellos, la misma postura que luego defendieron en público, tal como lo admitió Borger" al testificar en otra causa que tramita el juez federal Claudio Bonadio.

Los miembros de la Sala I confirmaron también la decisión de Rafecas de no aceptar a la DAIA como quierellante dado que a partir de la denuncia de Nisman no se abrió una causa judicial ya que fue desestimada por "inexistencia de delito".

Fuente: Télam

La magistrada consideró que "es un fallo de un retroceso bastante importante", y cuestionó que la Corte haya basado su decisión en la falta de legitimación de las entidades que presentaron las medidas cautelares ante la Justicia de La Plata.

La jueza federal de San Martín, Martina Forns, consideró este miércoles que el fallo de la Corte Suprema de Justicia que habilitó la suba de tarifas de energía eléctrica en la provincia de Buenos Aires "no trata la cuestión de fondo", y manifestó su malestar porque el máximo tribunal le endilgó que está desprestigiando al Poder Judicial.

En declaraciones a radio Vorterix, la magistrada que frenó la suba de las tarifas de electricidad consideró que "es un fallo de un retroceso bastante importante", y cuestionó que la Corte haya basado su decisión en la falta de legitimación de las entidades que presentaron las medidas cautelares ante la Justicia de La Plata.

Además, objetó que el máximo tribunal le endilga que está desprestigiando al Poder Judicial, y al respecto enfatizó que "es una cuestión insólita" y que "esto no tiene precedentes en un fallo".

"Hace 37 años que trabajo en el Poder Judicial", dijo la magistrada, y agregó que "tengo mi declaración de bienes puesta a publicidad".

También dijo que "toda la prensa" conocía de antemano el fallo y, al referirse a las críticas que recibe por sus fallos. alertó que "hay todo un sector que está haciendo una caza de brujas". (Télam)

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria