26 DE ABRIL DE 2017 |

El ministro de Justicia, Germán Garavano, afirmó que para la remoción de la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, “hay un proceso de juicio político en el Congreso”, pero aclaró: “yo creo que el juicio político no es la forma de remoción", en un repotraje que se publicó este domingo en el diario El Tribuno, de Salta.

Garavano explicó que el juicio político para la remoción de Gils Carbó "es una ley de algún modo inconstitucional, que asigna procesos de remoción que no están previstos constitucionalmente. En el caso del juicio político para la Procuradora se pudo haber incluido eso en la reforma constitucional y no se hizo".

Más allá de eso, agregó, "está en manos del Congreso, tanto el juicio político como la Comisión Bicameral de Seguimiento, como la posibilidad de modificar la ley de Ministerio Público que para nosotros sigue siendo muy importante para poder avanzar en una reforma del sistema de Justicia Penal. Yo creo que eso no es una debilidad sino una fortaleza del Gobierno el hecho de que se respeten las instituciones más allá de las críticas profundas que tenemos hacia la Procuradora”.

Por otra parte dijo que “apretar jueces fue una política del Gobierno anterior que se verificó en numerosas situaciones”.

Expresó que los términos “apretar jueces” –que se oye en una escucha a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner- es “bastante clara y no hay mucho que interpretar” y reafirmó que fue una política del kirchnerismo “que se verificó en numerosas situaciones, incluso en proyectos de ley y distintas acciones. Claramente ese no es el camino para un mejor país ni para una mejor justicia”.

Para el gobierno del presidente Mauricio Macri “no hemos hecho ni ataques ni referencias a ninguno de los magistrados, ya sean jueces o fiscales”, afirmó.

Consultado sobre las denuncias de la ex Presidenta sobre persecución política, Garavano respondió: “Eso no es así, hay una sobreactuación para tratar que la discusión sea netamente política”,  incluso –dijo- todas estas filtraciones de viejas escuchas que llevan a discutir generalidades.

Garavano advirtió luego que la Justicia “tiene problemas estructurales y tiene problemas para investigar los hechos de corrupción. El Gobierno siempre ha señalado la necesidad de que los casos judiciales se eleven a juicio, me parece que el desafío del sistema judicial es elevar los casos a juicio para que en juicio oral el fiscal demuestre la responsabilidad de los funcionarios o en definitiva queden absueltos en relación a los hechos sobre los cuales se los investigó. Esa es la gran deuda pendiente de la Justicia”, afirmó.

Sobre la detención de Milagro Sala, líder de la Tupac Amaru,  en Jujuy, que ya lleva más de un año, el ministro de Justicia aclaró que “es un caso de una justicia provincial, obviamente el Gobierno no tiene injerencia ni en la justicia nacional ni en la justicia provincial. De todas formas el caso hoy ya ingresó a la Corte Suprema de Justicia de la Nación y es ella la que ahora resolverá sobre la detención o no de Milagro Sala o la posible morigeración de la prisión preventiva; son las distintas alternativas que tiene la Corte para abordar”.

“La situación de Milagro Sala no es diferente a la de otros detenidos”, aclaró.

Por otra parte sobre el proyecto de la Ley de Responsabilidad Penal Juvenil afirmó que “es un tema estructural y troncal que lo venimos trabajando” como “tantas otras que tenemos vinculadas al delito y los jóvenes. Nosotros estimamos que para el mes de mayo más o menos va a haber un proyecto de ley ya finalizado. Si logramos consenso político enviaremos el proyecto al Congreso para que se debata. Nos parece central contar este año con un nuevo régimen penal juvenil”, completó.

Fuente: Télam

El designado ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne dijo que hay que revisar la carga impositiva en relación a los salarios y a la producción que formarían parte de una reforma tributaria integral que le presentará al presidente Macri.

El designado ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, afirmó que está estudiando la posibilidad de reducir los impuestos al trabajo que, dijo, frenan la creación de empleo y el impuesto a los ingresos brutos, que se cobra en cascada y afecta a la actividad productiva.

"Estamos viendo el IVA y el impuesto al cheque, que son impuestos que también afectan la actividad productiva; en particular el primero, que tiene un valor muy alto en relación a lo que recauda", dijo a Infobae.

Respecto del gasto público, respondió a La Nación: "Nuestro objetivo este año es cumplir con el Presupuesto. Y el nivel del gasto público está determinado allí. Para adelante pensamos que tenemos una tarea estratégica de pensar en cómo se recauda y gasta".

Dujovne concedió entrevistas este lunes a los principales diarios nacionales: La Nación, Clarín, Página 12, Cronista, Ambito Financiero y a Infobae, donde expresó que su principal preocupación pasa por una reforma integral de los impuestos y cumplir con el Presupuesto pautado para este año.

Sobre los impuestos al trabajo explicó que "sin duda, los aportes patronales que deben hacerse al Estado por cada trabajador son altos con respecto a los niveles que se registran en el resto del mundo y explican, en parte, por qué la Argentina tiene hoy 35% de empleo negro. Empezaremos a encarar una reforma tributaria junto con una reestructuración de la administración pública reduciendo secretarías y subsecretarías y unificando objetivos y tareas", explicó a Infobae.

Sobre las razones por las cuales no prorrogaron la devolución del IVA (del 5%) por el uso de tarjetas de débito explicó a Infobae: "La medida tenía un elevado costo fiscal y no cumplía su propósito de desalentar el uso de efectivo. Se beneficiaba a un solo sector de la sociedad que no lo necesita".

En tanto a La Nación le dijo que “era un subsidio a los usuarios (...) y no era el más eficiente en términos de equidad” y además, agregó, "estamos tratando de impulsar el uso del dinero electrónico, que no es sólo la tarjeta de débito”.

Consultado sobre si existe alguna medida en agenda para compensar el impacto de esta decisión en la economía de la gente, el designado ministro de Hacienda respondió: “Acabamos de hacer una rebaja gigante en Ganancias, que ahora se llama impuesto a los ingresos. Vamos a remover el avispero y vamos ver unas cosas que juegan para un lado y otras para el otro. Es muchísimo más fuerte el impacto de Ganancias que el de las tarjetas de débito”.

Sobre la reforma  impositiva integral dijo a La Nación: “Mi obsesión es lograr bajar el nivel de informalidad de la economía argentina. El 35% es informal, en buena medida porque hay algunos sectores que no pueden enfrentar la carga tributaria. Los impuestos al trabajo son ridículos. Tenemos una sobretasa del 40% por encima del salario de bolsillo, entre las contribuciones personales y patronales”, y “sobre eso, después el empleado tiene Ganancias”.

“La proporción de la carga impositiva en relación al salario de bolsillo es muy grande y atenta en contra de la formalidad. El impuesto al cheque también atenta en contra de la formalidad. Tenemos muchos objetivos fiscales a la vez”, expresó.

Fuente: Télam

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria

Could not open a directory stream for /var/www/clients/client207/web310/web/images/stories/show/