24 DE OCTUBRE DE 2017 |

 El diario estadounidense The New York Times publicó un duro editorial contra el Ejecutivo de Mariano Rajoy por la violencia utilizada por los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil para impedir la celebración del referéndum de autodeterminación en Catalunya.

"La brutalidad de la Policía española el domingo en su misión para impedir el referéndum de secesión catalán tuvo su mayor éxito profundizando la crisis política", escribe el periódico estadounidense.

"Cataluña muestra el fracaso de España en crear un Estado federal moderno".

Para el autor del artículo de The New York Times, Roger Cohen, Rajoy "tenía la ley de su lado, pero ahora Barcelona tiene las imágenes de televisión y la solidaridad y simpatía que generan, haciendo que el primer ministro parezca un matón intransigente y alejando la posibilidad de una solución política al conflicto".

La jornada electoral se saldó con 893 personas atendidas por los médicos debido a agresión policial, según el Departamento de Salud catalán; por su parte, el Ministerio del Interior de España menciona que hay 431 agentes heridos.

El primer ministro italiano le presentó la renuncia al presidente Sergio Mattarella, tras la derrota en el referendum de ayer. El jefe de Estado le pidió que continuase en el cargo hasta la aprobación del presupuesto prevista para esta semana.

El primer ministro de Italia, Matteo Renzi, le presentó hoy la renuncia al presidente Sergio Mattarella, como había adelantado públicamente tras la derrota por casi 20 puntos que sufrió ayer en el referéndum sobre la reforma constitucional que impulsaba. Sin embargo, el jefe de Estado le pidió que continuara hasta la aprobación del Presupuesto, previsto para esta semana. Antes, Renzi había encabezado su última reunión de gabinete antes de formalizar su anunciada dimisión tras la dura derrota que sufrió ayer en el referéndum constitucional, a la que había atado su continuidad en el cargo.

Renzi convocó a sus ministros a las 18.30 de Roma (14.30 de Argentina) para la reunión 143 en sus 1.017 días como premier, y tras la reunión tenía previsto presentar su renuncia al presidente de la República, Sergio Mattarella.

"Perdí yo, mañana reuniré al Consejo de Ministros para agradecerles y luego llevaré la renuncia al Quirinale", había adelantado Renzi ayer tras la derrota en el referéndum en el que, por 59,1% a 40,9%, Italia rechazó su reforma constitucional.

De todas formas, más allá de que el premier, de 41 años, presente su dimisión este mismo lunes, fuentes del Senado adelantaron a Télam que existe la posibilidad de que se mantenga en su cargo hasta el viernes para que la Cámara Alta pueda aprobar la ley de presupuesto para el año que viene.

Luego de que presente la renuncia, Mattarella deberá optar entre un llamado a elecciones inmediatas, como reclaman el Movimiento Cinco Estrellas y la Liga Norte; pedir al Parlamento la aprobación de una ley electoral y luego convocar al voto, como reclama Fuerza Italia; o pedir a alguna figura que encabece un gobierno hasta terminar el mandato de Renzi, previsto hasta 2018.


    

La mayoría de los británicos decidieron este jueves abandonar la Unión Europea, en un referéndum no vinculante que obligó al primer ministro, a presentar su renuncia y jaqueó a todo el bloque ante la presencia cada vez más notable de la ultraderecha euroescéptica en todo el continente.

La opción del Brexit (abandonar la UE) se impuso con un 52% frente al 48% de los británicos que eligieron la opción de permanecer en el bloque, al que llevan 43 años vinculados.

Unos 30 millones de personas -el 72,1% del padrón- acudieron a las urnas pese a las fuertes lluvias que azotaron al país para votar en un referéndum que, si bien no es vinculante, se espera que el Parlamento lo refrende ya que es poco probable que las autoridades decidan actuar en contra de la voluntad popular.

Una hora después de que la Comisión Electoral anunciara los resultados, Cameron compareció ante las puertas de su despacho de Downing Street y, con la voz entrecortada, anunció que ya le habían informado a la Reina Isabel II que presentaba su renuncia aunque aclaró que entregará el mando en octubre, durante la reunión anual del Partido Conservador en Birmingham.

El premier aclaró que de momento no habrá modificaciones en el libre movimiento de ciudadanos, mercancías y servicios y explicó que quedará en manos del futuro primer ministro encarar las negociaciones con Bruselas para activar el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que establece el proceso sobre la retirada de un Estado miembro de la UE.

Sin embargo, opinó que la voluntad popular debe ser respetada.

Fue el propio Cameron quien convocó el referéndum en febrero pasado luego de renegociar el status del país dentro del bloque y obtener la incorporación de una serie de reformas, entre ellas un límite al acceso a las ayudas sociales para los europeos recién llegados.

Los defensores de mantenerse dentro del bloque celebraron la noticia, que han calificado como "una oportunidad gloriosa" que les permitirá recuperar su "voz en el mundo", según el ex alcalde de Londres, Boris Johnson, una de las principales caras de la campaña a favor del Brexit.

Otra de las caras visibles del Brexit es el líder del ultraderechista Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP), Nigel Farage, quien luego de celebrar el resultado del referéndum, reconoció que su promesa de que la salida del bloque proporcionaría 350 millones de libras semanales al Servicio Nacional de Salud era falsa.

"No puedo garantizar que ese dinero vaya a la NHS y eso es algo que nunca diría. Creo que es uno de los errores que cometió la campaña por el "Leave", dijo este viernes Farage en el programa Good Morning Britain, de la cadena ITV.

El triunfo del Brexit pone en riesgo el liderazgo del líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, acusado de haber hecho una pobre campaña a favor de la permanencia en la UE y de haber volcado a numerosos votantes laboristas a respaldar la salida del bloque.

Corbyn ha tenido una postura euroescéptica aunque no por la negativa a la integración o a la llegada de inmigrantes sino por algunas políticas neoliberales que ha aplicado el bloque, entre ellas el tratado de comercio con Estados Unidos, la protección a los paraísos fiscales y el castigo a los derechos de los trabajadores.

Sin embargo, el asesinato de la diputada laborista Jo Cox el jueves pasado impulsó a Corbyn a respaldar la permanencia en el bloque pese a no ser "un enamorado de la UE".

En sus declaraciones de este viernes, Corbyn dijo que el actual gobierno debe actuar cuanto antes para estabilizar la libra, que ha llegado a caer un 10 % frente al dólar y achacó el triunfo del Brexit al "descontento de muchas comunidades con los recortes" de los conservadores.

Los primeros resultados que se conocieron de madrugada fueron los del Peñón de Gibraltar, que votó por la continuidad con abrumadora mayoría del 96% cuando todavía las encuestas daban la victoria a la permanencia.

Pero más tarde comenzaron a conocerse los resultados en las zonas rurales, donde la opción de permanecer se impuso con el 53% frente al 46,6%; a diferencia de la capital, Londres, donde previsiblemente una mayoría del 60% se impuso a favor de la Unión Europea.

También Gales votó por abandonar el bloque común con el 52,5% del respaldo frente al 47,5% de los votos.

Como se preveía, Irlanda del Norte apostó por la Unión -con un 55,8 % frente al 44,2 %-, al igual que Escocia, que escogió seguir formando parte del proyecto europeo -62 % frente al 38 %- y cuyo Gobierno se plantea ahora convocar un segundo referendo sobre la independencia escocesa del Reino Unido.

Tras conocerse el resultado del referendo, la ministra principal escocesa, la independentista Nicola Sturgeon, dejó hoy abiertas las puertas a la convocatoria de un segundo referendo sobre la independencia de esa región del Reino Unido.

Los escoceses ya celebraron un plebiscito de ese tipo en septiembre de 2014, que se saldó con un 55 % de votos en pro de la unidad.

En el resto de Europa, varios líderes de la ultraderecha, celebraron la victoria del Brexit y se apuraron a pedir la celebración de consultas similares para definir la permanencia de sus países en la UE o para retomar la soberanía fronteriza y migratoria.

La líder del ultraderechista Frente Nacional francés, Marine Le Pen, consideró que la salida de los británicos del bloque europeo otorga a la discusión "una legitimidad suplementaria para llevar ese debate a su país y exigir un referéndum sobre su relación con la UE.

El líder holandés del partido de extrema derecha y anti musulmán PVV, Geert Wilders, fue el primero de los populistas que salió hoy a pedir un referéndum "lo antes posible" sobre la permanencia de Holanda en la UE, que ya tiene su propio nombre "Nexit".

Por su parte, la formación populista de derechas Alternativa para Alemania (AfD) calificó el resultado del referéndum británico de advertencia para Bruselas y llamó a la UE a abandonar su curso si no quiere que más países opten también por salirse.

En Italia, donde se celebrarán comicios generales en 2018, el europarlamentario italiano y líder de la ultraderechista Liga Norte, Matteo Salvini, agradeció al Reino Unido el camino iniciado y planteó que ahora es el turno de Italia.

La salida del Reino Unido del bloque comunitario ha tenido un fuerte impacto en los mercados, con el desplome de la bolsa de Londres, la caída de un 10% de la libra esterlina respecto del dólar y la intervención del Banco de Inglaterra. (Télam)

Tras el duro golpe que le asestaron ayer los griegos al rechazar rotundamente en el referéndum las exigencias de más ajuste a cambio de ayuda financiera, la Unión Europa comenzó a reaccionar.

"Tomamos nota del resultado del referéndum celebrado ayer y respetamos la elección democrática del pueblo griego. Pero el resultado del 'No', desafortunadamente, aumenta la distancia entre Grecia y otros países de la eurozona", dijo el vicepresidente de la Comisión Europea (CE) para el Euro, Valdis Dombrovskis.

"No hay una salida fácil a esta crisis. Se ha perdido demasiado tiempo y oportunidades", agregó el funcionario en declaraciones que difunden las agencias de noticias EFE, DPA y Europa Press.

No obstante, Dombrovskis mostró la disposición de comenzar "inmediatamente" nuevas negociaciones con Grecia, aunque recordó que para eso es necesario antes una decisión del Eurogrupo al respecto.

Otro aspecto que preocupa a los socios del Eurogrupo es la estabilidad del euro después que el 61,3% de los griegos le dieran la espalda a las leoninas propuestas de ajuste de los acreedores, por lo que el alto funcionario de la CE buscó llevar tranquilidad.

"La CE y las autoridades de la eurozona estamos dispuestos a hacer todo lo necesario para preservar la estabilidad financiera del euro", dijo Dombrovskis, preguntado por si temía que otros países de la zona del euro, como los del sur, sufrieran un contagio.

En esta linea y en un gesto que buscó contribuir a un acuerdo del gobierno con las instituciones europeas, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, corrió hoy a su cuestionado ministro de Finanzas, Yanis Varufakis.

"Poco después de anunciar los resultados del referéndum se me comunicó que había ciertas preferencias de algunos participantes del eurogrupo de que sería mejor que estuviera ausente de estas reuniones", dijo Varufakis a través de su blog.

Varufakis agregó que "el primer ministro consideró esa idea potencialmente útil para alcanzar un acuerdo" con los acreedores.

Varoufakis fue el principal negociador desde que el Primer Ministro de izquierda de Grecia asumió el poder el pasado 25 de enero con el compromiso de acabar con las politicas de ajuste y renegociar la deuda con los acreedores internacionales del país heleno.

Desde entonces fue la figura más controvertida en el extranjero y en las reuniones del eurogrupo muchos ministros se quejaban, más o menos abiertamente, de que era difícil colaborar con el titular griego.

Esto llevó a que en abril Tsipras decidiera reducir su papel en las negociaciones en Bruselas y dejara de facto al mando de las conversaciones al viceministro de Relaciones Internacionales Económicas, Euclidis Tsakalotos.

Según informó el portavoz del Ejecutivo, Gavriil Sakelaridis, tras reunirse en el palacio presidencial con los líderes de los partidos políticos, con excepción de los neonazis, el Ejecutivo anunciará su sucesor.

La situación, más allá de las declaraciones, mantiene en vilo al Eurogrupo y los contactos y negociaciones son constantes.

Hoy se produjo una teleconferencia entre los presidentes de la CE, Jean-Claude Juncker; del Consejo Europeo, Donald Tusk; del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem; y del Banco Central Europeo, Mario Draghi.

Por su parte, el consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) se reunirá en Frankfurt para decidir si mantiene la asistencia financiera de urgencia a los bancos griegos.

El BCE tiene la llave de la permanencia de Grecia dentro de la Eurozona ya que es una institución formalmente independiente del poder político y que debe atenerse a las reglas de la unión monetaria y a los tratados.

Esto significa, por ejemplo, que no puede seguir proporcionando liquidez extraordinaria por mucho tiempo en ausencia de un programa de ajuste y reformas acordado entre el gobierno griego y sus acreedores.

Además, ante un riesgo de impago creciente (Grecia no pagó al FMI su último vencimiento, de 1.600 millones de euros), el BCE puede verse obligado a exigir mayores garantías colaterales a los bancos griegos a cambio de sus inyecciones de liquidez, lo que asfixiaría todavía más a los extenuados bancos y los precipitaría a la quiebra.

Por eso, apenas finalizado el referéndum, Tsipras, declaró que su primera prioridad es restablecer el normal funcionamiento del sistema financiero, después de una semana de "corralito", algo que podría suceder mañana martes.

Por otra parte, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Francois Hollande, se reunirán hoy en París para consensuar la respuesta europea.

Entre ambos surgieron discrepancias cuando Tsipras convocó el referéndum, ya que mientras Hollande urgió a reanudar las negociaciones de inmediato mientras que Merkel insistió en que había que esperar al resultado de la consulta.

Hoy, el Gobierno alemán negó que se den en este momento las condiciones para negociar un tercer rescate para Grecia, aunque indicó que "la puerta sigue abierta" para el diálogo entre Atenas y sus acreedores.

El anuncio fue hecho por el portavoz del Ejecutivo alemán, Steffen Seibert, quien advirtió que "Grecia está en la eurozona y está en sus manos y de su gobierno que esto pueda seguir siendo así".

Seibert agregó que en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno europeos que se realizará mañana para analizar la situación griega, habrá "oídos abiertos" para escuchar la nueva propuesta que se comprometió a llevar Tsipras. (Télam)

Página 1 de 2

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria