24 DE FEBRERO DE 2018 |

Entre Colón y la vecina República Oriental del Uruguay, moldeados por el flujo y reflujo del manso oleaje y el sedimento que arrastra el llamado Río de los Pájaros Pintados, bancos de arena se ofrecen como singular atractivo para los turistas. El “caribe entrerriano”, como lo llaman los colonenses, ofrece playas en estado natural para el disfrute de la familia.

Complementando los casi diez kilómetros de playa territorial, que constituyen la continuidad de balnearios de agua dulce más importante del país, los bancos de arena de Colón son, al mismo tiempo, un oasis para tomar distancia del ritmo citadino y la oportunidad ideal para practicar deportes náuticos que desafíen el andar rutinario de la vida diaria.

La nutrida y diversa flora autóctona de selva en galería, aporta los colores que, en conjunción con el río que abraza a las islas, componen una paleta única que cada año recibe familias y amigos del ecoturismo.

Descubriendo el caribe entrerriano

En las asimétricas extensiones de los bancos de arena, la corriente suave del río y de temperatura cálida, permite la convivencia de los niños que construyen sus castillos de arena y familias en reposeras sobre los manchones de agua que se cuelan entre los minúsculos granos de amarillo mineral.

Alrededor, completa el cuadro el peregrinar constante de kayaks, veleros, windsurfistas, nadadores y esquiadores prolongando el paso de las lanchas, un espacio ideal para conectar con las cristalinas aguas que provee en este sector el río.

“El caribe entrerriano”, se animan los colonenses a distinguir este singular fenómeno geográfico que constituyen los bancos de arena, sin dudas uno de los principales atractivos de este alto en el trashumar del pintoresco Río Uruguay.

Un día de verano diferente

A diario, desde la mañana temprano, lanchas trasladan desde la costa colonense a los turistas que quieren disfrutar de las playas caribeñas entrerrianas. Los bancos de arena se han convertido en un lugar de relajación en el medio del río, tranquilo y seguro para los niños. Tomar sol, cebarse unos mates, refrescarse con bebidas frescas, y jugar en la arena, son actividades comunes en las playas, pero en los bancos de arena, rodeado de agua, se convierte en un asterisco singular en la oferta turística de Colón.

El viaje mismo es ya un paseo que merece conocerse: desde el río, las islas parecen manchones multicolores que se confunden con el agua, como tejiendo sutilmente un telar, digno de fotografiar.

Qué podemos visitar en Colón este verano

Termas Colón: Junto a su monumental Parque Acuático ubicado frente a las playas, ofrece un entorno singular de riquezas naturales, donde  agua,  flora, fauna y paisaje se conjugan para formar un microclima especial que despierta en el visitante una sensación de bienestar y relax. Cuenta con excelente gastronomía, clases de aquagym, juegos, y todos los servicios para una estadía muy confortable.

www.termascolon.gov.ar

Fiesta Nacional de la Artesanía: Del 10 al 18 de febrero, el encuentro de artesanos más prestigioso del país con proyección Latinoamericana, congrega a los mejores artífices del país.

www.fiestadelaartesania.tur.ar

Parque Nacional El Palmar: Creado en 1966 con el objeto de conservar el sector representativo del Palmar Yatay. Cuenta con 8.500 hectáreas. Se pueden realizar diferentes recorridos, como senderos vehiculares, senderos peatonales, sitio histórico, miradores y centro de visitantes.

www.parqueelpalmar.com.ar

Para mayor información:

Dirección Municipal de Turismo

+54 3447 423000 / 421233

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.colonturismo.tur.ar

Más de 25.000 personas permanecen evacuadas en las provincias del Litoral debido las inundaciones generadas por las crecidas de los ríos Uruguay, Paraguay y Paraná, que continúan con su tendencia ascendente en algunas en algunas de las zonas afectadas, mientras los gobiernos locales y el gobierno nacional asisten a los afectados.

El gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, afirmó hoy que la situación en las zonas afectadas por las crecidas de los ríos Uruguay y Paraná "es estable" aunque se mantienen "expectantes por el pronóstico de lluvias".

"En una semana estaría descendiendo el río y los evacuados podrán regresar a sus hogares”, sostuvo en declaraciones a Radio Belgrano, aunque se mostró cauteloso ya que si "las lluvias previstas para mañana y pasado mañana" superan los 60 milímetros, "significará un repunte en el río”.

En Entre Ríos hay aproximadamente "12.000 personas evacuadas en las ciudades de Concordia, Colón y Concepción del Uruguay", pero la cifra "no es exacta ya que también hay autoevacuados que van a la casa de un familiar o amigo", explicó Bordet, quien destacó que "funciona muy bien" la logística de trabajo intergubernamental.

“La logística entre el gobierno municipal, provincial y nacional funciona muy bien, y estamos trabajando bien en materia de salud, con camiones sanitarios, guardias pediátricas, rondas sanitarias y prevención de enfermedades como el dengue”, afirmó.

El intendente de Concordia, Enrique Crespo, confirmó que en la ciudad -la más afectada por las inundaciones- "permanecen evacuadas unas 10.000 personas", y afirmó: “La buena noticia es que hoy ya no hay más lluvias”.

En tanto, unas 1.150 familias continúan evacuadas en localidades ribereñas de la provincia del Chaco, donde el Paraná bajó seis centímetros en el Puerto de Barranqueras y está pronosticado que la bajante se consolide.

“Son aproximadamente 1.150 las familias evacuadas y autoevacuadas las que están siendo asistidas permanentemente por el Gobierno”, explicó el secretario General y de Coordinación de la provincia, Horacio Rey.

Según indicó, la Isla del Cerrito, Barranqueras, Puerto Vilelas, Colonia Benítez y las zonas productoras de Basail y Las Palmas, son las más castigadas por este fenómeno meteorológico.

Allí el gobierno del Chacho brinda asistencia mediante la provisión de mercaderías, traslados y reubicación de evacuados, trabajos de infraestructura para frenar el avance del agua en las zonas costeras, y atención sanitaria, entre otras medidas, sostuvo Rey, y anticipó que el gobernador Domingo Peppo viajará mañana a Buenos Aires para definir los compromisos del gobierno nacional ante esta situación.

En la provincia de Corrientes permanecen evacuadas unas 1.500 familias, aunque allí los ríos Paraná y Uruguay registraron una leve baja en la mayoría de los puertos.

“Estamos un poquito más tranquilos, porque los ríos están estabilizados y no hubo grandes precipitaciones en los últimos días, pero aún así, estamos muy atentos”, sostuvo el jefe de Operaciones de Defensa Civil de la provincia, Orlando Bertoni, en declaraciones a Télam.

El funcionario recordó que Goya es la ciudad más afectada por el avance de las aguas, y que los evacuados allí son más de 800. En tanto, detalló que en Santa Lucía son 55 familias; en Esquina, 30 familias, Paso de la Patria, 20; Itatí, 41; San Miguel, 30; y Capital más de 20 familias, entre otras localidades.

Por su parte, la intendente de Perugorría, Angelina Lesiux -localidad distante a 234 kilómetros de la Capital provincial-, dijo hoy en declaraciones a Radio Dos que allí “hay 400 personas evacuadas” y que hay zonas que “quedaron aisladas, como el Paraje Palmita, al que sólo es posible entrar con Prefectura”.

En Formosa, donde al menos 800 familias permanecen evacuadas el nivel del río Paraguay continuó creciendo en las cercanías del puerto de la capital y se mantuvo estable en Clorinda, situación por la que el gobernador Gildo Insfrán declaró el “estado de Emergencia Hídrica" para todas las zonas afectadas.

En el puerto de Formosa el río marcaba hoy una altura de 9,45 metros, poco de los 8,30 que marca el nivel de evacuación, mientras que en Clorinda en las últimas 24 horas el río se mantuvo en 8,23 metros de altura, por encima de los 6 que marca el nivel de evacuación.

En las zonas de Clorinda, Formosa y Herradura permanecen evacuadas más de 800 familias, que reciben asistencia del Gobierno, mientras que también hay personas autoevacuadas.

El río Paraná continuó creciendo también en el puerto de Santa Fe, donde hoy alcanzó los 5,90 metros y sobrepasó por 20 centímetros el nivel de evacuación, por lo cual el número de desplazados de sus hogares en la zona de la ciudad capital trepó a las 188, en tanto en todo el territorio provincial ya supera las 500.

El comportamiento del río en la mañana de hoy generó aún más preocupación en la capital provincial, ya que según datos de Prefectura Naval Argentina entre las 6 y las 9 creció 7 centímetros y con ello intensificó los problemas en zonas como Vuelta del Paraguayo y Colastiné Sur.

Otro de los lugares comprometidos por la crecida es Reconquista, ciudad situada 320 kilómetros al norte de Santa Fe, aunque en las últimas horas el río se mantuvo estable y llevó algo de alivio a los alrededor de 2.500 pobladores del barrio del Puerto. (Télam)

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria