24 DE MARZO DE 2017 |

Dijo además que “hay una sobreactuación de la calle. No se puede todos los días, a toda hora, estar protestando. Eso tiene que ver con algo que es histórico en la Argentina, que es lo mismo que puede pasar en otros terrenos como, por ejemplo, con el anuncio del paro general del 6 de abril. En el mundo no hay más paros generales, sólo acá existen, es algo que quedó en el pasado”, afirmó

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, en un reportaje al diario Clarín, que publica en su edición dominical,  afirmó que hay una sobreactuación de las protestas en la calle y  también se refirió a los paros anunciados por las centrales sindicales, como también las actitudes de la oposición política frente al gobierno.

Sobre los cortes de calle, que todos los días tienen lugar en la ciudad de Buenos Aires, respondió que el sistema de seguridad se terminó de federalizar,  ahora hay un proceso de transición,  y la ciudad de Buenos Aires soporta la mayor cantidad de protestas, por ser la capital de los argentinos, dejando en claro que “la Ciudad tiene la responsabilidad del orden público local”, mientras que el Ministerio a su cargo es responsable de los edificios federales o rutas, como la Panamericana.

Dijo además que “hay una sobreactuación de la calle. No se puede todos los días, a toda hora, estar protestando. Eso tiene que ver con algo que es histórico en la Argentina, que es lo mismo que puede pasar en otros terrenos como, por ejemplo, con el anuncio del paro general del 6 de abril. En el mundo no hay más paros generales, sólo acá existen, es algo que quedó en el pasado”, afirmó.

Bullrich advirtió que la Argentina “en lugar de discutir por los carriles democráticos está todo planteado en término de ganar o perder. No hay grises. Tenemos que ir a posibilidades de discusión que no sean posiciones extremas: “te tomo la calle”; “te dejo a los chicos sin colegio” o “te voy a un paro general”.

Explicó que hay que construir “una cultura donde existan pasos previos a la de máxima como tomar la calle, y eso es el acostumbramiento de una sociedad democrática” tras señalar que hay que aceptar las reglas de una sociedad democrática y no de  “yo hago siempre lo que quiero. Hay que atender una demanda que no es solo sectorial sino también la del otro. El sindicalismo se tiene que hacer cargo del otro; el piquetero y también el Estado. “Voy a un paro general”, pero ¿por qué? Baja la tasa de desempleo y van a un paro general igual, no importa que los números digan otra cosa. No es coherente”, sentenció.

La ministra de Seguridad advirtió que no se puede “estar todos los días con 2.000 agentes en la calle por los piquetes o marchas en la Ciudad de Buenos Aires; tampoco la Ciudad puede sacar policías de los barrios para atender el orden público. Tenemos que buscar otras maneras”.

Sobre los comentarios que aluden a un intento de desestabilización, Bullrich explicó que “históricamente todo gobierno que no pertenece a cierto establishment manejado por el PJ tiene problemas. Romper esa profecía autocumplida que dice que a la Argentina sólo la puede gobernar el peronismo es fundamental y nosotros lo tenemos que hacer”.

Agregó al respecto que “en cualquier país normal si sale una estadística que dice que baja el desempleo, una central de trabajadores diría vamos a esperar para llamar a un paro general. En la protesta se mezcla lo reivindicativo con la pelea partidaria. En ese sentido decimos que sistemáticamente han intentado desestabilizar, estamos poniendo todo lo que tenemos que poner para que esto no pase. La gente se está dando cuenta porque empieza a decir: “queremos los chicos en el colegio”; “no queremos un paro general”; “no queremos todos los días la calle tomada”. Sentimos que hay un apoyo fuerte para ir a un orden, un orden democrático”.

Por otra parte, respecto del narcotráfico, la ministra de Seguridad dijo que hay un problema estructural. “La Argentina está en un continente donde se produce el cien por ciento de la cocaína del mundo y hay un segundo problema estructural: el crecimiento que ha tenido la marihuana también en nuestro continente. Hemos cambiado el paradigma, hemos pasado de un control estático (de solamente estar) a ir a buscar”, por ejemplo el operativo en Itatí (Corrientes).

Fuente: Télam

Uno de los secretarios generales de la CGT afirmó que “no hay ni una tregua” con el Gobierno “ni una fecha de paro” establecida, y afirmó que en un plazo de diez días el Poder Ejecutivo “convocará a los empresarios y, a partir de ahí, tendremos respuestas".

Así lo afirmó Daer en declaraciones a la prensa que formuló este mediodía, tras la reunión entre el triunvirato de secretarios generales de la CGT y autoridades del Gobierno que se extendió por más de dos horas en la sede del Ministerio de Trabajo de la Nación.

Allí, los dirigentes sindicales reclamaron la reapertura de las paritarias y la eliminación del impuesto a las Ganancias, entre otros temas.

“En diez días, el gobierno convocará a una reunión con empresarios y a partir de ahí tendremos confirmaciones y respuestas. No hay tregua ni fecha de paro”, dijo Daer, para quien “la situación es la misma pero estamos avanzando en favor de encontrar resultados”.

El gobierno y dirigentes de la CGT se reunieron para evitar un paro nacional

En la reunión, que se llevó a cabo en la sede de la cartera laboral de la avenida Leandro N. Alem al 600, en el centro porteño, participaron por el Gobierno los ministros de Hacienda y Finanzas Públicas, Alfonso Prat Gay; de Interior, Rogelio Frigerio; de Trabajo, Jorge Triaca; y de Producción, Francisco Cabrera; y el secretario de Coordinación Interministerial de la Jefatura de Gabinete, Mario Quintana.

Además de los miembros del triunvirato de la CGT, que integran Juan Carlos Schmid, titular del Sindicato de Dragado y Balizamiento; Héctor Daer, titular del gremio de Sanidad; y el estacionero Carlos Acuña, asistieron también el secretario general de la UTA, Roberto Fernández; el titular de UPCN, Andrés Rodríguez; Rodolfo Daer (alimentación); Francisco Gutiérrez (secretaría de Interior de la CGT) y Abel Frutos (secretario de Finanzas).

Antes de ingresar al encuentro, Acuña había manifestado que la medida de fuerza anunciada por la central obrera pero aún sin fecha podría ser levantada en caso de que "haya respuestas a los reclamos", previo debate en el Consejo Directivo de la CGT.

Fuente: Télam

Uno de los tres secretarios generales de la CGT, Héctor Daer, sostuvo que si esa central obrera resuelve un paro de actividades este sea "sin movilización", y diferenció la administración de Cambiemos de la del kirchnerismo al afirmar que "en el Gobierno anterior, no hubo acciones en contra de los trabajadores", más allá de ser "abusivo" con el impuesto a las ganancias por "creerse que eran los dueños de la verdad".

En diálogo con radio La Red, Daer aseguró que, tras los "planteos en diferentes puntos al Poder Ejecutivo" la dirigencia cegetista está manteniendo "reuniones con diferentes sectores de la sociedad", previos al Comité Central Confederal del próximo 23 de septiembre, "donde seguramente se analice una medida de acción directa".

"Por lo que hemos hablado con diferentes compañeros, informalmente, si tenemos que llegar a una medida de fuerza habría consenso de que sea un paro sin movilización", puntualizó Daer.

El dirigente del gremio de Sanidad señaló que "hay determinadas políticas que fueron ideadas como paradigmas desde que se inició este Gobierno" con un "sentido ideológico claro", y mencionó "la transferencia de recursos del Estado y de los sectores más vulnerables a los sectores de la economía más concentrados, creyendo que eso iba dar inicio a un ciclo de inversiones que no se dio".

Daer afirmó que "el Gobierno tendría que tomar medidas ratificatorias" debido a "los resultados de mayor pobreza, inflación, recesión, caída de la actividad y avalancha de productos importados" que "le pegan en la línea de flotación al empleo y al trabajo argentino".

Además y estimó que si no se produce una ratificación del rumbo de gobierno se ingresará "en un conflicto social producto de que se deteriora el ordenador social que es el trabajo".

En relación al análisis de un eventual paro de actividades por parte del sindicalismo y consultado acerca de si la CGT no fue complaciente con el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, Daer indicó que "la economía funcionaba", aunque admitió que "nadie dice que no había que rectificar un montón de cuestiones", y puso como ejemplo el nivel de las tarifas de los servicios públicos.

"Nadie pretende pagar lo que vale un café por la factura del gas pero tampoco puede significar el 30% de un sueldo. Estas son las cosas abruptas que terminan erosionando la sociedad", sentenció.

"No sé si fue complaciente o no -reflexionó-, yo lo que creo es que desde el Gobierno anterior no hubo acciones en contra de los trabajadores, hubo un tema que fue abusivo del otro Gobierno, que tenía que ver con el impuesto a las Ganancias y la intolerancia de creerse que eran los dueños de la verdad".

Para el integrante de la conducción colegiada de la CGT, el "cambio" que propuso el presidente Mauricio Macri "tendría que haber sido en otra dirección, con la solución macroeconómica en forma paulatina pero protegiendo el trabajo argentino". 

Así se resolvió durante un Plenario General de Delegados de la Ciudad de Buenos Aires.

El pasado martes al mediodía se llevó a cabo en la sede de ATE Capital, un plenario general de delegadas y delegados de trabajadores de la Ciudad de Buenos Aires. Con una concurrencia masiva, se resolvió lo siguiente:

• Adheriremos al paro del 24 de Mayo reafirmando el pedido de reapertura de paritaria puesto que el 14% otorgado hasta noviembre es insuficiente. La concentración será a las 11.30 hs en el Obelisco –junto con los compañeros/as nacionales– para luego movilizarnos al Ministerio de Hacienda de Ciudad, donde además lanzaremos una campaña por dicha reapertura.

• El día 26 de mayo se realizará una reunión organizativa de cara a la campaña de afiliación y juntadas de firmas para la reapertura de paritarias. Ambas se harán en todos los organismos de la Ciudad, instalando mesas y carpas, durante un periodo no menor a un mes. Por otra parte, la campaña de afiliación masiva y la juntada de firmas, estará acompañada de afiches en la vía pública y los organismos, volantes para sectores y materiales audiovisuales.

• Se acordó la necesidad de movilizar masivamente a la Nueva Jefatura de Gobierno. La medida será en el marco de un Paro y Movilización a fines de junio; para lo cual se convocará una reunión organizativa de delegados y delegadas generales el próximo 6 de junio. El objetivo es marchar junto con otros sindicatos y con todas aquellas organizaciones sociales que apoyen el reclamo de ATE Capital.

Página 1 de 2

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria

Could not open a directory stream for /var/www/clients/client207/web310/web/images/stories/show/