19 DE OCTUBRE DE 2017 |

Consideró que por tratarse de un asesinato debe ser investigada en el fuero federal porteño, según la resolución entregada a la Cámara del Crimen que tiene que resolver un planteo al respecto hecho por la familia del fallecido ex titular de la UFI-AMIA.

De esta forma el fiscal, en un dictamen que no es vinculante para la Cámara, adhirió a lo que piden las dos querellas en la causa (las hijas de Nisman y su mamá y hermana) y consideró que debe apartarse de la causa a la juez en lo criminal Fabiana Palmaghini y derivarla a un magistrado del fuero federal.

"El objeto procesal de esta causa de acuerdo a la prueba producida hasta el momento lo constituye la hipótesis de que Alberto Nisman ha sido víctima del delito de homicidio", argumentó Saenz al pedir que se revoque la decisión de la jueza de no hacer lugar al planteo de incompetencia, según explicaron fuentes judiciales.

Saenz enumeró los argumentos de las querellas, que para él apuntalan la hipótesis del homicidio y no la del suicidio y en particular aludió a la situación del imputado Diego Lagomarsino, quien entregó a Nisman el arma la noche anterior al hallazgo de su cadáver.

"Los recurrentes sostienen con razón que la presencia en el departamento de Nisman del arma que le dio muerte no está avalada por una explicación lógica" debido a que las tres versiones dadas en la causa al respecto son "contradictorias" y sólo podrían ser corroboradas o no por el fallecido, detalló en el dictamen.

También enumeró otros aspectos remarcados por la familia del fiscal, como que el departamento habría sido "limpiado" y por eso no había huellas dactilares, la manipulación de su computadora personal, "o que el contenido de su teléfono fue borrado".

El fiscal entendió que los argumentos de los apelantes son "sólidos".

Ante la Cámara, el fiscal argumentó que a partir de la "posibilidad" de estar ante un homicidio y tratándose Nisman del fiscal que investigaba el atentado a la AMIA y que había denunciado a la ex presidenta de la Nación Cristina Kirchner y otros funcionarios de su Gobierno para morir cuatro días después de esa presentación judicial, la causa debe ser investigada en el fuero federal.

"Al estar ante la sola posibilidad" de que Nisman "haya sido asesinado", Saenz concluyó que "la investigación debe ser proseguida por la Justicia Federal de esta Ciudad", porque de lo contrario "se pondría en riesgo la legalidad" al afectarse el "principio del juez natural".

Palmaghini rechazó un planteo de las querellas que representan a las hijas de NIsman y a su madre y hermana por entender que no hay pruebas suficientes para pensar que se trata de un homicidio.

Esta decisión fue apelada y la Cámara del Crimen deberá decidir si la confirma o envía el caso al fuero federal, donde debería sortearse un magistrado para que asuma la pesquisa.

La decisión final estará a cargo de la sala VI de la Cámara del Crimen, que fijó audiencia para ampliar argumentos el 18 de marzo próximo a las 9.30, luego de lo cual quedará en condiciones de resolver.

El Tribunal está integrado por los jueces Marcelo Lucini, Mario Filozof y Rodolfo Pociello Argerich.

Fuente: Télam

La fiscal desplazada como jefa de la investigación por la jueza Fabiana Palmaghini, quien a su vez citó al ex agente de inteligencia Antonio “Jaime” Stiuso para que amplíe su declaración testimonial.

Así lo resolvió la jueza de instrucción Fabiana Palmaghini, quien tras once meses de delegar la pesquisa retomó personalmente el manejo del caso y de inmediato citó al ex agente de inteligencia Antonio “Jaime” Stiuso para que amplíe su declaración testimonial.

También requirió a la división Asuntos Internos de la Policía Federal que remita los sumarios de los agentes de esa fuerza que estaban a cargo de la custodia de Nisman el día de su muerte.

Fein permanecerá como representante del ministerio público fiscal en la causa y podrá dictaminar y solicitar medidas de prueba, pero ya no la conducirá ni podrá ordenar las pericias técnicas, criminalísticas y tecnológicas como hasta ahora.

Su investigación fue cuestionada por los deudos de Nisman, quienes hace dos semanas pidieron formalmente el pase de la casusa a la justicia federal, dando por sentado que se trató de un crimen.

Pese a esa aseveración, en el expediente que mañana será entregado a la jueza Palmaghini, no hay peritajes que por ahora avalen esa hipótesis –tampoco que las descarten-, y que obligarían a la justicia criminal de instrucción de deshacerse del caso ya que la víctima era un funcionario público.

Palmaghini aun no resolvió sobre ese pedido, pero relanzó la investigación en algunas de las direcciones sugeridas por las querella.

En primer lugar cursó notificaciones a todas las fuerzas de seguridad para que el informen donde se halla el ex director operativo de la disuelta Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE), un misterio que incluso dio lugar a pedidos diplomáticos infructuosos.

Stiuso era un íntimo colaborador de Nisman en la investigación del atentado a la Amia de 1994 y ya declaró en la causa ante Fein, junto a otros ex agentes de inteligencia, pero luego de su desplazamiento del cargo abandonó el país y se supone que está radicado en los Estados Unidos.

Nisman fue hallado muerto con un balazo en la cabeza el 18 de enero en el departamento que ocupaba en el piso 13 de un edificio del complejo Le Parc, en la zona de Puerto Madero de esta capital.

La jueza federal Sandra Arroyo Salgado, madre de las hijas de Nismam, siempre calificó a la muerte del ex jefe de la UFI AMIA como un “magnicidio” y lo vinculó a la denuncia que este realizó contra la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner por supuesto encubrimiento de los autores del atentado a la mutual judía.

El fiscal fue hallado muerto en vísperas de su comparencia ante el Congreso para exponer sobre el tema, pero su denuncia fue luego desestimada en dos instancias de la justicia federal donde tramitó.
Entre los expedientes que la titular del Juzgado Criminal de Instrucción 25 de la Capital esperaría para resolver si retiene o se desprende de la investigación de la muerte de Nisman figuraría una certificación de la causa en la que el juez federal Daniel Rafecas archivó su denuncia.

Entre las medidas de prueba ordenadas por Palmaghini figuran también la ampliación de pericias a las computadoras personales de Nisman, y la convocatoria a una decena de testigos pedidos por la querella. (Télam)

Página 3 de 3

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria