20 DE OCTUBRE DE 2017 |

La Fiscalía de la Ciudad requirió una serie de allanamientos simultáneos, en el marco de una investigación contra el delito de la venta de autopartes ilegales, que culminó con la detención de 7 personas y el secuestro de casi 13.000 autopartes y nueve vehículos para desguace. Y 6 autos que recién habían sido robados. Link de vídeo: https://youtu.be/x1D8_WnE9r8

Los operativos simultáneos se llevaron a cabo el pasado 9 de agosto, por orden del Fiscal Miguel Kessler, titular de la Fiscalía en lo Penal, Contravencional y de Faltas N° 5, y fueron realizados por la División Robo Automotor de la Policía de la Ciudad junto a la Subsecretaria de Seguridad Ciudadana. Estos procedimientos, que lograron detener a 7 individuos integrantes de una banda que se dedicaba al robo y comercialización de repuestos y vehículos, forman parte de una investigación por posible infracción a la Ley 25.761 que regula el desarmado de automotores y la venta de sus autopartes.

El primer allanamiento fue realizado en un local comercial de la avenida Warnes al 1600, el cual no poseía habilitación. Los agentes de la Policía de la Ciudad requirieron la identificación de las personas que allí se encontraban, pudiendo comprobar que uno de ellos era el dueño de un taller ubicado en la calle Maure al 3500, y se lo detuvo.

En ese comercio se secuestraron 60 autopartes, un vehículo marca Citroën modelo Berlingo, en el cual se encontraron 6 llaves que correspondían a establecimientos que estaban siendo allanados en simultáneo. Además se secuestraron 14 celulares, una amoladora de mano, una amoladora de banco y un lápiz grabador eléctrico.

El segundo operativo se realizó en la calle Maure al 3500 y se encontraron 190 autopartes y dos vehículos con prohibición de circular.

Un tercer allanamiento se llevó adelante en un depósito de la calle Iturri al 140, en el cual se secuestró la cantidad de 6200 autopartes entre ellas, puertas, baúles y capots de marca Citroën con grabado de autopartes de provincia y pedido de secuestro.

En el cuarto operativo de la calle Seguí al 2080 se encontraron 6000 autopartes, además de un torpedo de Gol Trend con pedido activo de secuestro.

El quinto procedimiento se realizó en un depósito en la calle Potosí al 4300 y se hallaron 5 automóviles y dos motos. Dos de los automóviles, marca Audi y Ford, tenían pedido de secuestro. También se encontraron 250 autopartes.

Las siete personas detenidas tras los allanamientos fueron trasladadas a la dependencia policial de la zona y cada caso quedó en manos del Juzgado interviniente.

A comienzos de este año, el fiscal Miguel Kessler solicitó inspecciones en numerosos locales de ventas de autopartes en la calle Warnes, las cuales fueron llevadas adelante por la Policía de la Ciudad e inspectores de la Dirección General de Fiscalización y Control del Gobierno de la Ciudad. De la investigación surgió que las autopartes que se vendían en uno de los locales de Warnes, provenían de 5 domicilios ubicados en la ciudad de Buenos Aires y otro más situado en Esteban Echeverría, a lo cual el fiscal Kessler requirió sus allanamientos.

La Fiscalía de la Ciudad ordenó una inspección en locales comerciales del denominado Barrio Chino, el pasado 20 de julio. De los comercios se secuestraron 683 perfumes y 4458 cosméticos apócrifos de diversas marcas de renombre internacional.

La investigación es llevada adelante por la fiscal Celsa Ramírez, a cargo de la Fiscalía en lo Penal, Contravencional y de Faltas Nº 35, que resolvió la detención de 3 ciudadanos chinos por comercializar productos potencialmente nocivos infringiendo el artículo 201 del Código Penal.

Los detenidos fueron trasladados, en primer lugar, a la Oficina Central de Identificación del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad, y luego a la Alcaidía de la Comisaria Comuna 4 para cumplimentar con las medidas procesales consistentes en el informe médico legista, la constatación de domicilio y la notificación de derechos y garantías en dependencia.

El operativo fue realizado por la División Contravenciones y Faltas de la Policía de la Ciudad que secuestró 683 perfumes y 4458 artículos de cosmética apócrifos, utilizando marcas como “Tommy Hilfiger”, “Carolina Herrera”, “Paco Rabanne”, “Ralph Lauren”, “Jesús del Pozo” y similares.

A través de las inspecciones realizadas se constató que los locales mencionados poseían en exhibición y venta perfumes y cosméticos con marcas falsificadas, sin los controles sanitarios adecuados ni el rotulado correspondiente expedido por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).

La fiscal Ramírez ordenó el secuestro de la totalidad de la mercadería ilegal, la cual fue inventariada y colocada en bultos cerrados. Además, Intervinieron en la causa organismos como la Dirección Nacional de Migraciones, la Dirección General de Fiscalización del Espacio Público, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y la División Contravenciones y Faltas de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires.

La Fiscalía de la Ciudad logró que se bloqueen a nivel nacional las plataformas digitales a través de las cuales se accede a los servicios de Uber. La Sala II de la Cámara de Apelaciones en lo Penal, Contravencional y de Faltas de la Ciudad resolvió que se dé lugar a la solicitud del fiscal Martín Lapadú, quien llevó adelante la investigación contra la firma Uber Argentina.

La resolución de la Sala II, integrada por los jueces Marcela De Langhe, Fernando Bosch y Pablo Bacigalupo, confirma la medida de proceder al bloqueo de “las plataformas digitales, aplicaciones y todo otro recurso tecnológico que permita contratar y/o hacer uso de los servicios de transporte de pasajeros que ofrece la empresa UBER ARGENTINA SRL o UBER B. V. en todo el territorio de la República Argentina”.

Asimismo, la resolución de los jueces confirma que “la empresa en cuestión organiza una actividad lucrativa sin autorización y que, entonces, se encuentra provisoriamente demostrada la materialidad ilícita” de su accionar.

Cabe resaltar que la investigación es llevada adelante por el Fiscal de Cámara de la Unidad Oeste, Dr. Martín Lapadú, quien ya había solicitado una medida cautelar al Ente Nacional de Telecomunicaciones, la dependencia encargada de que se arbitren los medios necesarios para bloquear la aplicación y el acceso al sitio web.

Para el fiscal de Cámara Martin  Lapadú, “ha quedado demostrado  que la empresa organiza una actividad lucrativa en la vía pública para la cual no tiene la habilitación correspondiente ni registran solicitud de trámite alguna. Esta medida de bloqueo de la página web y de la App, resultan ser el medio más idóneo para hacer cesar la continua y permanente contravención en que se sigue incurriendo".

“Estamos muy satisfechos con este fallo, que resulta ser el primero que realiza la Cámara Penal y Contravencional con respecto a un bloqueo Nacional de una página Web y app”, señaló el fiscal.

La investigación de la fiscalía entendió que la empresa no cumple con la vasta legislación que regula la actividad lucrativa de transporte de pasajeros en el espacio público, cuyos requisitos hacen a la seguridad de los pasajeros, al uso del espacio público y a cuestiones tributarias, entre otras.

En el marco de la lucha contra la venta ilegal en el espacio público, la Fiscalía de la Ciudad ordenó 5 allanamientos simultáneos en lugares que se utilizaban como depósitos de mercadería ilegal en el barrio de Retiro. En el operativo, que se realizó el pasado 6 de diciembre, se secuestraron más de 400 bultos de mercadería que contenían alimentos, bebidas, artículos para celulares, electrónica, vestimenta y marroquinería. Y más de 86.000 pesos y 13.000 dólares. 

El caso es llevado adelante por la Unidad de Investigaciones Complejas de la Unidad Fiscal Este, a cargo de la Fiscal Andrea Scanga, que comenzó la causa de oficio. La fiscal investiga  una posible organización que ofrece mercadería en la vía pública, y se encuentra infringiendo sistemáticamente el artículo 83 del Código Contravencional.

Los allanamientos fueron dispuestos por el Juzgado Penal, Contravencional y Faltas N° 30, a cargo del juez Juan José Cavallari, y realizados por Área de Contravenciones y Faltas de la Policía Metropolitana.

De los 5 lugares allanados, uno es un galpón ferroviario ubicado en la calle Padre Mujica al 200, allí se secuestraron artículos de electrónica, alimentos que se venden en la vía publica como alfajores, jugos, budines. Además se encontró indumentaria, anteojos, elementos de telefonía y materiales logísticos para la venta en la vía pública.

Durante el operativo también se allanó un remolque cerrado, donde se encontraron más de 1000 botellas de bebidas como cervezas,  agua mineral, bebidas gaseosas y aguas saborizadas. Además el personal de Bromatología decomiso un total de doscientos ochenta y siete kilos de alimentos en mal estado. Y se procedió a secuestrar el remolque y desmantelar una estructura precaria debido a la falta se seguridad e higiene por cables de electricidad expuestos, alimentos en estado descomposición, agua estancadas, entre otras irregularidades.

Los otros 3 lugares allanados fueron domicilios dentro de la Villa 31 de Retiro, allí se encontró mercadería electrónica, anteojos, y accesorios de celulares, entre otros. Durante los allanamientos se secuestró más de 86.000 pesos, y moneda extranjera en dólares por una suma de 13. 500 y 200 euros.

La policía identificó a  personas que trabajaban como cuidadores de los depósitos , y otros que vivían en los domicilios que también se utilizaban para guardar las mercancías ilegales. Además incautó computadoras, teléfonos y otros materiales que puedan brindar información sobre la posible organización ilegal.

“Durante la investigación se logró identificar los depósitos donde se guarda la mercadería que se vende diariamente y de manera ilegal en las calles de Retiro. Estamos investigando una posible organización delictiva que se apropia del espacio público, se aprovecha del trabajo esclavo y perjudican al comercio legal establecido.”, afirmó la Fiscal Andrea Scanga.

En el caso se logró identificar distintos inmuebles cercanos a la zona de la terminal de Retiro donde se almacenaban mercaderías destinadas a la venta ilegal en espacios públicos. Cada día los vendedores ambulantes buscaban los productos y los materiales logísticos para la venta en vía publica, y al finalizar la jornada llevaban las mercaderías nuevamente a cada depósito.

MARCO LEGAL

Artículo 83 - Usar indebidamente el espacio público. Quien realiza actividades lucrativas no autorizadas en el espacio público, es sancionado/a con multa de doscientos ($ 200) a seiscientos ($ 600) pesos.

Quien organiza actividades lucrativas no autorizadas en el espacio público, en volúmenes y modalidades similares a las del comercio establecido, es sancionado/a con multa de 5.000 a 30.000 pesos.

No constituye contravención la venta ambulatoria en la vía pública o en transportes públicos de baratijas o artículos similares, artesanías y, en general, la venta de mera subsistencia que no impliquen una competencia desleal efectiva para con el comercio establecido, ni la actividad de los artistas callejeros en la medida que no exijan contraprestación pecuniaria.

Página 1 de 5

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria