30 DE MAYO DE 2017 |

Uno de los integrantes del triunvirato que lidera la central obrera nacional se refirió a la aprobación en la Cámara de Diputados del proyecto de ley que presentó la oposición. Aunque dijo que "es insuficiente".

Juan Carlos Schmid, uno de los integrantes del triunvirato que comanda la CGT unificada, advirtió hoy que si el proyecto de reforma al impuesto a las Ganancias que avanzó en la Cámara de Diputados termina en un veto presidencial, sería una “mala noticia” porque se trataría del segundo rechazo de Mauricio Macri “sobre cuestiones sociales”, en referencia al bloqueo del Ejecutivo a la denominada ley antidespidos.

Fue durante una charla con Télam Radio, en la que consideró que la iniciativa sobre Ganancias “que se está tratando es insuficiente para los reclamos en el sector del transporte”.

La reforma al régimen del impuesto a las Ganancias obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados el miércoles pasado. El proyecto, consensuado entre los bloques opositores y sustancialmente diferente al del oficialismo, generó el enojo de la Casa Rosada y versiones de un eventual veto si continúa su camino legislativo hacia la sanción en el Senado.

“Seguramente, cuando llegue al Senado, va a haber alguna ronda de consultas también con nosotros”, vaticinó el referente gremial de Dragado y Balizamiento, quien ponderó el rol de la CGT en el impulso de leyes.

“Hemos ido planteando iniciativas donde la política no las había planteado. Muchas de las iniciativas que se están discutiendo en el Congreso han sido promovidas por la CGT”, dijo.

Por último, para Schmid el balance del primer año de gobierno de Macri dista mucho de la calificación de ocho puntos que se dio el propio jefe del Estado.

“El reordenamiento de la economía ha provocado costos sociales inocultables y todavía estamos esperando la reactivación económica, lo que llena de incertidumbre al campo sindical y a los sectores empresarios”, evaluó.

Declaraciones de Pablo Micheli, secretario general de la CTA Autónoma, en A los botes (Lunes a viernes de 9 a 12 por FutuRock FM (no Futuro Rock)

"Para Macri los trabajadores estamos demasiado bien. Macri piensa con cabeza de empresario, tiene intención de avanzar en una profunda reforma laboral. El presidente pretende que tengamos el régimen laboral de Asia"

"El país está cada vez más endeudado y va a impactar negativamente, no nos esperan años buenos. En todos los términos no puedo darte un panorama bueno, estamos peor que cuando arrancó. Profundizaron las cosas malas del gobierno anterior y las buenas las trató de ir cortando"

"Si llega a vetar Ganancias el presidente, desde las dos CTA planteamos que no lo podemos aceptar. La respuesta va a ser contundente. En comunicación con la CGT entendimos que tenemos que unirnos. Sería una macana tener que hacer un paro en diciembre".

Fuente: www.futurock.fm ). Conducción: Werner Pertot y Estefanía Pozzo. Producción periodística: Matías Colombatti y Adrián Vigna. AUDIO

El diputado nacional y líder del Frente Renovador, Sergio Massa, consideró que si Daniel Scioli hubiese ganado las elecciones presidenciales “la situación estaría peor” y señaló que el “Gobierno beneficia a los empresarios, las mineras, pero se olvida de los sectores que menos tienen”.

“Creo que si (Daniel) Scioli ganaba las elecciones hubiéramos estado peor, pero la economía no crece. La situación habría mejorado con Roberto Lavagna administrando la economía, que era lo que proponíamos desde nuestro espacio. El Gobierno beneficia a los grupos económicos, las mineras, pero se olvida de los jubilados y las Pymes, mientras espera la mágica inversión que no aparece”, observó Massa.

En declaraciones a la señal televisiva América TV, Massa valoró “el esfuerzo” que hizo el Gobierno del presidente Mauricio Macri para reforzar la ayuda social en diciembre, pero reclamó “una política dinámica que permita el crecimiento”.

“Tenemos que sostener el consumo y el trabajo que generan las Pymes con inversión. Debemos gravar a las mineras, el juego y la timba que algunos hacen con la plata. Pasó un año y la economía no crece”, criticó.

El legislador anticipó que el martes, a Cámara de Diputados le dará media sanción al proyecto de Ley sobre la modificación del impuesto a las Ganancias que impulsa el Frente Renovador, y sostuvo que con la iniciativa que propone el oficialismo “cada vez hay más gente que paga” ese gravamen.

Con respecto al decreto firmado por Macri que modificó un artículo de la Ley de Blanqueo para permitir que los familiares de los funcionarios públicos puedan ser comprendidos por los alcances de esa normativa, Massa apuntó que “fue un error. Aprobamos la Ley de Blanqueo por ese artículo que se modificó con un decreto. No sé cuál es la intención de esa medida. Es una cuestión que se va a judicializar”, recalcó.

Por último, se refirió a la detención de la dirigente Milagro Sala, en Jujuy desde enero pasado y cuya liberación reclaman organismos internacionales dependientes de la ONU y la OEA, y opinó que la situación de la líder de la organización Tupac Amarú “debe ser resuelta por la justicia” de esa provincia. Pero desde el día que los ciudadanos de esa provincia se sacaron de encima a Sala en esa provincia se respira libertad”, puntualizó.

El oficialismo de la Cámara de Diputados se prepara para afrontar una de las sesiones más complicadas desde que Mauricio Macri asumió la presidencia, dado que no logra alcanzar consensos con la oposición peronista.

El propio Luciano Laspina, presidente de la Comisión de Presupuesto,  reconoció las dificultades que existen para construir los consensos con otras fuerzas políticas como hizo con varias leyes con el massismo y el bloque justicialista al solicitar, sin éxito hasta ahora,dejar atrás la discusión del mínimo no imponible.

En el oficialismo señalan que si se mantienen las discrepancias no se podrá imponer el proyecto  -como sucedió con la ley antidespidos-; por lo que analizan la posibilidad de que si eso sucede y se aprueba un proyecto contrario al gobierno, el Senado puede trabar la discusión o reformar la iniciativa para que no tenga un alto costo fiscal.

De acuerdo al reglamento, si el dictamen de mayoría -que tiene 20 firmas-, es rechazado en el recinto de sesiones se deberá votar el despacho del FPV que tiene 14 firmas, y si éste tampoco junta la mayoría, allí se pone en consideración el dictamen del Frente Renovador.

El dictamen del gobierno propone una reforma acotada del Impuesto a las Ganancias, ya que solo acepta una suba del mínimo no imponible del 15 por ciento -menor a la inflación del 17 por ciento prevista en el Presupuesto-, pone límite algunas deducciones y rechaza incluir algunas fuentes de financiamiento que son impulsadas desde la oposición.

Los cambios incluidos por el gobierno durante el debate en comisión permiten deducir hasta 4.000 pesos mensuales de los alquileres, tomar como carga de familia al cónyuge y poder descargar una parte de los viáticos para las actividades que lo contemplan.

También prevé una actualización de las escalas del régimen de monotributo con una suba del 50 por ciento.
Sin embargo, al no aceptar modificaciones en relación al mínimo no imponible, los cambios aparecen como escasos para convencer a los diputados de la oposición de acompañar el proyecto.

Con los cambios propuestos por el oficialismo el mínimo no imponible en los solteros será de 21.790 pesos y de casi 30.000 pesos en los casados con dos hijos, pero esos montos también dependen de las deducciones que pueda realizar cada trabajador.

El oficialismo también mostró algunas fisuras porque los radicales que integran la comisión de Presupuesto y Hacienda firmaron el despacho en disidencia parcial ya que se había acordado con el Poder Ejecutivo un aumento del cien por ciento en la facturación para estar en monotributo, y finalmente en el proyecto apareció contemplado sólo el 50 por ciento.

Entre los dictámenes de la oposición, el del bloque del Frente para la Victoria-PJ prevé que el 10 por ciento de los mayores ingresos quede afectado por el gravamen.

En este sentido, precisaron que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) determinará la línea de corte de quienes pagarían el impuesto en base al informe del SIPA (Sistema Integrado Previsional Argentino), que determina los salarios de los trabajadores registrados.

La propuesta del Frente Renovador y aliados propone elevar el mínimo no imponible en un 60 por ciento, por lo que para los trabajadores casados, con dos hijos, el piso pasaría de 30.000 pesos brutos a 48.000 pesos brutos; y para los solteros, sin hijos, subiría de 22.000 a 35.000.

En la sesión prevista para el martes, el debate arrancará con el dictamen de Cambiemos; si no reúne los votos se pasará a votar la propuesta del FpV, y si fracasa se abordará la del massismo.

El dictamen que reúna 129 votos a favor obtendrá la media sanción y pasará al Senado para su revisión.

Fuente: Télam

Página 9 de 262

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria

Could not open a directory stream for /var/www/clients/client207/web310/web/images/stories/show/