11 DE DICIEMBRE DE 2017 |

 

Presentó apoderados en el PJ nacional y esta semana la lista que encabezará

El precandidato a intendente de la ciudad de La Plata por el Frente para la Victoria (FPV), Guillermo Justo Chaves, afirmó que en la ciudad de La Plata, la Presidenta Cristina Fernández será la “gran electora para las próximas elecciones primarias” y señaló que “y nosotros aspiramos a representarla, para ello hemos realizado las presentaciones en la Junta electoral del partido, pedimos color y número de lista y para el viernes presentaremos las candidaturas”.

Luego de la designación de los apoderados en el Partido Justicialista de la agrupación “LA PLATA MERCE MAS. UN MODELO DE PAIS. UN MODELO DE CIUDAD”, corriente interna con la que Guillermo Justo Chaves competirá en las próximas elecciones primarias del FPV platense, el precandidato a intendente peronista señalo que “nuestra ciudad debe tener una representación genuina del gobierno nacional, nosotros aspiramos a que el modelo nacional haga pie definitivamente en nuestra ciudad”.

Tras el acto kirchnerista que su sector organizó en el Club Platense el pasado fin de semana, en el cual convocaron a casi un millar de personas, Chaves dijo que “la nutrida presencia barrial fue la ratificación del trabajo que venimos haciendo y de que en La Plata la renovación y las nuevas ideas son posibles”.

Frente a la definición de los posibles candidatos que hoy se plantean competir en el FPV local, Guillermo Justo Chaves remarcó que “hay dirigentes que aspiran con derecho a la candidatura, pero para nosotros lo mejor es que sea la gente con su voto quien decida el nombre, veremos en las urnas quién mejor representa el proyecto nacional en la ciudad”.

“Como nueva generación de dirigentes estamos convencidos que el modelo que se instaló a partir del año 2003 en Argentina, generó condiciones para que haya mayor participación, renovación dirigencial y la aparición de nuevos cuadros” y agregó que “eso se lo debemos a Néstor y a Cristina que nos mostraron el camino, a nosotros no queda plasmarlo en nuestra querida ciudad”.

Por ultimo, agregó que “nuestro objetivo es continuar trabajando y aportando ideas para la defensa del proyecto nacional en la ciudad, sostenemos que las políticas públicas que modificaron la vida de los argentinos en estos últimos años, es momento de profundizarlas” y remarcó que “hay que tener claro que tenemos que construir un país para todos y queremos que esas políticas tengan su correlato en nuestra ciudad para que podamos desarrollar una ciudad para todos en serio”.

 

“El modelo nacional debe hacer pie definitivamente en nuestra Ciudad", dijo Guillermo Justo Chaves


El precandidato a intendente por el Frente para la Victoria (FPV), Guillermo Justo Chaves, aseguró que el plenario y acto kirchnerista que encabezará el próximo sábado 11 en las instalaciones del Club Platense de nuestra ciudad, “será una ratificación de un grupo importante de agrupaciones kirchneristas y compañeros militantes que consideran que en La Plata el modelo nacional debe hacer pie definitivamente”.

Chaves dijo que el encuentro “forma parte de un serie de actividades que nuestro sector viene desarrollando en el marco de nuestra campaña, tales como, la difusión de nuestras propuestas con los vecinos y las caminatas barriales” y añadió que el acto “viene a complementar la actividad realizada con José Pablo Feinmann días pasados en el Salón de los Espejos de la Universidad”.

Los organizadores consideran a este plenario -que tendrá seguramente características proselitistas -como “un paso más”, a pocos días de la definición de las candidaturas; y, además, viene a complementar la multitudinaria actividad organizada por el sector de que lidera Chaves con el filosofo Feinmann, donde se convocó a más de un millar de platenses. Para mañana sábado, esperan un número superior de asistentes con el típico flocklore peronista y la participación de distintos sectores.

En ese sentido, Guillermo Justo Chaves dijo que “como nueva generación de dirigentes estamos convencidos que el modelo que se instaló a partir del año 2003 en Argentina, generó condiciones para que haya mayor participación, renovación dirigencial y la aparición de nuevos cuadros” y agregó que “eso se lo debemos a Néstor y Cristina que nos mostraron el camino, a nosotros no queda plasmarlo en nuestra querida ciudad”.

Finalmente, Justo Chaves expresó que “deseamos que las políticas públicas que modificaron la vida de los argentinos por la instauración de un modelo económico inclusivo, de protección para los más necesitados, de igualdad de oportunidades, de fomento del consumo y que piensa en todos los argentinos, es momento de profundizarlo” y remarcó que “hay que tener claro que tenemos que construir un país para todos y queremos que esas políticas tengan su correlato en nuestra ciudad para que podamos desarrollar una ciudad para todos en serio”.

Así, lo expresó el Director del Instituto Nacional de Capacitación Política (INCaP) y precandidato a intendente de la ciudad de La Plata por el Frente Para la Victoria, Guillermo Justo Chaves, luego de la conferencia que brindó el prestigioso filósofo José Pablo Feinmann en el Salón de los Espejos Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nacional de La Plata ante una masiva concurrencia superior al millar de personas.

Invitado por Chaves y bajo la consigna “Conversaciones sobre el flaco, el peronismo y el Proyecto Nacional”, Feinmann desarrolló en casi tres horas un recorrido histórico - político desde la revolución de mayo hasta el presente que forma parte del pensamiento nacional y debe ser tenido en cuenta para el análisis de la historia argentina reciente.

El funcionario nacional expresó que “desde hace ocho años nuestro país ha vivido una transformación política, social, cultural y económica con la llegada al poder del ex presidente Néstor Kirchner” y agregó que “fue Néstor el líder indiscutido de este periodo y encabezó el proyecto nacional y popular que hoy lo lleva adelante la presidenta Cristina Fernández”.

Más adelante, Guillermo Justo Chaves dijo que “hoy más que nunca debemos comprometernos, no dar un paso atrás y emanciparnos de los imposibles; sabiendo que para emanciparnos de los imposibles hay que tener en cuenta que la realidad la podemos modificar todos nosotros”.

Finalmente, Chaves señaló que “al cumplirse en poco tiempo un nuevo aniversario del comienzo del proyecto nacional y popular, debemos agradecer al ex presidente Kirchner y a la actual presidenta Cristina Fernández, habernos ayudado a emanciparnos de los imposibles, al convocar a abrir nuestras mentes” y finalizó, “abriendo nuestras mentes y nuestros corazones es como vamos a construir la Argentina del futuro y la ciudad de La Plata que soñamos”.

Por Guillermo Justo Chaves (*)

Las polémicas y los debates acerca de la identidad del peronismo han sido un clásico desde la aparición misma del movimiento nacional. La astucia del “Viejo” en su última etapa o del “General” en su momento de esplendor; su habilidad allá por mediados del siglo pasado, para sintetizar las diferentes corrientes ideológicas que confluían en el culto a la personalidad del tremendo líder, hicieron que todo esté dentro de ese gran proyecto nacional y popular.

Ese momento original arrancó con una lógica de la praxis, es decir, primero el acceso del Coronel Perón al poder, luego de constituirse como el abanderado de un nuevo actor, que pasaría a ser el “sujeto histórico”: el trabajador. A través de la incorporación al sistema político de una cantidad de argentinos que miraban –parafraseando a Discepolín- con “la ñata contra el vidrio” el país de las vaquitas y el trigo, se fue construyendo otra realidad, otra “verdad”. Las grandes conquistas políticas, sociales, económicas y -por que no- culturales, una vez que pasaron a formar parte del acervo de los nuevos sujetos, se comenzaron a plasmar en un cuerpo de doctrina.

Por supuesto que esto ocurrió no porque a Perón le faltara ideología, todo lo contrario. Sus acciones de gobierno denotaban claramente un perfil ideológico, una idea de Estado, de la economía, de la igualdad, de la justicia, de los recursos naturales, etc. Pero el momento de la consolidación del proyecto fue cuando empezaron a aparecer los cuerpos escritos que expresaban desde la teoría o la doctrina aquello que se veía en el país desde la práctica. Y allí fue cuando se le dió sustancia, entre otras cosas, a los tres pilares que hacen a la identidad del peronismo. Sus famosas tres banderas: la independencia económica, la soberanía política y la justicia social. Estos son los ejes medulares de la doctrina. Y si tenemos que reducirlo aún mas, nos remitimos al nombre de la organización: justicialismo, una combinación muy sabia de las palabras justicia y socialismo o, el movimiento que busca la “justicia social” para los que le temen a la palabra con reminiscencia roja.

Lo fundamental son esos tres valores que sustentan esa “concepción del mundo” o “cosmovisión”. Creo que eso trasciende los tiempos. Pero, también en sus orígenes aparecieron aspectos coyunturales. El contexto histórico del mundo bipolar dio origen a la idea de la tercera posición (¡Perón-De Gaulle, tercera posición!), a modo de síntesis dialéctica, haciendo gala el líder del hegelianismo más puro.

A su vez, las llamadas “veinte verdades” pasaron a ser parte de ese “corpus” doctrinario, a tal punto que el propio General a su vuelta y en medio de la propia evolución de los tiempos,  del movimiento nacional y de las nuevas generaciones quiso marcar la cancha con esa famosa frase con la que trataba de poner equilibrio entre las distintas vertientes internas: “somos lo que las veintes verdades dicen” a sabiendas que no era tan así y que el mundo había cambiado.

Durante la primera y segunda presidencia se construyó entre la praxis y la doctrina un modelo de proyecto nacional y de sujeto peronista. En esa Argentina “los únicos privilegiados eran los niños”.

Los problemas de interpretación -todos mas o menos lo sabemos- comenzaron a partir del golpe del 55. El nacimiento de la Resistencia por un lado y la emergencia de un tipo de peronismo y un sector del sindicalismo pactista y acomodaticio fueron dando origen a vertientes ideológicas internas que han dado motivo a decenas de libros, discusiones y divisiones. La interpretación de las palabras del líder y su mandato movían la aguja de la ideología hacia la izquierda o la derecha. La entronización de Cooke como el mandatario y vocero de Perón marcaron esos momentos de la Resistencia.

Todo lo que viene después es largo y para muchos historia conocida. Pero me detengo aquí para el análisis porque estas líneas tienen como objetivo reflexionar sobre el presente y el futuro en base a los elementos mencionados, pero no hacer un nuevo raconto de la historia, además, intentarlo en estas breves líneas sería –cuanto menos- irrespetuoso con quienes lo han hecho ya, con rigor y maestría.

Mi objetivo pensando en la identidad del peronismo y la necesidad del debate y la actualización tiene que ver con dos aspectos: el de los sujetos y el de las ideas.

Por primera vez, mas allá de la opinión de cada uno acerca de la identidad del peronismo asistimos en estos tiempos a la tercera generación de sujetos/dirigentes peronistas. Si como se entiende en el campo de estudio de las sociedades, las generaciones se dan cada veinticinco años, la primera de ellas es la generación de los primeros gobiernos de Perón. Esos trabajadores, los “forjistas”, y quienes participaron de esos años son la primera generación de “sujeto peronista”. La segunda esta constituída por quienes nacieron en esos años. Fueron los “privilegiados” como niños y los que se rebelaron contra la prohibición, el exilio de dieciocho años y los propios padres gorilas. Fueron quienes nacieron entre el 45 y el 55, los que pelearon por el retorno del Viejo. Esa generación que reivindico los ideales del peronismo, fue encarnada por Néstor y ahora por Cristina.

La tercera generación somos  nosotros, quienes nacimos a partir de los 70. Tenemos una particularidad con respecto a las dos generaciones anteriores, no conocimos en vida a Perón. Nuestra visión, no solo por ser propia de un nuevo sujeto, sino por esa particularidad mencionada resulta novedosa y explica en parte nuestro fuerte vínculo con Néstor Kirchner. Creo que pocas veces se ha hecho un examen desde esta perspectiva generacional.

Desde este lugar, entonces me parece que el futuro del peronismo requiere un debate. Los ocho años que pasaron han sido los años de la praxis. Primero Néstor y después Cristina reivindicaron las famosas tres banderas. La soberanía política, por ejemplo, a través de la nacionalización de las AFJP, la recuperación de las empresas prestatarias de servicios o en sectores estratégicos (Aguas, Aerolíneas, etc.), el ingreso al G 20, la presidencia del G.77, la creación de la UNASUR, entre otras cosas.

La independencia económica con los superávit gemelos (fiscal y comercial) pero con presencia del Estado, la política de desendeudamiento externo, la competitividad del tipo de cambio administrado, el fomento del consumo y del mercado interno, etc. Y la justicia social con la fenomenal Asignación Universal por Hijo, la universalización de pensiones no contributivas, el Plan Conectar Igualdad, mas de mil escuelas en siete anos, la baja del desempleo a menos del 8%, la reducción de la pobreza y de la indigencia, entre muchas cosas más.

Se han defendido y se defienden desde el campo de las ideas todas estas acciones. Pero  como el campo de la política excede el sistema político, el campo de las ideas que defienden el modelo ha excedido las fronteras del peronismo. En el futuro es preciso determinar que somos como peronismo sin temer al debate.

Así como la mismísima Iglesia Católica tuvo que replantear su doctrina frente al racionalismo o a la aparición de una nueva realidad a partir de las ideas de Galileo o Darwin, debemos darnos el debate si somos una fuerza de progreso social o conservadora, si luchamos contra la desigualdad o somos cómplices de ella. Si luchamos por los más pobres o somos como algunos tristemente célebres pseudoperonistas  que los usan para mantenerse en el poder.

Debemos discutir si somos capaces de nutrirnos de visiones del mundo que priorizan nuestros valores fundacionales, pero que son posteriores al momento de escribirse los cuerpos de doctrina. Si podemos además de reconocer a Jauretche, Scalabrini, Cooke, Hernandez Arregui y Casullo o Galasso, también hacerlo con Heidegger, Fanon, Sartre, Laclau o Mouffe, que también han sido y son ideólogos de las causas populares. Tal como abrevó Perón de Aristóteles o Hegel.

Como nueva generación, como nuevos sujetos, tenemos el desafío de ir hacia el futuro de Argentina con la visión ideológica clara de lo que queremos, no solo para defender un gobierno sino para darle sustentabilidad a una fuerza política que por sus valores vinculados a la idea de justicia e igualdad indefectiblemente debe tener un sesgo de progreso social. Y que sus cuadros dirigenciales sean formados en estos principios y no sólo en la liturgia o el culto museológico, que también es importante pero es sólo una parte.

Se vislumbra la oportunidad frente a la decadencia e inminente desaparición de algunos referentes de un pensamiento arcaico y conservador, a lo que se suma el aprendizaje de lo acontecido cuando el movimiento fue cooptado por las políticas neoliberales.

Frente al desvanecimiento del mundo bipolar, debemos oponerle una visión multilateral, latinoamericanista y pluralista en el respeto a la diversidad. Ojalá el momento del debate esté llegando y que el peronismo después de las elecciones de octubre con un proyecto nacional victorioso, con la fuerza de las transformaciones de los últimos ocho años, aproveche para consolidar su identidad y su perfil ideológico.

(*) Director del Instituto Nacional de Capacitación Política

Página 4 de 5

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria