25 DE FEBRERO DE 2017 |

La Cámara baja aprobó y giró en revisión al Senado el proyecto de ley de Presupuesto 2017, que prevé una pauta de crecimiento de la economía del 3,5% para el año próximo, un ambicioso plan de obras públicas, y destinar más del 60% de los recursos a gastos sociales.

La iniciativa fue votada positivamente en general por 177 legisladores -más de los dos tercios de los miembros del cuerpo- contra 58 votos negativos y 4 abstenciones que correspondieron a Libres del Sur y uno de los secretarios generales de la CGT, Héctor Daer.

El dictamen de mayoría se votó con un amplio consenso ya que no sólo fue aprobado con el respaldo de Cambiemos, el massismo, el bloque justicialista y una docena de los setenta del FPV lo que marcó una clara ruptura en el seno del kirchnerismo, y bancadas provinciales.

Uno de los diputados del FPV que acompañó la aprobación fue el presidente del PJ, José Luis Gioja, y otro fue el vice presidente del bloque, Luis Basterra.

La implementación del presupuesto tendrá limitaciones para poder ser reformulado porque se votó una reforma del artículo 37 para acotar los superpoderes para cambiar el destino de los recursos presupuestarios ya que se acotó esta atribución a un 7,5% del gasto.

La sanción del presupuesto y de la limitación de los superpoderes se concretó tras un maratónico debate que se extendió doce horas dado que se inició a las 16:30, tras la aprobación del proyecto de asociación público-privado para atraer inversiones para las obras de infraestructura.

Uno de los puntos que estuvo en discusión, pero al final no fue incluído en el proyecto, es la partida de $ 100 millones para las dietas del Parlasur, lo que generó las críticas del presidente del bloque del FPV Héctor Recalde.

Si bien en un principio el oficialismo se mostraba proclive a incluir esa partida, tras la decisión del gobierno de apelar el fallo de la Cámara Electoral, y el rechazo de los propios diputados de Cambiemos y el massismo, se desistió de establecer una partida para tal fin.

Además se incluyeron dos artículos, uno para autorizar al gobierno a alcanzar un acuerdo para cancelar el fallo de la Corte con Santa Fe y San Luis, y otro para reconocer las deudas que 28 empresas tienen con La Rioja, por el programa de promoción industrial.

El presupuesto contempla un crecimiento del PBI de 3,5%; una pauta inflacionaria del 17%; un dólar a 18 pesos; un déficit fiscal del 4,2% y una deuda estimada en $ 247.000 millones, con un gasto global de 2.363.619.870.574 pesos.

También incluye el criterio de priorizar el gasto social ya que se sigue destinando el 64% a servicios sociales y reforzar las partidas para obras públicas, que se harán con el sistema de contrato público privado, ya que se sumaron emprendimientos de infraestructura claves para las provincias.

En el cierre del debate, el presidente del interbloque Cambiemos, Mario Negri, dijo que "éste es el presupuesto que hemos podido construir entre todos, de acuerdo al país que heredamos" y lo "estamos orgullosos haber alcanzado este consenso entre todos".

"Es un presupuesto transparente que no esconde artículos, tiene un crecimiento moderado y no subestima recursos como pasaba en los últimos años del kirchnerismo", agregó.

Negri dijo "somos conscientes que tenemos que ser cuidadosos con el nivel de endeudamiento y con el déficit fiscal, por eso prevemos este año bajar del 4,7% al 4,2%" y ahora "los gobernadores llegaron sedientos de recursos y de palabras, porque si hablaban los retaban".

El presidente del bloque del Frente para la Victoria, Héctor Recalde, anunció que "mayoritariamente este bloque va a votar en contra, pero algunos compañeros lo van hacer a favor" y destacó que este "éste es un presupuesto de ajuste y endeudamiento".

El presidente del bloque justicialista, Oscar Romero, aseguró que "rescato de este presupuesto el planteo de salir del centralismo para tratar de empezar a transitar el federalismo" y señaló que "en este presupuesto se trabajó para lograr, a la mayoría de las provincias, la mejor de las soluciones".

En la discusión en particular hubo un fuerte debate sobre la distribución de las partidas adicionales de $ 1.000 millones para las Universidades que fue cuestionado por los diputados de San Luis, José Ricardo, por el santafesino Mario Barletta y el kirchnerista Axel Kicillof.

En este caso, también se realizó la votación nominal que salió 138 contra 67 votos y 22 abstenciones, mientras se decidió con el mismo sistema en el artículo referido al endeudamiento y aquí también hubo votación nominal que fue de 136 contra 71 votos.

Uno de los cambios sustanciales que se incluye es la incorporación de una suma adicional de $ 5.000 millones en el Fondo sojero que se distribuirá de acuerdo a los índices de coparticipación, el 70% a las provincias y el 30%, pero tendrán el requisito de que se utilicen para obras de infraestructura.

Otro agregado puntual, y que forma parte del acuerdo con los gobernadores, fue destinar $ 8.000 millones para distribuir en forma automática a las provincias que conservan las cajas previsionales para cubrir el déficit de las mismas.

Además se incluyeron cuatro artículos que plasman el acuerdo firmado entre la Nación y las provincias donde se extiende la ley de Responsabilidad Fiscal, pero se incluyen reformas como la obligación de reducir en un 10% el déficit fiscal, se prorrogan deudas de capital por 2 años, y se autoriza a aquellas que tienen superávit a endeudarse sin autorización de la Nación.

También se incrementaron en $ 1.290 millones los recursos para el área ciencia y técnica; en $ 4.500 millones para el Ministerio del Interior, para realizar obras hídricas, otros $ 4.500 millones para el Ministerio de Agroindustria, y $ 300 millones para la aplicación de la ley de bosques.

Fuente: Télam

El jefe del bloque de diputados del Frente para la Victoria (FpV) recordó hoy el 17 de octubre de 1945 como "un cambio de estructura, de modelo" en términos positivos y comparó ese momento con la actualidad del gobierno de Mauricio Macri, al considerar en tono crítico que también "cambió el modelo", en referencia al kirchnerista, para privilegiar a los "ricos".

"Es una pena que el fin del populismo, como define el gobierno, signifique más despidos, menos alimentos, más endeudamiento; la verdad, quedémonos con el populismo", enfatizó Recalde en diálogo con Télam Radio.

El diputado aseveró que "aumentó la pobreza, aumentó el desempleo, esto es un cambio de modelo", y sostuvo que "el Gobierno cree en lo que vulgarmente se conoce como el efecto derrame y acá lo que se están derramando son lágrimas".

"Es un gobierno para ricos y esto lo afirmo basándome en cómo se distribuyen los recursos, yo lo tengo medido hasta agosto desde el 10 de diciembre. Se adjudicaron a los sectores medios y bajos vía reitegros al IVA, Asignación Universal por Hijos, extensión de la Asignación, 35 mil millones de pesos en números redondos", dijo inicialmente. Y agregó que "a los sectores medios y altos, 290 mil (millones) vía exención o derogación de las retenciones o rebaja de las retenciones, más vía lo que pasó con la devaluación". Entonces evaluó que "la transferencia de recursos del sector menos pudiente al más pudiente fue enorme".

"¿Para quién estamos legislando? Para los fondos buitres, para el blanqueo que es un trago amargo, yo lo voté. Por supuesto que yo pedí otras cosas, que no salieron, pedí que se excluyera la posibilidad de blanquear a los contratistas de obras públicas porque se habla de la corrupción pero cuando hay uno que cobra, como José López, hay uno que paga", manifestó desde otra arista.

Sobre López -secretario de Obras Públicas kirchnerista- dijo que se trata de "una maldición que tuvimos nosotros entre los funcionarios" y recordó que las gestiones de Néstor Kirchner y Cristina Fernández tienen al momento "dos condenados: Felisa Miceli y Ricardo Jaime".

"Ahora, no me vengan a hablar de corrupción, eh... Con la venta de dólares a futuro, dos funcionarios -oficialistas-, fueron los que fijaron el domingo 13 de diciembre a cuánto se iba a pagar el dólar a futuro y ellos se beneficiaron con esa medida, que ellos tomaron. Fueron 50 mil millones de pesos y una parte de eso se la llevaron estos dos funcionarios", indicó.

Sobre las conversaciones que mantiene la CGT con el gobierno, Recalde -de reconocida experiencia gremial- remarcó que es "muy respetuoso de cuando se está negociando" .

"Eso sí, hay una sensación de algunos compañeros que se tendría que actuar con un poco más de firmeza. Yo prefiero con tiempo y sin sangre, como decía el general Perón. Espero que haya una decisión de la CGT más acorde con las necesidades. Una sola ley laboral conseguimos que se aprobase en lo que va del año, una sola y fue la ley antidespidos que el presidente la vetó", sostuvo.

Fuente: Télam

El jefe del bloque del Frente para la Victoria en Diputados, Héctor Recalde, resaltó hoy el acuerdo de los jefes de los bloques de la oposición para que la semana próxima se convoque a una sesión especial para que la cámara baja se expida sobre el tema tarifario.

Sin embargo, remarcó que aún queda "pendiente una discusión por saldar" con el Frente Renovador (FR) referida a que ese bloque quiere sacar un proyecto de resolución que evite la suba de los servicios públicos, mientras que el FpV pugna por la sanción de una ley.

"Ayer nos pusimos de acuerdo los jefes de los bloques de la oposición para convocar la semana que viene a una sesión especial para que el Parlamento se expida, porque es una barbaridad lo que está pasando, no se puede judicializar la política", dijo en radio Del Plata, y se preguntó: "¿Cómo puede ser que la Corte sea la que tenga que resolver la angustia de la gente?".

Recalde formuló sus declaraciones luego de que ayer la oposición unida consiguiera quórum para intentar derogar el aumento de tarifas en sesión especial, pero no llegó a los dos tercios para imponer su moción.

No obstante, el oficialismo no pudo evitar que el ministro de Energía, Juan José Aranguren, explique las razones de los aumentos el martes próximo en una comisión especial.

En tanto, Recalde confió que "aún queda pendiente una discusión por saldar con el FR" vinculada a que el partido de Sergio Massa "quiere sacar un proyecto de resolución mientras que nosotros (FpV) queremos que sea una ley (para evitar las subas)".

Y explicó que si bien "las formas no nos interesan porque no es cuestión de ego ni formas, creemos que un proyecto de resolución es pedirle al Presidente que cambie algo que sabemos que no va a cambiar".

También recordó que desde su espacio político se oponen "a todas las medidas antipopulares" y ejemplificó que en el caso del blanqueo de capitales, "pedimos que se excluya a contratistas de las obras públicas pero no nos dieron bolilla".

Asimismo repudió las expresiones del presidente Mauricio Macri sobre los desaparecidos durante el terrorismo de Estado y se preguntó: "¿De qué guerra sucia me está hablando? Eso es faltarle el respeto a todos los que lucharon por la defensa de los derechos humanos".

Macri se refirió ayer al terrorismo de Estado desatado por la dictadura cívico militar como "guerra sucia", llamó "desquiciada" a la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, y respondió que "no" tenia "idea si fueron 9.000 o 30.000, si son los que están anotados en un muro o son muchos más" los detenidos desaparecidos durante la dictadura.
Asimismo, sobre los juicios contra los represores, el Presidente había afirmado: "No es que no los apoye, es que no puedo interferir".  (Télam)

Los bloques del Frente Para la Victoria, Suma +, Coalición Cívica, Partido Socialista y Confianza Pública en la Legislatura porteña presentaron un proyecto unificado contra el tarifazo en la Ciudad de Buenos Aires, el cual será debatido mañana en Comisión de Presupuesto tras un pedido especial de los diputados firmantes.

El jefe de Bloque del FPV, Carlos Tomada, señaló que "si se sigue dilatando la revisión del tarifazo, los comercios, los clubes de barrio, los centros culturales y los centros de jubilados van a sufrir un daño irreversible. Por eso es muy positivo que hayamos avanzado en un proyecto unificado con varios bloques de la oposición para trabajar sobre esto".

"El tarifazo sólo priorizó la ganancia empresaria del sector energético, sin contemplar el impacto indirecto que producía en la producción, en las organizaciones de la vida social y en el empleo del sector de las pequeñas y medianas empresas", sostuvo Tomada.

El proyecto que establece la “Tarifa Cultural, Social y Deportiva” engloba y sintetiza los distintos proyectos presentados referidos a la situación tarifaria de los Centros Culturales, Teatros Independientes, Centros de Jubilados, Bibliotecas Populares, Clubes de Barrio, Cooperativas y Hogares de Niños y cuenta con la firma de 20 legisladores de distintos bloques opositores.

El objetivo de éste proyecto unificador es brindar asistencia económica a los espacios de participación, producción y promoción cultural, social y deportiva de la Ciudad de Buenos Aires, subsidiando el 50% de los servicios mensuales de agua, luz y gas.

Página 1 de 61

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria

showshowshowshowshowshowshowshowshowshowshowshowshowshow