22 DE OCTUBRE DE 2017 |

La Fiscalía de la Ciudad consiguió una condena de ocho días de prisión efectiva para un conductor alcoholizado que generó un choque en el Bajo porteño. 

Un martes al mediodía, en vísperas de la última Navidad, un hombre de 42 años manejaba su camioneta por la avenida Belgrano, cuando al llegar a la intersección con Huergo impactó contra una pick-up. Si bien no se registraron lesiones, a raíz del incidente intervinieron agentes de control de tránsito y comprobaron la existencia de 2,11 gramos de alcohol por litro de sangre en el mencionado conductor. 

La ley vigente establece un máximo de 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre para conductores de autos particulares, y tolerancia cero para los que manejen vehículos de carga y transporte de pasajeros. La camioneta fue inmediatamente secuestrada, y se dio intervención a la Fiscalía de la Ciudad por violación del artículo 114 del Código Contravencional (Conducir con mayor cantidad de alcohol en sangre o bajo los efectos de estupefacientes).

Las penas contempladas en este artículo establecen, según la gravedad del incidente, una multa de 200 a 2000 pesos, o una pena de entre uno y diez días de cárcel. Tras analizar las consecuencias del hecho, así como el riesgo causado, el Fiscal Federico Villalba Díaz solicitó una condena de ocho días de prisión efectiva, a cumplirse en la cárcel de contraventores de la Ciudad ubicada en el barrio de Pompeya. Mediante un juicio abreviado, el conductor asumió la responsabilidad de los hechos y aceptó la pena de prisión efectiva, que entrará en vigencia a fines de octubre. Asimismo, deberá realizar un curso en la Dirección General de Seguridad Vial de la Ciudad, y hacerse cargo de las costas correspondientes al proceso.

En agosto del año pasado, Villalba Díaz había conseguido por primera vez la pena máxima de diez días de prisión efectiva para un conductor alcoholizado. Se trató de un taxista de 30 años, que perdió el control de su vehículo y terminó subido a la vereda en la intersección de Bernardo de Irigoyen y Moreno, en el barrio de Monserrat.

La conducción de vehículos con nivel de alcohol en sangre superior al permitido es la cuarta contravención más recurrente en la ciudad (le sigue a cuidacoches, ruidos molestos, y hostigamientos). En 2016 se registraron un total de 3812 casos de conductores alcoholizados, lo cual da un promedio de alrededor de un caso de alcoholemia positiva cada dos horas.

El barrio donde más se concentra esta conflictividad es Palermo, donde tuvieron lugar el 52 por ciento de los casos. Le sigue Belgrano, con el 16 por ciento, y Recoleta, con el 7 por ciento.

El Fiscal Villalba Díaz señaló que  “el conductor comprendió el alcance de su accionar y los daños que pudieron ocurrir en casos como éste, donde no solamente se encuentra en juego el patrimonio de terceros sino la vida e integridad física de toda la sociedad. Sin perjuicio de ello se llegó a un acuerdo de pena  ejemplificadora por el riesgo creado y creo que esta clase de condena está marcando una tendencia dentro de la Justicia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires enviando un claro mensaje que es que el alcohol al volante siempre es una combinación nociva con graves consecuencias legales y personales”.

La seguridad vial es una cuestión de agenda para la Fiscalía de la Ciudad. El pasado mes de junio, a menos de dos meses de la viralización de un video que registraba una carrera de coches en plena Avenida 9 de Julio; la Fiscalía identificó a los responsables y logró en tiempo récord sendas penas de un año de prisión en suspenso, más dos años de inhabilitación para conducir y la donación a una institución de bien público del dinero recolectado de la venta de los vehículos utilizado en la carrera.

 

Buenos Aires, 10 de octubre de 2017  

 

Código Contravencional:

 

Artículo 114 - Conducir con mayor cantidad de alcohol en sangre del permitido o bajo los efectos de estupefacientes -. Quien conduce un vehículo superando los límites permitidos de alcohol en sangre o bajo la acción de otras sustancias que disminuyan la aptitud para hacerlo, es sancionado/a con doscientos ($200) a dos mil ($2000) pesos de multa o uno (1) a diez (10) días de arresto. Admite culpa

La Fiscalía de la Ciudad clausuró ayer un lavadero ilegal de vehículos de gran porte en el barrio de Barracas. El lavadero, ubicado en la calle Chubut al 1200, fue clausurado por arrojar al espacio público sustancias insalubres capaces de producir daño a la salud y al medio ambiente, además de no contar con la habilitación correspondiente.

La Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental (UFEMA), a cargo interinamente del fiscal Federico Villalba Diaz, comenzó la investigación debido a una denuncia de vecinos por el funcionamiento irregular del lavadero. El fiscal ordenó una inspección a la División Operaciones del Departamento de Delitos Ambientales de la Policía Federal con intervención de inspectores de la Dirección General de Control Ambiental y de la Dirección General de Fiscalización y Control, quienes verificaron que el lugar no contaba con ningún tipo de habilitación y tampoco cumplía con las mínimas condiciones de funcionamiento y de seguridad e higiene.

Durante el procedimiento se encontró en el lavadero vehículos de gran porte como micros de larga distancia y camiones. Y los policías pudieron comprobar que el lavadero derramaba sustancias nocivas en forma directa al desagüe pluvial de la vía pública. Además el predio contaba con una cámara de contención totalmente saturada con elementos generados por la actividad, y se procedió a extraer estas sustancias con una bomba.

El fiscal Villalba Díaz clausuró el lavadero por arrojar sustancias insalubres en lugares públicos, actividad sancionada en el artículo 54 del Código Contravencional. También dispuso identificar a la empresa a cargo del establecimiento y su encargado.

En el operativo se dispuso la toma de muestras de las sustancias arrojadas a la vía pública y su remisión a laboratorio para determinar su composición y grado de nocividad para la salud pública y medio ambiente. Y se ordenó el desalojo total de vehículos del predio.

Buenos Aires, 8 de febrero de 2017

Marco Legal

Artículo 54 - Colocar o arrojar sustancias insalubres o cosas dañinas en lugares públicos. Quien coloca o arroja sustancias insalubres o cosas capaces de producir un daño, en lugares públicos o privados de acceso público, es sancionado con multa de seiscientos ($ 600) a quince mil ($ 15.000) pesos o tres (3) a treinta (30) días de arresto.

La sanción se eleva al doble cuando la conducta se realiza en espacios donde concurren niños/as.

Idéntica sanción de multa le corresponde a las personas de existencia ideal cuando la acción se realiza en nombre, al amparo, en beneficio o con autorización de las mismas.

Admite culpa.

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria