18 DE DICIEMBRE DE 2017 |

La Universidad Austral realizó un informe que comparó las variables en la elección del electorado en los comicios del pasado domingo 22 de octubre de 2017 con los resultados de las elecciones en 2015. El estudio analiza los 526 departamentos y partidos de los 24 distritos electorales del país.

Buenos Aires, miércoles 25 de octubre - En las elecciones legislativas del pasado domingo el gobierno nacional se impuso en el país con el 41,76% de los votos. En comparación con su performance en 2015, Cambiemos logró un crecimiento del 21,64% en el caudal de votos. Así lo reveló un informe realizado por la Universidad Austral, en el que se comparan los resultados de los comicios de 2017 con los de 2015, en cada uno de los 526 departamentos y partidos distribuidos en las 24 provincias de Argentina.

El estudio fue liderado por el doctor Federico Landera, experto en Derecho Electoral de la Escuela de Política, Gobierno y Relaciones Internacionales  y profesor en la Cátedra de Derecho Constitucional I de la Facultad de Derecho de la Universidad Austral. El académico no sólo analiza el comportamiento del electorado con respecto a las fuerzas políticas, sino también revela el nacimiento de una nueva fuerza -tercera a nivel nacional en las elecciones del último domingo- a la que denomina "peronismo disperso": el conglomerado de peronismos locales de cada provincia que "dejaron de darle apoyo al kirchenismo".

Cambiemos fue la fuerza política que ganó en más departamentos y partidos. Lo hizo en 267 distritos locales en las elecciones del 2017, que se reparten en 21 provincias. En el 2015 había ganado en 170 departamentos y distritos en 14 provincias.

Por su parte, el kirchnerismo obtuvo el segundo lugar en las elecciones del 2017 con el 21,83% y sufrió un retroceso del 40,77% con respecto a las elecciones del 2015.

En las elecciones presidenciales del 2015, el kirchnerismo había ganado en 331 departamentos y partidos de los 526 existentes, mientras que en las elecciones a diputados nacionales del 2017 tan solo ganó en 52 distritos.

Con respecto a su performance en los departamentos y partidos distribuidos en el país, el peronismo disperso ganó en 151 en 2017, que se reparten en 15 provincias; mientras que en el 2015 tan solo había ganado en 7 distritos locales, todos de la provincia de San Luis.

Denominado en el informe como "peronismo disperso", el conglomerado de peronismos provinciales fue la tercera fuerza a nivel nacional con el 14,65% de los votos. Así logró un incremento pronunciado con respecto a los comicios del 2015, dado que su crecimiento fue del 777,24%.

Cambiemos fue la fuerza política que ganó en más provincias. Lo hizo en 13, mientras que en 2015 solo había ganado en 4.

En las elecciones presidenciales de 2015, el kirchnerismo había ganado en 17 provincias, mientras que en las elecciones a diputados nacionales de 2017 tan solo ganó en 3. El peronismo disperso ganó en 7 provincias en los últimos comicios, mientras que en 2015 tan solo había había ganado en la provincia de San Luis, con la candidatura de Adolfo Rodríguez Saá.

Por otra parte, además del kirchnerismo, la otra fuerza política que ha disminuido notablemente sus resultados con respecto a las elecciones del 2015 fue el massismo y sus aliados. En los recientes comicios obtuvo el 5,83% a nivel nacional, mientras que en 2015 había logrado el 21,34% de los votos, si se juntaran los resultados de Sergio Massa y Margarita Stolbizer hace dos años. De esta manera, el descenso fue del 72,68%, siendo el mayor registrado para una fuerza política en estas elecciones.

“Peronismo disperso”, ¿el otro gran ganador de las elecciones del domingo?

Durante las elecciones del pasado domingo 22 de octubre, el kirchnerismo dejó de contar con el apoyo de los peronismos locales y, al respecto, el doctor Landera afirma: "Está claro que Cambiemos fue el gran ganador del domingo 22 de octubre y mejoró su performance con respecto a las pasadas elecciones presidenciales. Además, de ganar en 5 provincias en el 2015, pasó a imponerse en 13. Sin embargo, durante estas últimas elecciones de medio término se asomó otro ganador, un poco disperso en su identidad, pero ganador al fin. Podríamos denominar “peronismo disperso” al conglomerado de peronismos provinciales, sin contar al kirchnerismo y al massismo".

"Dentro de esta fuerza, el movimiento justicialista tuvo un crecimiento de casi 780%, en relación al 2015. En aquella oportunidad había logrado el 1,67% con la candidatura de Aldolfo Rodríguez Saá, mientras que el domingo pasado alcanzó el 14,65% sumando las candidaturas de las diferentes provincias. Además, en el 2015 había ganado en una sola provincia (San Luis), mientras que este año se impuso en 7", concluye el doctor Landera.

Informe completo - Prensa Austral:

Primeras imágenes del país después del 22 de octubre: Cambiemos envalentonado y el peronismo entre el fracaso de la oposición amigable y la incógnita del postkirchnerismo.

Por Pablo Papini (*)

Durante las nueve semanas que separaron a las PASO del comicio de ayer se discutió poco (se habló del frío clima preelectoral, de hecho, y con razón), y siempre alrededor de lo mismo: hegemonía macrista, crisis peronista, sólo se trata de ver hasta dónde llega la CEOcracia. A propósito, primera pregunta: ¿cómo se interpretarán estos resultados al interior del macrismo?. Lo que llaman gradualismo es shock, pero podría ser todavía peor.

¿Irán a por más, como se le reclama al gobierno nacional desde los termos ultraliberales?, ¿O seguirán cuidando la sustentabilidad política?

Es cierto: el hachazo al bolsillo ha contado a su favor con el colchón de una herencia que sólo en el relato es pesada. Pero ha ganado terreno en las urnas una narrativa sacrificial que antes en Argentina sólo había tenido lugar con finales de ciclo sangrientos, que no fue el de CFK.

Se trata de una novedad; si el peronismo no la somatiza, seguirá fuera del signo de los tiempos, pecado esencial en esa formación. En definitiva, todo tiene que ver con la falta de reflexión acerca de 2015.

Que ya no pasa por comprender una derrota electoral en sí, sino por cómo se llegó a que se premie a una fuerza que hace épica de la resignación. Y a la que se le disculpa, mientras dure ese crédito, hasta salvajadas como la del manejo siniestro que tuvieron en el caso Santiago Maldonado.

Cambiemos está en una etapa en la que puede cualquier cosa porque todo mal trago se asume como necesario. ¿Simplemente rechazo al pasado o hay algún convencimiento allí?

Seguramente haya una tensión al respecto al interior del voto cambiemista, pero en política, mientras se triunfe, hay derecho a avanzar, a llenar de contenido esa victoria.

Siempre sin perder de vista las relaciones de fuerza, por supuesto. Pero ahí irrumpe el otro aliado de Mauricio Macri y compañía en esta lucha. “Cambiemos está en una etapa en la que puede cualquier cosa porque todo mal trago se asume como necesario. ¿Simplemente rechazo al pasado o hay algún convencimiento allí?”

El justicialismo en pleno ha sido cacheteado.

Hasta ayer tenía varios vencedores insuficientes; de aquí en más, son mayoría los derrotados. Insólitamente, en las últimas horas se supo que los gobernadores más amigos de Olivos, los que perdieron peor, querían acotar a los intendentes de Unidad Ciudadana. Varios de los cuales mejoraron su performance de las primarias. Los caciques provinciales que salieron bien parados de esta elección son los que más le mostraron sus dientes a Casa Rosada.
Ni éstos ni aquellos alcaldes practican cristinismo, pero tampoco gorilismo doméstico contra la presidenta mandato cumplido.

¿No será que conviene el postkirchnerismo y no el antikirchnerismo, para lo cual el público ya tiene oferta consolidada en el mercado electoral? Incorporar aquella experiencia, reinventarla. No clausurarla. La justicia social no pasa de moda; sí las formas de convencer de que es conveniente ese rumbo, por resumirlo entendiblemente. La grieta en el macrismo –que no es tal porque hay un bando ultra dominante: el del jefe de gabinete Marcos Peña– se da entre la tesis del premier y la del titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó.

El primero alega que hay que mantenerse en la posición purista de ajenidad al peronismo. El segundo, propone incorporar a algunos pejotistas no-K para procurar evitar la segunda vuelta en 2019. Ahora la cuenta es otra: ¿por qué eso se alcanzaría negociando con derrotados?

¿Por qué no ir también por sus dominios locales?

Las reelecciones disponibles para todos (Macri, María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta) son los paños fríos que postergarán cualquier puja por la de la consolidación en curso. Se habla del drama que puede representarles una Elisa Carrió con más de 50 puntos, pero vienen llevándose por delante varias máximas tenidas por indiscutibles.

“¿No será que conviene el postkirchnerismo y no el antikirchnerismo, para lo cual el público ya tiene oferta consolidada en el mercado electoral?”

Por otro lado, ya le marcaron la cancha: el fallo contra Alejandra Gils Carbó, a quien Lilita sostiene a su pesar hasta que le aseguren que le tocará algo en el reparto del eventual nuevo orden en el mundo de los fiscales, salió justo cuando ella debió callarse la boca unos días tras patinar por el caso Maldonado cerca de la hora de las urnas. Nada personal, sólo negocios, dijo el Presidente y aprovechó esa patinada para avanzar casilleros en relación a una socia que necesita pero que lo incomoda.

Convendría dejar de considerar que hay allí apenas idiotez y marketing. En el país del 23 de octubre, pues, asoma una calesita en medio de un desierto. La incógnita es si ello no entrañará riesgos.

Siempre han andado mejor los que debían lidiar con competencia dura.

(*) Abogado y asesor legislativo en la Cámara de Diputados de la Nación. Militante peronista. Entusiasta proyecto de analista político. De Avellaneda.
NAC&POP: Twitter: @pabloDpapini

La senadora electa por la provincia de Buenos Aires de Unidad Ciudana brindó un discurso desde el búnker kirchnerista en Arsenal de Sarandí. "Reconocemos la derrota. Somos serios. Jamás montaríamos un espectáculo. No somos una fuerza televisiva", afirmó.

Cristina Kirchner logró aumentar en casi tres puntos su caudal de sufragios (alcanzó el 37,24%), el salto de Cambiemos fue impresionante: pasó de 34% en las Paso a casi 41 en las elecciones generales. La diferencia entre ambos candidatos es de menos de 300.000 votos.

La senadora electa por la provincia de Buenos Aires de Unidad Ciudana brindó un discurso desde el búnker kirchnerista en Arsenal de Sarandí.

Sus principales definiciones:

"Felicito a todos los candidatos de Unidad Ciudadana. Gracias, Jorge Taiana".

"Hemos crecido a pesar de la mayor concentración de poder que se tenga memoria desde el retorno de la democracia".

"Solo Unidad Ciudadana creció entre los sectores opositores. Somos la oposición más firme a este gobierno".

"Las oposiciones firmes al Gobierno han avanzado en todo el país. La Argentina eligió qué modelo de oposición quiere".

"Hay que aumentar la base de sustentación. Sólo la unidad es la que nos va a permitir eso".

"Reconocemos la derrota. Somos serios. Jamás montaríamos un espectáculo. No somos una fuerza televisiva".

"Unidad Ciudadana ha venido para quedase. Será la base, no la totalidad, de la alternativa a este gobierno".

"Acá no se acaba nada, acá empieza todo. Fue una hazaña competir como lo hemos hecho. Muchas gracias".

La Fiscalía de la Ciudad y la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N°1, con competencia electoral, dispondrán este domingo de un servicio en el que realizar consultas y denunciar posibles irregularidades en torno a las elecciones legislativas 2017.

En horario paralelo al de los comicios, de 8 a 18 horas de este domingo 22 de octubre, los interesados podrán comunicarse con la líneas telefónicas 4314-2908 y 0800 33 347225 (FISCAL), o bien acercarse en persona a las sedes de la de Fiscalía Federal (Comodoro Py 2002, 5 piso) o de la Fiscalía de la Ciudad (Paseo Colón 1333, Piso 1).

También podrán contactarse por correo electrónico, a la casilla Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Cabe recordar que la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 1, con competencia electoral a cargo del Fiscal Di Lello tiene jurisdicción en todo el país.

Se trata de una iniciativa en conjunto entre ambas Fiscalías que fue llevada a cabo por primera vez en las elecciones presidenciales de 2015. En aquella ocasión, alrededor del 80 por ciento de las denuncias fueron realizadas por vía telefónica y a través de Internet.

Página 1 de 2

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria