20 DE JULIO DE 2017 |

Arrancó a las 8 en todo el territorio nacional con miras a la segunda vuelta que tiene como candidatos a Daniel Scioli del FpV y a Mauricio Macri de la alianza Cambiemos. La prohibición de la propaganda proselitista no alcanza a las redes sociales.

Según la normativa vigente, la veda implica que está prohibido hacer actos de proselitismo, por lo tanto queda clausurada la campaña electoral en todo el territorio nacional.

La ley impide todo tipo de declaración de propaganda política de candidatos, funcionarios o comunicadores sociales, así como la difusión de encuestas y sondeos preelectorales.

La prohibición de la propaganda no alcanza a redes sociales como Twitter o Facebook.

La del domingo será la novena elección presidencial desde la recuperación democrática en 1983 y contando la primera vuelta celebrada el 25 de octubre.

El sucesor de Cristina Fernández de Kirchner surgirá entonces de la compulsa que dirimirán Daniel Scioli (Frente para la Victoria), Mauricio Macri (Cambiemos). (Télam)

El candidato del Frente para la Victoria encabezó anoche su segundo acto de cierre de campaña en González Catán, donde convocó a todos los peronistas a la unidad y recalcó que el domingo los argentinos elegirán entre dos modelos de país.

El candidato presidencial del Frente para la Victoria (FpV), Daniel Scioli, cerró su campaña en La Matanza con vistas al balotaje del domingo próximo convocando “a todos los peronistas a enfrentar este momento histórico y defender los logros de estos años” y se postuló como el presidente que gobernará teniendo como prioridad "a los más humildes, a los trabajadores y a la clase media”.

“La opción es clara, este domingo se enfrentan dos proyectos: uno liberal, expresión del capitalismo salvaje de esta nueva alianza reconvertida, y nuestro proyecto que desde las bases fundacionales peronistas se proyecta al futuro”, aseguró Scioli al iniciar el acto en una comparación con Cambiemos, la alianza que postula a la presidencia a Mauricio Macri.

El gobernador bonaerense aseguró que el proyecto de Cambiemos “atenta contra el bolsillo y la estabilidad económica, queriendo dar un nuevo golpe del mercado utilizando el brazo judicial para llevar adelante esta estafa que es una nueva gran devaluación”.

Ante más de más de 10.000 personas que colmaron el polideportivo Juan Perón de González Catán, donde incluso cientos de asistentes debieron seguir el acto por una pantalla gigante ubicado fuera del estadio, Scioli encabezó el acto de cierre de campaña que se inició pasadas las 19.30 cantando el himno nacional y agradeciendo al “maravilloso pueblo de La Matanza, capital del peronismo”.

“Hoy el país se encuentra ante esta amenaza y engaño que se esconde detrás de la palabra cambio, ya no saben cómo encubrir lo que se viene,” aseguró Scioli y convocó “a todos los peronistas a enfrentar este momento histórico".

"Somos el símbolo de la justicia social y vamos a defender los logros de estos años, interpretando hacia el futuro las nuevas demandas”, subrayó.

“Vengo a defender a los más humildes, a los trabajadores y a la clase media”, resaltó y explicó que su contrincante “está haciendo un muy serio pacto con los diablos, los fondos buitres, el Fondo Monetario Internacional que quiere venir a imponernos la quita de subsidios” y contrapuso el proyecto del FpV que “representa la defensa del salario” de los trabajadores.

Ayer al mediodía, Scioli encabezó su primer acto de cierre de campaña en Mar del Plata y pidió a los argentinos, con una frase del papa Francisco, elegir este domingo entre "el Estado presente o el capitalismo salvaje", en referencia a su rival Mauricio Macri (Cambiemos) a quien volvió a llamar "el líder de la alianza conservadora que quiere aplicar una devaluación, un ajuste y una quita de subsidios".

"Como dijo el papa Francisco, hay dos caminos: el del Estado presente o el del capitalismo salvaje. Y yo me quiero poner delante de eso para que nunca más ocurra en la Argentina, no quiero que les sigan mintiendo", reiteró el candidato oficialista.

"Acá se decide entre un creído de Barrio Norte y un trabajador", dijo Scioli al compararse con Macri y recordar que nació en Villa Crespo.

"Entiendo mejor que nadie sus dolores y preocupaciones", manifestó el gobernador bonaerense.
El postulante presidencial oficialista aseveró que "el domingo se trata de optar por un Estado presente que supo escuchar las nuevas demandas" y aprovechó para repasar las medidas económicas que propuso durante su campaña de cara al balotaje.

En un encendido discurso, Scioli destacó que la elección del domingo "se trata de decidir el futuro de los argentinos", y remarcó: "No queremos la ausencia del Estado, no queremos ponernos de rodillas con los fondos buitre. No es generar una campaña de miedo, el miedo lo genera Macri cuando dice que va a cortar subsidios, sueldos".

Tanto en Mar del Plata como en La Matanza, Scioli estuvo precedido en la palabra por su compañero de fórmula, Carlos Zannini, quien afirmó que lo que está en juego en el balotaje es “el manejo de la economía con corazón nacional”.

“Recuperamos a lo largo de estos años el manejo de la economía, y lo hicimos poniendo un corazón nacional. No dejamos todo librado al mercado y acá están los resultados. De esa forma le cambiamos la vida a los argentinos”, recalcó.

El final encontró a la militancia en González Catán entonando la marcha peronista y un canto futbolero que resonó toda la tarde: "el domingo cueste lo que cueste, el domingo tenemos que ganar". (Télam)

El candidato presidencial de Cambiemos, Mauricio Macri, cerró ayer su campaña electoral en la ciudad jujeña de Humahuaca arengando a los miles de militantes reunidos en la Quebrada al grito de "¡cambiemos!" y pidió "confianza" a los argentinos de cara al balotaje del próximo domingo.

En un acto masivo -el equipo de campaña dijo que hubo más de 6.000 personas-, Macri brindó un breve discurso (solo 11 minutos) con una puesta en escena que procuró ser cinematográfica, en la explanada central del Monumento a los Héroes de la Independencia, rodeado de la cúpula de Cambiemos y con la militancia sobre las escaleras ascendentes y descendentes, todo filmado constantemente por un drone.

"Voy a dejar lo que tengo y lo que no tengo para que los argentinos tengan mejores oportunidades", afirmó Macri, y señaló que "los héroes de nuestra patria no son un grupo de iluminados sino que lo somos todos".

El jefe del gobierno porteño pidió al electorado confianza y prometió que "cada vez que se emprenda un proyecto, se estará cambiando la vida de los argentinos".

"Se puede vivir en un país con Pobreza Cero, con educación pública de calidad, echando al narcotráfico que destruye nuestras familias y uniendo a los argentinos. Ya probamos demasiado tiempo estando enfrentados", agregó.

Macri dijo que "gobernar es hacer y hacer todos los días" y pidió a la militancia "en estos últimos dos días transmitir la alegría" de su espacio y les aseguró que irán "todos juntos a una nueva Argentina", concluyendo al grito de "¡cambiemos!" sobre el final.

Previamente, el único orador fue el gobernador electo de Jujuy, Gerardo Morales (debido a que la candidata a vicepresidenta, Gabriela Michetti, no pudo participar por estar internada en Buenos Aires debido a una gastroenteritis), quien agradeció a Macri "privilegiar al Norte y por tener un compromiso federal" y dijo que lo que hace el oficialismo (en alusión a lo que ellos llaman la campaña del miedo) "es perverso y no sirve".

El acto en Humahuaca -una idea que Morales le propuso al jefe de campaña, Emilio Monzó, y que Macri aceptó al instante- contó con una militancia variopinta, con nutrida presencia radical, muchos del PRO de Jujuy y varios que viajaron desde Buenos Aires, además de una niña cantora de de coplas que entonó una canción con un mensaje alegórico al cambio.

Entre los presentes de Cambiemos estuvieron el presidente de la UCR, Ernesto Sanz, el gobernador de Corrientes, Ricardo Colombi, los diputados Ricardo Alfonsín, José Cano y Miguel Bazze, la gobernadora electa bonaerense, María Eugenia Vidal, y el jefe de Gobierno porteño electo, Horacio Rodríguez Larreta.

En las horas previas al acto, militantes radicales y macristas paseaban por el centro histórico de la bella localidad jujeña, emblema turístico de esta provincia, tomándose fotos con los dirigentes del PRO que fueron llegando desde la mañana y que recorrían el pueblo, en el que se veían banderas de la UCR y de Cambiemos en varios autos y locales, e incluso merchandising de Macri, como CDs que prometían "música de Mauricio Presidente".

Más temprano, Macri brindó una conferencia de prensa a prensa local y extranjera en el hotel en el que se hospedó en la ciudad de Huacalera (cerca de Humahuaca), en donde aseguró que "el cambio fundamental" en caso de ganar el balotaje del domingo "será tener un gabinete económico equilibrado en cuanto a las funciones de los ministros".

Si bien el término "desarrollista" utilizado por Macri puede hacer creer que fue un guiño a Rogelio Frigerio, fuentes del PRO aseguraron a Télam que el dirigente del MID y titular del Banco Ciudad probablemente sea ministro del Interior, mientras que el hermetismo con respecto al titular de Hacienda permanecerá hasta la semana que viene (las especulaciones se centran en Alfonso Prat-Gay aunque no hay certezas).

Además, Macri negó que vaya a hacer un ajuste porque la Argentina "esté ajustada ya hace cuatro años, congelada, no se consiguen nuevos trabajos" y cuestionó que, de ganar las elecciones, Cambiemos recibirá -a su entender - "una economía con un enorme desorden y un Banco Central pelado".

Consultado por la política de derechos humanos, Macri enfatizó: "No habrá ningún cambio, lo que no pasará es que nos creamos los dueños de los derechos humanos. Vamos a estar alineados al mundo, defendiendo los Derechos Humanos y la lucha contra el terrorismo".

Luego, Macri participó del tradicional ritual religioso de la Pachamama en la localidad de Huacalera, en el monumento al Trópico de Capricornio, junto al gobernador electo, Gerardo Morales, el diputado José Cano, el presidente del PRO, Humberto Schiavoni, y los jefes de campaña, Marcos Peña y Emilio Monzó. (Télam)

Lo afirmó Miguel Calvete, Director Ejecutivo de la Federación de Supermercados y Asociaciones Chinas (FESACH) y Secretario Gral. de la Cámara de Autoservicios y Supermercados Propiedad Residentes Chinos de la República Argentina (CASRECH), en referencia a las declaraciones de diferentes dirigentes del Kirchnerismo, quienes anticipan que que si gana Macri habrá una importante devaluación. Además, los empresarios proponen que se reemplace el “dólar contado con liqui” por un “dólar para el comercio exterior” que beneficie la competitividad y baje los precios en el mercado interno.

El directivo repudió que se utilice el tipo de cambio para hacer campaña de cara a la segunda vuelta de la elección presidencial porque consideró que “es injustificable que se atemorice a la gente anunciando supuestas subas o bajas de esa moneda que, en ambos casos, perjudicaría a todos los ciudadanos”.

Al respecto, Calvete criticó fundamentalmente “la campaña montada por el Frente para la Victoria, en donde se anuncia que si gana Macri habrá una importante megadevaluación, siendo que ya hubo una verdadera devaluación del 350 %, que fue una medida aplicada por el propio oficialismo nacional desde 2011 hasta hoy, llevando la moneda norteamericana de $3,50 a casi $15”.

En ese sentido, el representante de los autoservicios chinos del país explicó que “todas las empresas ya rigen todos sus costos en la actualidad a un dólar que oscila los $15”y agregó que “eso ocurre porque hoy las industrias concretan obligadamente sus operaciones utilizando el “contado con liqui” porque el Banco Central otorga un cupo limitado de dólares al sector industrial que les impide cubrir los gastos de insumos importados y lo mismo ocurre para la exportación”.

Sin embargo, Calvete explicó que el problema que atraviesan las industrias alimenticias actualmente es la suba constante del precio del dólar contado con liqui, que está ligado a la creciente demanda de dólares por parte de las empresas del mercado local.

Por esto, el representante de los autoservicios chinos anticipó que las diferentes asociaciones de comercios de proximidad e industrias alimentarias coincidieron en proponerle al próximo gobierno que se instaure “un esquema de dólar de comercio exterior con un tipo de cambio estable y específico para ser utilizado sólo por las empresas industriales para las operaciones relacionadas con las compras y ventas de determinados insumos con el exterior”.

El dirigente explicó que “esa medida económica permitiría facilitar las operaciones a las industrias productoras y brindar una mayor previsibilidad con un tipo de cambio mucho más estable que se ubicaría entre el dólar oficial y el blue, evitando depender de las fluctuaciones y de la alta cotización del “contado con liqui”.

El referente del supermercadismo de proximidad dijo que “hoy el empresariado atraviesa una situación muy diferente a la que se vivía en el 2003” pero aclaró que “se necesita mayor previsibilidad para favorecer las inversiones y la producción”.

Finalmente, Calvete concluyó diciendo que “la gente necesita un gobierno que le brinde confianza” y agregó que “eso no se va a lograr anunciando medidas económicas inaplicables” porque consideró que “sería una verdadera utopía para la historia argentina pensar que el dólar pueda bajar un cuarenta por ciento como se propone desde el Kirchnerismo cuando ya trepó un 350 % en cuatro años”.

Página 5 de 148

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria

Could not open a directory stream for /var/www/clients/client207/web310/web/images/stories/show/