23 DE ENERO DE 2018 |

La diputada nacional y referente del kirchnerismo en Quilmes, Mayra Mendoza, se refirió a los despidos de más de 100 trabajadores en la localidad del GBA. "Las cesantías pueden llegar a 500 o mil personas. Se está dejando en la calle a trabajadores que ganan entre 5 mil y 9 mil pesos, mientras se aumentan los salarios de los funcionarios jerárquicos", aseguró Mendoza.

Por Enrique de la Calle

La diputada nacional y referente del kirchnerismo en Quilmes, Mayra Mendoza, participó de la jornada de protesta que trabajadores despedidos realizaron en la puerta de la municipalidad de la localidad bonaerense que conduce el macrista Martiniano Molina. Hasta el momento, hay confirmadas 100 cesantías pero podrían llegar a mil. "Molina gasta mucho en publicidad, en videos, en redes sociales. Es puro marketing, no hay gestión", describió.

APU: ¿Cuál es la situación de despidos en el municipio de Quilmes?

Mayra Mendoza: Hoy, hay 140 despedidos confirmados. Pero las autoridades del municipio le dijeron al gremio de trabajadores municipales y a ATE - Quilmes que los despidos pueden ser de 500 a 1000. El problema es que el gremio de empleados municipales no se manifiesta sobre el conflicto, avalaron los despidos. Eso es una desventaja. Ellos arreglaron con el municipio. Solo ATE está manifestando. Aclaro algo: los trabajadores de planta, históricos del municipio, están muy disconformes con lo que está pasando.

APU: ¿En qué áreas se dan los despidos?

MM: Muchos en servicios públicos, en Niñez, Desarrollo Social y Salud. Se trata de servicios muy importantes para los sectores vulnerables. Hay toda una decisión política muy clara detrás de este ajuste, está muy claro a quiénes perjudica.

APU: Trascendió que el intendente Martiniano Molina reconoció que las cesantías tiene que ver con un pedido de la gobernadora Vidal y el presidente Macri.

MM: Es así, lo reconoció Molina en el telegrama de despido. Se viola toda autonomía municipal, es una locura. Por supuesto, él no se hace cargo de lo que le toca. Él fue elegido por el voto popular para gobernar Quilmes, no para cumplir órdenes de Macri o Vidal. Hay un dato muy relevante: Avellaneda, que está al lado de Quilmes, hace días incorporó a 800 trabajadores y les dio un 30% de aumento. Avellaneda tiene un empleado municipal cada 75 y 100 habitantes. Es la misma escala que Quilmes, pero Molina tiene otra política. No es cierto que sea desproporcionada la plantilla de trabajadores estatales de Quilmes.

APU: ¿Cuánto ganan los trabajadores que se quieren despedir?

MM: Se está tratando de dejar en la calle a personas que cobran entre 5 y 9 mil pesos mensuales. Pero te doy un dato: mientras eso pasa, se aumentaron los salarios de los puestos jerárquicos en un 150%. No es cierto que no haya plata. Hay una decisión política de Molina que consiste en dejar a familias en la calle mientras se le da mayores privilegios a sus funcionarios.

APU: En general, ¿Qué valoración hace de la gestión de Martiniano Molina en estos dos años?

MM: Como es la gestión de Mauricio Macri en Nación. Es puro marketing. Hace un gran gasto en publicidad, en videos, en redes sociales. Se gasta mucho en pautar en medios amigos. No se refleja en la gestión el presupuesto que tiene Quilmes. Hay que remarcar que la salud en el municipio está en el peor momento. Cierran salitas de atención primaria, no hay médicos, no hay insumos. De hecho, muchos despedidos son del hospital Oller (echaron a dos pediatras), que es una maternidad. Eso te dice muchas cosas. El sistema sanitario público está en su peor momento de la historia. Y en eso también es responsable la gobernadora María Eugenia Vidal porque la provincia no acompaña para nada.

Fuente: APU

Así lo detalló una investigación periodística del diario cooperativo Tiempo Argentino. En los últimos dos años la multinacional francesa despidió a 800 personas.

La empresa multinacional francesa Carrefour se encontraría preparando un plan de ajuste que incluye una eliminación masiva de fuentes laborales en distintos hipermercados en todo el país. Según indicó el diario Tiempo Argentino la ola de despidos alcanzaría a 3 mil personas.

De esta manera, la reducción del personal de la filial argentina de Carrefour implicaría el 15 % de su planta. En esta misma línea, la investigación periodística recuerda que la empresa de hipermercados y supermercados ya había despedido en los últimos dos años a 800 personas. 

Asimismo, el nuevo ajuste se profundizaría con el cierre de 10 o 12 hipermercados. La intención de la compañía sería también transformar 16 hipermercados en mayoristas. En este contexto la denuncia periodistica explica que la reducción de personal se fundamenta por la caída en ventas de la empresa. El consumo interno viene en bajada desde diciembre de 2015: en 2017 remontó un poco, pero por debajo de los niveles anteriores a la llegada de Cambiemos a Casa Rosada.

"Las cifras del Indec grafican un 2016 lapidario, con una caída en la facturación interanual que llegó a estar varios meses 15 puntos por debajo de la inflación. Este año, hubo una recuperación, pero casi nunca pudo vencer a la inflación", detalló el articulo del medio cooperativo.

Por otro lado, una trabajadora reveló la presencia de precarización laboral en la empresa. "Son cinco empleados por cada local, que realizan las tareas de diez personas. Sos cajero, repositor y hasta encargado. Es difícil sindicalizarse porque no hay cantidad suficiente de empleados por local para tener delegados. Entonces, tienen vía libre para precarizar”, denunció.

La central obrera emitió un comunicado tras la ola despidos masivos en el sector público: "Esta CGT manifiesta su rechazo ante los despidos incausados".

La ola de despidos masivos en dependencias estatales impulsada por el gobierno de Mauricio Macri provocó una reacción negativa de la Confederación General del Trabajo, conducida por el triunvirato integrado por Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña. De esta manera, en el texto titulado: "Un fin de año con despidos sobre la mesa", la central obrera "se hace eco de la preocupación de cientos de familias de trabajadores que en la última semana han perdido su empleo".

La advertencia de la CGT hace alusión a los miles de despidos que en las los últimos días se confirmaron en Fabricaciones Militares, TDA, Ministerio de medio ambiente, entre otras oficinas del Estado. Los despidos podrían seguir en los primeros días de enero. Además, cabe destacar que la eliminación de fuentes laborales se dan en el marco de un intento del gobierno por impulsar una polémica reforma laboral que generó resistencia en amplios sectores del movimiento obrero organizado.

"En el caso del sector público el achicamiento del Estado se hace no sólo a expensas de sus destinatarios, esto es la población en general, sino de los propios trabajadores públicos que pierden sus empleos y con ellos ganan en la incertidumbre de su porvenir. No es menos el sector privado en donde en actividades claramente afectadas por la importación descontrolada, la competencia desleal y la escasa política de defensa de las economías regionales, el empresariado vernáculo pretende aprovechar las oportunidades de lucro achicando costo. Y para ellos, el trabajador es un costo. En todo sentido", desarrolló el comunicado.

Finalmente, el texto concluyó: "Esta CGT manifiesta su rechazo ante los despidos incausados, se solidariza con los gremios en lucha y, nuevamente, rechaza cualquier tipo de represión que pretenda acallar la protesta social. El año 2017 no termina de la mejor forma para los trabajadores. Y el 2018 empezará aún peor para muchos de ellos."

El Sindicato de Empleados de la ex Caja de Subsidios Familiares para el personal de la Industria (SECASFPI) se movilizó ayer jueves 16/11 a la sede de la ANSES de Plaza de Mayo (Paseo Colón 239) a las 12hs junto a ATE y APOPS en rechazo a la ola de despidos que se viene dando en el organismo y a la reforma previsional y laboral. “No vamos a permitir que se trasladen los costos del ajuste al conjunto de los trabajadores, vamos a transformar cada escritorio en una trinchera” aseguró Carlos Ortega, Secretario General de SECASFPI.

“Hoy vinimos a rechazar los despidos en el organismo y a defender el buen funcionamiento del sistema de seguridad social” señaló Ortega, y agregó “no podemos permitir que despidan compañeros ni que de un día para el otro, borren un Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de $700 mil millones” resaltó Ortega.

Por otra parte, agregó “rechazamos también la reforma laboral y previsional que pretende cargar sobre las espaldas de los trabajadores y jubilados el peso del ajuste impulsado por este gobierno”.

Finalmente, Ortega concluyó “el organismo es un bastión para que cada vez más argentinos se sientan incluidos y hoy hay una política de despidos que amenaza directamente la estabilidad de miles de familias en todo el país”.

El Secaspfi es el Sindicato de Empleados de la Ex Caja de Subsidios Familiares para el Personal de la Industria, el cual agrupa a los trabajadores empleados en la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES).

Página 1 de 12

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria