23 DE NOVIEMBRE DE 2017 |

La Confederación emitió un comunicado junto con Coninagro, CNCT, Conaice y Conarcoop, donde vuelve a destacar que estas empresas no tienen fines de lucro, por lo cual no tienen ganancias. "El objeto de las cooperativas es brindar servicios a los asociados. Nadie lucra consigo mismo", se expresa en el documento, que ya fue enviado a diputados y senadores.

En vistas del ingreso al Congreso del proyecto de reforma tributaria propuesto por el Poder Ejecutivo Nacional, que busca gravar "ganancias" de cooperativas y mutuales, Cooperar y las demás confederaciones rechazan la iniciativa y reafirman la necesidad de legislar, por el contrario, el reconocimiento de que las cooperativas no son sujeto de este impuesto por ser organizaciones sin fines de lucro.

El tratamiento de exención que da a las cooperativas la actual Ley del Impuesto a las Ganancias "es incorrecto", dado que "debería reconocerse la no sujeción, en virtud de la no existencia del hecho imponible". Esta adecuación no tendría impacto fiscal pero simplificaría aspectos administrativos y ajustaría el tratamiento a la naturaleza jurídica de estas entidades. 

Por eso, las propuestas concretas son eliminar los artículos 23 y 24 del proyecto de reforma tributaria y modificar la Ley de Impuesto a las Ganancias para que sea reconocida la inexistencia del hecho imponible en el caso de las cooperativas, de acuerdo a los antecedentes y al proyecto que puede consultarse en la web de Cooperar.

Entre otras aclaraciones, las confederaciones expresan que "las cooperativas son empresas gestionadas democráticamente por sus usuarios, cuyo objetivo no es la retribución al capital sino garantizar el acceso a los servicios en condiciones de equidad y transparencia", para lo cual requieren "un tratamiento tributario acorde a su naturaleza.

Finalmente, citan la recomendación 193 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT): "Una sociedad equilibrada precisa la existencia de sectores públicos y privados fuertes y de un fuerte sector cooperativo, mutualista y otras organizaciones sociales y no gubernamentales. Dentro de este contexto, los gobiernos deberían establecer una política y un marco jurídico favorable a las cooperativas y compatible con su naturaleza y función." 

Las principales aclaraciones

Documento completo

El Consejo de Administración de la Confederación Cooperativa de la República Argentina (Cooperar) manifestó su preocupación por la eventual aplicación de gravámenes que no se ajustan a la naturaleza de las empresas del sector.

La embestida fiscal sobre las cooperativas que se avizora detrás de la reforma tributaria encendió la alarma en el seno de la Confederación, que agrupa a 72 entidades representativas de unas 5 mil empresas de casi todos los sectores de la economía.

La dirigencia de Cooperar, compuesta por referentes de varias provincias, puso este tema en primer plano durante su reunión mensual, este viernes. Allí hubo coincidencia en la amenaza que supone la eventual aplicación del impuesto a las ganancias a las cooperativas de crédito y seguros pero también a las de otros rubros.

En Provincia de Buenos Aires, en efecto, culminó una semana de intensas negociaciones de cara a la inminente sanción de la nueva ley impositiva, según la cual todas las cooperativas saldrán de la categoría de “no sujeción” para empezar a estar exentas en el impuesto sobre los ingresos brutos.

De ese modo, quedarían a un paso de ser gravadas de modo idéntico a las empresas con fines de lucro, a pesar de que la Constitución provincial, la ley 13.360 y la Corte Suprema bonaerense establecen que las cooperativas deben recibir un tratamiento acorde a su naturaleza.

“Si una operación entre una cooperativa y un asociado deja un margen a favor de la cooperativa, la ley nos obliga a devolvérselo al consumidor. Si uno va a comprar un kilo de azúcar a un supermercado que es sociedad anónima ¿a fin de año lo llaman para devolverle el dinero que dejó el margen neto de esa compra? Es evidente que la naturaleza de las cooperativas es muy distinta y tan es así que el nuevo Código Civil y Comercial las separó del rubro de sociedades y las trata en un apartado”, precisó el contador Rubén Masón, de Cooperar y de la Federación Argentina de Cooperativas de Consumo (FACC).

Cooperar emitió un documento en esa línea, junto a otras cuatro entidades del mismo grado, Coninagro, Conaice, Conarcoop y CNCT, que en conjunto representan a todo el cooperativismo argentino. Al mismo tiempo, se está llevando adelante un diálogo con las confederaciones mutuales, que también emitieron sus señales de alerta por la posible aplicación del impuesto a las ganancias a sus asociadas que operan en el sector financiero.

Las cinco confederaciones que nuclean al movimiento cooperativo se han dirigido a los legisladores de la Provincia de Buenos Aires alertando sobre las disposiciones lesivas para las cooperativas que establecen los artículos 102 y 106 del Proyecto de Ley Impositiva 2018. 

Esos artículos tratan de convertir en una simple exención la condición de no sujeción en el impuesto sobre los ingresos brutos de las operaciones que realizan las cooperativas con sus asociados, establecida oportunamente por una ley que hizo operativa la manda constitucional incluida en el artículo 41 de la carta magna provincial.

Por lo tanto, la derogación de la no sujeción en el gravamen implicaría una decisión manifiestamente anticonstitucional, al representar la derogación de una norma legal que efectivizó un precepto constitucional.

También las entidades representativas del cooperativismo han dejado trascender que en este tema es evidente la existencia de una campaña contra las cooperativas, impulsada por importantes intereses que se sienten afectados por el desarrollo de la economía social y solidaria en el territorio bonaerense durante las últimas décadas. 

"Nuevamente este año el Proyecto de Ley Impositiva 2018 de la provincia de Buenos Aires incluye disposiciones lesivas para las cooperativas, al reiterar una iniciativa que fue unánimemente desechada por la Legislatura en los últimos meses de 2016", señala el documento, firmado por las confederaciones Cooperar, Coninagro, CNCT, Conaice y Conarcoop.

Allí las entidades advierten que "se trata de transformar en una simple exención la no sujeción del acto cooperativo que en el impuesto sobre los ingresos brutos incorporó la ley 13.360, aprobada por unanimidad de ambas Cámaras en 2005". 

A través de esa norma se hacía operativa la manda del artículo 41 de la Constitución, cuyo texto expresa que la Provincia “fomenta la organización y desarrollo de cooperativas y mutuales, otorgándoles un tratamiento tributario y financiamiento acorde con su naturaleza”.

Tras la presentación de la Red de Municipios Cooperativos en el Senado de la Nación, el gerente de Cooperar, César Basañes, señala la importancia de estos convenios para el crecimiento y acceso de las áreas no metropolitanas.

(Ansol).- La Red de Municipios Cooperativos fue presentada el lunes en el Senado de la Nación ante la comisión de Economías Regionales, Economía Social y PyMEs, a cargo del secretario de la Confederación de Cooperativas de la República Argentina (Cooperar), Ricardo López, y allí se reveló la importancia de este proyecto para la resolución de distintos problemas sociales y económicos, en un convenio en el que ya participan 18 de localidades a lo largo de todo el país.

“López lo explicó en la reunión del Senado, y es que hay que ser cautelosos, ir paso a paso, ya que la Red es una herramienta nueva y necesaria en función del bajo y desparejo nivel de integración cooperativa en el territorio. Poner en valor todo lo que significa el desarrollo local en el marco de un acuerdo entre municipios y cooperativas es muy importante”, dijo a Ansol el gerente de Cooperar, César Basañes y añadió: “Nosotros pensamos en este proyecto para localidades medio-pequeño, ya que aquí es más común la necesidad de llegar a igualdad de condiciones en torno a acceso al empleo, salud y educación con las áreas más desarrolladas. Así, la agenda de la Red es adoptada rápidamente por los municipios: qué hacer para que los jóvenes tengan empleo, mejor acceso a la vivienda, para que lleguen internet o electricidad a menores costos”.

En este sentido, la Red de Municipios Cooperativos propone el trabajo mancomunado en distintos ejes de trabajo y fomenta la toma de políticas públicas para el desarrollo local, tal como la conformación de departamentos locales destinadas a la economía social, el fomento a la organización solidaria tanto de nodos de compra y venta de productos del sector, y finalmente el compre cooperativo y local por parte de las intendencias.

“Es una agenda común que tiene que ver con pensar un desarrollo integral en condiciones de equidad y equilibrio territorial”, señaló Basañes a este medio y resaltó que experiencias de este tipo ya están siendo replicadas en distintas partes del mundo, tal como Gran Bretaña o España, debido a  que “hay una agenda organizada en el desarrollo local, y que tiene que ver con los tiempos actuales, de desafíos globales, , pero que requieren compromisos locales”.

Por último, durante el encuentro en el Senado, se confirmó la necesidad de avanzar con este proyecto, que actualmente se encuentra en período de conformación de los distintos planes para las necesidades específica de cada municipio, y poder expandirlo a todas las regiones del país, donde, especialmente en las ciudades no metropolitanas, las cooperativas y mutuales cumplen un rol esencial en la dotación de servicios públicos y acceso a la salud y educación.

Página 1 de 2

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria