23 DE NOVIEMBRE DE 2017 |

Es un líder cooperativista que ha llevado adelante un proceso de desarrollo del movimiento cooperativo de su país y ha construido activos vínculos con el resto del movimiento cooperativo del continente americano, a partir de su inserción en el Board de Cooperativas de las Américas y otros ámbitos de integración regional.

Hombre formado en el cooperativismo de Servicios Públicos, y especialmente en el Cooperativismo Eléctrico, ha recorrido a lo largo de su vida todas las instancias institucionales del movimiento hasta concluir hoy en la presidencia de COOPERAR, organismo cúpula del cooperativismo argentino, e integrar el Board de la Alianza Cooperativa Internacional.

Se inició en el cooperativismo hace más de 20 años en la Cooperativa Eléctrica de su pueblo, Coronel Pringles, ocupando diversos cargos hasta llegar a la presidencia, lugar que ocupa desde 2007.

En el año 2008 fue elegido presidente de la Federación de Cooperativas Eléctricas y de Servicios Públicos de la provincia de Buenos Aires – FEDECOBA – cargo que mantiene hasta la actualidad.

Preside la Confederación Cooperativa de la República Argentina desde el año 2011.

Es Miembro del Directorio de Alianza Cooperativa Internacional desde el año 2013 y Vicepresidente 2° de Cooperativas de las Américas desde 2014.

En octubre de 2013 se reunió con el Papa Francisco en una audiencia que mantuvo con dirigentes de la Alianza Cooperativa Internacional en el Vaticano.

Es asiduo participante como conferencista en diferentes Universidades, Seminarios, Jornadas y Congresos relativos al Cooperativismo, tanto en su país como en países extranjeros.

Es autor del libro “El Cooperativismo Argentino – Una Esperanzadora Mirada al Futuro”.

Actualmente es candidato a la Presidencia de la Alianza Cooperativa Internacional.

Cooperar acompañó la declaración de interés cultural de la Legislatura porteña a una investigación que se propone diagnosticar la situación del sector en la Ciudad de Buenos Aires y, de ese modo, ser un disparador para plantear políticas que ayuden a su crecimiento.

La Confederación Cooperativa de la República Argentina (Cooperar) participó del reconocimiento que hizo la Legislatura porteña a un proyecto que llevan adelante trabajadores de cooperativas de la Ciudad y que cuenta también con el apoyo de la Fecootra, del Consejo Económico y Social local (Cesba) y de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA.

"Las cooperativas son hijas de las necesidades pero también son madres de las soluciones. Por eso, como expresó el lema del 2012, Año Internacional de las Cooperativas, construyen un mundo mejor. En la Constitución porteña también hay referencias al cooperativismo, a la ayuda mutua y otras formas de economía solidaria. Hay una potencialidad enorme de este sector", sostuvo el vicepresidente de Cooperar, Edgardo Form.

El tesorero de la Confederación, José Orbaiceta, celebró la "decisión de construir una economía democrática en las grandes ciudades" y auguró que la etapa de investigación sirve para "hacer visible los números y trazar caminos" en el desarrollo del sector.

Los directivos de esta institución compartieron la jornada junto con el presidente de la Federación de Cooperativas de Trabajo de la República Argentina (Fecootra), Cristian Horton; con el secretario de integración de esa organización, Ramiro Martínez; con el presidente del Consejo Económico y Social de la Ciudad de Buenos Aires (Cesba), Federico Saravia; con la coordinadora del Programa Cooperativismo y Universidad del Ministerio de Educación, María Estela Lauritto; con la directora del proyecto y docente de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, Andrea Zaidel; y con el miembro del equipo de investigación, Ignacio Pacho. La bienvenida al salón Montevideo de la Legislatura estuvo a cargo de la diputada María Rosa Muiños, quien impulsó la declaración en el cuerpo parlamentario.

"El Estado debe dar su apoyo, sobre todo en materia crediticia. Es necesario estimular la creación de pequeñas empresas, en este caso cooperativas, para sobrevivir a un mercado que cada vez se concentra más y deja a muchos afuera", subrayó la legisladora.

Con la presencia de unos sesenta delegados de las entidades asociadas, la Confederación Cooperativa llevó adelante su asamblea anual. Al finalizar, recibió la visita del presidente del INAES, Marcelo Collomb, quien celebró este paso adelante y auguró que sea “la casa de la integración cooperativa”.

“La Confederación Cooperativa de la República Argentina (Cooperar) llevó a cabo el viernes 14 la asamblea anual ordinaria en su nueva sede, ubicada en el barrio de Balvanera, Ciudad de Buenos Aires.

Unos sesenta delegados de entidades asociadas a la Confederación participaron de lo que el presidente, Ariel Guarco, calificó como “la instancia más importante en la vida institucional de cualquier cooperativa”.

Durante la jornada fue aprobado el Ejercicio 53º, transcurrido entre abril del año pasado y marzo del corriente, fueron designados nuevos miembros del Consejo de Administración y los síndicos titular y suplente. Además, se presentó el Balance Social Cooperativo.

Al finalizar la asamblea y la subsiguiente reunión del Consejo, fue recibido el presidente del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social, (Inaes), Marcelo Collomb, acompañado por la coordinadora federal del organismo, María Cecilia Carrizo, y el miembro del Directorio Eduardo Fontenla.

“Que esta sea la casa de la integración”, auguró Collomb, quien también repasó los que consideró los principales avances del Inaes durante su gestión. La nueva sede de Cooperar, una casa de tres pisos remodelada por la Cooperativa Falucho, cuenta con una salón principal para reuniones de Consejo y Asamblea, tres salas secundarias, tres oficinas externas y un piso que alberga todo el funcionamiento operativo de la Confederación.

La Confederación solicitó al Congreso de la Nación el pronto tratamiento del proyecto de ley que declara de utilidad pública el edificio de Callao 360, recuperado por sus trabajadores luego del abandono de su anterior dueño, hace catorce años.

La Confederación Cooperativa de la República Argentina (Cooperar) solicitó a la Cámara de Diputados que inicie el pronto tratamiento del proyecto de ley registrado bajo el número 27.344 (Expediente 0046-PE-2016) de Declaración de Utilidad Pública sujeta a expropiación del Hotel Bauen, que fue aprobado a fines del año pasado y luego vetado por un decreto del Ejecutivo Nacional.

En representación de las 71 organizaciones cooperativas confederadas -entre las que se incluye la Federación Argentina de Cooperativas de Trabajadores Autogestionados (Facta), a la cual está integrada la Cooperativa de Trabajo Hotel Bauen-, Cooperar manifestó la inquietud por que la iniciativa, originalmente impulsada por el diputado Carlos Heller, sea ratificada en el marco del procedimiento de insistencia establecido en la Constitución Nacional.

"Esta cooperativa ha sido protagonista de un enorme esfuerzo para la recuperación de su lugar de trabajo que había sido cerrado en el marco del vaciamiento empresarial. A lo largo de 14 años han sostenido y ampliado sus puestos de trabajo, al tiempo que han desarrollado una amplia labor solidaria con innumerables iniciativas dirigidas a la defensa del derecho a trabajar", señaló la Confederación a los parlamentarios.

En la última semana del año pasado, el presidente Mauricio Macri vetó en su totalidad la ley -aprobada el 30 de noviembre- que había declarado de utilidad pública y sujetos a expropiación los inmuebles y todas las instalaciones del edificio, para ceder su administración a la cooperativa de trabajo que lo gestiona desde 2003. Respaldados por el movimiento cooperativo, organizaciones sociales, sindicales, de derechos humanos, pymes, clubes y centros culturales, entre otros, los directivos actuales del hotel cooperativo defienden sus puestos de trabajo y desmienten que el Estado deba realizar una erogación millonaria de dinero para concretar la expropiación.

"De corresponder un desembolso, restaría saber el valor real del edificio en el momento en que la cooperativa se hizo cargo, cuando estaba casi en estado de demolición. A eso habría que restar las deudas millonarias del viejo grupo Bauen con el propio Estado que, si lo expropia, incluso recuperaría un activo perdido hace casi cuarenta años, ya que ese grupo quedó debiendo el crédito del Banade gestionado para la construcción del edificio", sostuvo el presidente de la Facta y miembro del Consejo de Administración de Cooperar, Federico Tonarelli.

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria