24 DE OCTUBRE DE 2017 |

Inspectores de la Agencia Gubernamental de Control realizaron un importante operativo gracias a las denuncias de vecinos del barrio porteño de Mataderos , con la participación de diferentes organismos gubernamentales.

En un galpón ubicado en Pola al 1900 se desarrollaba ilegalmente un comercio de importación de mercaderías varias. En la parte de atrás había un gran taller que realizaba bolsas de supermercados. A su vez, tenían cocina llena de alimentos de origen chino sin rotular y vencidos con los que realizaban comidas para vender. Los inspectores constataron la violación de clausura del lugar y procedieron a realizar una ampliación de la misma. Además, se constató la coexistencia con vivienda.

Ricardo Pedace, Director Ejecutivo de la AGC, explicó: “Trabajamos en conjunto con los distintos organismos para combatir estos flagelos como la explotación laboral y la trata de personas”.

Dentro del galpón se encontraron a muchas personas que trabajaban de manera irregular, de las cuales dos eran menores de edad, una de 14 y otra de 17 años. La Dirección General de Protección al Trabajo entrevistó al personal en negro. Fueron detectados 11 empleados irregulares y muchos otros que realizaban doble jornada laboral y eran obligados a facturar únicamente por medio turno.

La gran mayoría de las personas trabajaban de 8 de la mañana a 18 hs. por un máximo de $8000 y solo les daban 15 minutos para almorzar la comida que en el lugar mismo elaboraban, según explicaron los mismos trabajadores.

Asimismo, la Dirección Nacional de Migraciones comprobó que 3 personas de nacionalidad china con irregularidades en nuestro país.

El área de Trata de personas detectó a una mujer y a su hija menor de edad que eran sometidas a explotación laboral y a trata de personas ya que vivían en el lugar, trabajan allí y ni siquiera tenían llaves para salir. La Dirección General de Atención y Asistencia a la Víctima las asistió y se llevó a la mujer y a su hija para protegerlas.

La Dirección General de Higiene y Seguridad perteneciente a la AGC decomisó 350 kg de alimentos chinos en mal estado.

Agentes de la Policía de la Ciudad llevaron detenido al encargado del lugar por amenazar a la abogada del titular delante de todos los presentes y amenazar a los trabajadores del lugar con que no les iba a pagar.

“Es importante que ante cualquier irregularidad, los vecinos denuncien estos tipos de lugares al 147”, agregó Pedace.

Inspectores de la Agencia Gubernamental de Control clausuraron un local de productos chinos en el barrio porteño de Liniers.

El lugar ubicado en Ramón L. Falcón 7158 fue clausurado de manera inmediata y preventiva ya que presentaba graves faltas de seguridad e higiene. Se colocaron las fajas de clausura correspondientes.

Entre las faltas más importantes se encontró que el uso del comercio era mayor a la superficie habilitada. A su vez, los medios de salida estaban obstruidos con mercadería y se constató la falta de señalización de medios de salida.

Además, el local fue clausurado por no tener los matafuegos necesarios, por tener cables expuestos de 220 volt. al alcance de la mano, por falta de disyuntor diferencial en circuito eléctrico, por falta de luz de emergencia en escalera y por no exhibir al momento de la inspección, el seguro de responsabilidad civil contra terceros de marquesina sobre vía pública. También se labró un acta por la obstrucción parcial al procedimiento al impedir que los inspectores accedan a una puerta ubicada en el sector del patio.

Se procedió al secuestro de la siguiente mercadería de origen extranjero por no poseer la documentación que avale el ingreso legar al país: 320 muñecas, 98 cascos, 140 rollers, 60 blisters de muñecas, 189 blisters de juguetes, 422 juguetes, 125 termos. Se estima que dicha mercadería tiene un valor aproximado de $1.000.000.

El procedimiento se llevo a cabo en conjunto con el Depto. Delitos Federales de la Policía Federal Argentina, Dirección Nacional de Migraciones, AFIP y División Aduanas.

Asimismo, se identificó en el local, una persona de nacionalidad china que poseía pedido de captura por Falsificación de Documentos Públicos.

El titular de los datos personales tiene la facultad de ejercer el derecho de acceso a los mismos en forma gratuita a intervalos no inferiores a seis meses, salvo que se acredite un interés legítimo al efecto conforme lo establecido en el artículo 14, inciso 3 de la ley N° 25.326.

LEY 25.326 - ART. 27. - INC. 3. El titular podrá en cualquier momento solicitar el retiro o bloqueo de su nombre de los bancos de datos a los que se refiere el presente artículo.

DECRETO 1558/01 - ART. 27. - 3er. PÁRRAFO. En toda comunicación con fines de publicidad que se realice por correo, teléfono, correo electrónico, Internet u otro medio a distancia a conocer, se deberá indicar, en forma expresa y destacada, la posibilidad del titular del dato de solicitar el retiro o bloqueo, total o parcial, de su nombre de la base de datos. A pedido del interesado, se deberá informar el nombre del responsable o usuario del banco de datos que proveyó la información. Para dejar de recibir comunicaciones, haz clic aquí.

La Fiscalía de la Ciudad encabezó un operativo en la reconocida Avenida Warnes de la Ciudad de Buenos Aires, que concluyó con tres detenidos y el allanamiento de dos locales y un depósito donde se incautaron más de dos mil autopartes de origen dudoso.

El procedimiento fue encabezado por el Fiscal de la Ciudad Norberto Brotto, Fiscalía Nro. 2 del Ministerio Publico Fiscal de la Ciudad, en coordinación con la Policía de la Ciudad y la Agencia Gubernamental de Control.

El pasado miércoles 5 de junio, el Fiscal Brotto ordenó la clausura de un local de venta de autopartes ubicado en la Avenida Warnes al 1500, al comprobarse que vendían piezas sin la correspondiente oblea que garantiza su legalidad. Unas horas más tarde, la policía observó a tres individuos que ingresaban al local mediante un techo lindero, sustrayendo autopartes que trasladaban en un ciclomotor a un comercio vecino de Warnes al 1600.

El Fiscal ordenó la detención de los tres individuos, que resultaron ser dos jóvenes de poco más de veinte años y un hombre de mediana edad; se les imputó el delito de  Violación de Domicilio (Artículo 150 del Código Penal).

En cuestión de horas, el Juez de la Ciudad Norberto Circo hizo lugar al pedido de allanamiento de estos dos locales solicitados por el Fiscal Brotto. El jueves 6 de junio, Brotto coordinó el allanamiento, secuestrando autopartes sin oblea, obleas usadas presuntamente dispuestas para reciclar en repuestos de dudosa procedencia, computadoras y celulares.

Asimismo se encontró un llavero con una inscripción que decía “Leiva”. Al aparecer entre los papeles examinados comprobantes de alquiler de un lugar en la calle Leiva al 4578, a escasos 400 metros de los dos locales allanados, se comprobó rápidamente que se trataba de un depósito y el Fiscal Brotto solicitó un nuevo allanamiento. Allí se secuestraron un auto con pedido de captura activo Renault Clío Mío dominio MWI-013 y un vehículo de marca Chevrolet. También se incautaron autopartes y se dejó una consigna hasta tanto se terminase el procedimiento, al dia siguiente.

El viernes 7 por la mañana se llevó a cabo el tercer allanamiento, en el depósito de Leiva al 4500, dando como resultado el secuestro de 2300 autopartes de procedencia dudosa.

La investigación sigue su curso, y en palabras del Fiscal Brotto el objetivo es llegar mediante la información incautada a los desarmaderos que proveen a estos comercios.

Ver Vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=H-SohWQeWJI

La Fiscalía de la Ciudad realizó la clausura judicial, el pasado viernes 30 de junio, de un frigorífico ubicado en la calle Pilar al 1900, en el barrio de Matadaderos. El frigorífico continuaba trabajando a pesar de tener clausura de la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR).

La Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental (UFEMA), cuyo titular es el fiscal Matías Michienzi, recibió una denuncia del ACUMAR de que el frigorífico estaba violando la orden de clausura.

El fiscal ordenó un operativo con agentes del Cuerpo de Investigaciones Judiciales de la Fiscalía que junto a inspectores de ACUMAR y de la Agencia Gubernamental de Control del Gobierno de la Ciudad, quienes comprobaron que el frigorífico continuaba en funcionamiento. Los responsables del establecimiento estaban infringiendo el artículo 73 del Código Contravencional, que sanciona la violación de clausura impuesta por la autoridad administrativa con una pena de arresto de 5 a 20 días.

Durante el procedimiento, los agentes encontraron que el frigorífico tenía un puesto de venta de productos cárnicos sobre la vía pública, mediante la colocación de las mercaderías en cestos plásticos y colgados en elevación. Además se constató que debido a que las mercaderías colgaban por encima de la vereda, se producía el goteo constante de sangre, grasas y derivados de esos productos cárnicos generándose un efluente que en forma directa desembocaba en el cordón pluvial que conducía al sumidero de la red pluvial.

El fiscal Michienzi ordenó la clausura judicial del frigorífico y pidió el secuestro de 200 kg de mercadería no apta para el consumo humano. Además el fiscal ordenó la aprehensión del responsable del frigorífico por infringir el artículo 54 del Código Contravencional, que sanciona a quien arroje sustancias insalubres a la vía pública y por infringir el artículo 73 del Código Contravencional que pena a quien viola una clausura administrativa.

Del operativo participaron el Cuerpo de Investigaciones Judiciales de la Fiscalía de la Ciudad, inspectores de ACUMAR, y personal de la Dirección General de Fiscalización y Control (DGFyC), de la Dirección General de Control de Calidad Ambiental (DGCONTA)  y de la Dirección General de Higiene y Seguridad Alimentaria (DGHySA).

Artículo 54 - Colocar o arrojar sustancias insalubres o cosas dañinas en lugares públicos. Quien coloca o arroja sustancias insalubres o cosas capaces de producir un daño, en lugares públicos o privados de acceso público, es sancionado con multa de seiscientos ($ 600) a quince mil ($ 15.000) pesos o tres (3) a treinta (30) días de arresto.
La sanción se eleva al doble cuando la conducta se realiza en espacios donde concurren niños/as.
Idéntica sanción de multa le corresponde a las personas de existencia ideal cuando la acción se realiza en nombre, al amparo, en beneficio o con autorización de las mismas.
Admite culpa.
Artículo 73. Violar Clausura. Quien viola una clausura impuesta por autoridad judicial o administrativa, o incumple una sanción sustitutiva o accesoria impuesta por infracción al régimen de faltas por sentencia firme de autoridad judicial es sancionado/a con cinco mil ($5.000) a sesenta mil ($60.000) pesos de multa o arresto de cinco (5) a veinte (20) días

Página 1 de 8

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria