22 DE JULIO DE 2017 |

La rentabilidad de Telecom y Cablevisión juntas totalizaron US$ 5.900 millones entre marzo de 2016 y el mismo mes de este año, equivalentes al 42% de todo el mercado de telecomunicaciones en la Argentina, indicó la calificadora de riesgo Moody's en un informe donde analiza la posible fusión entre ambas compañías.

“Una fusión de Telecom Argentina y Cablevisión beneficiaría la calidad comercial y crediticia de ambas compañías, creando el mayor proveedor de Internet de banda ancha y de televisión de pago de Argentina”, destacó la analista de Moody's Verónica Améndola.

Subrayó que “si los accionistas, reguladores y autoridades antimonopolio aprueban la fusión, la nueva empresa representaría el 42% de toda la industria de telecomunicaciones argentina por ingresos, con participación significativa en los mercados nacionales de televisión por cable de banda ancha, telefonía fija y telefonía móvil”.

Moody's estimó que los ingresos de toda la industria totalizaron los $ 201.800 millones en 2016, y señaló que para los 12 meses hasta marzo de 2017, la entidad fusionada habría generado $ 88.400 millones, es decir US$ 5.900 millones, en ingresos netos.

La calificadora remarcó que en comparación, la filial del competidor Telefónica en Argentina generó sólo $ 49.000 millones en ingresos netos en 2016 de una cuota de mercado casi igual en móviles, banda ancha y líneas fijas.

Fuente: Télam

Es en concepto de multa por el reiterado incumplimiento de la orden judicial que obliga a la firma del Grupo Clarín a respetar el ordenamiento de la grilla de programación dispuesto por el organismo.

La medida la dispuso el juez en lo Contencioso Administrativo Federal, Pablo Cayssials, informó en un comunicado la Administración Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual.

"La sanción económica se da en el marco de una causa judicial iniciada por la AFSCA contra Cablevisión, con el objetivo de que se le ordenara judicialmente a la empresa cumplir con el ordenamiento de la grilla de canales obligatoria", informó el organismo.

El director de Asuntos Jurídicos y Regulatorios de AFSCA, Sergio Zurano, explicó que "se está ante una empresa que se sitúa por encima del Estado".

En esa línea, sostuvo que "no cumplen las leyes aprobadas por el Congreso de la Nación, no cumplen las resoluciones de la Autoridad de Aplicación y tampoco cumplen las órdenes judiciales, a tal punto que les tienen que aplicar una multa por incumplidores".

Zurano fundamentó que “por eso, esta resolución judicial no hace más que ratificar que el Grupo Clarín debe cumplir la ley, las resoluciones de AFSCA, y los fallos de la Justicia”.

Asimismo, el funcionario apuntó que "no quieren cumplir la grilla de programación, no quieren cumplir lo que resuelven las instituciones del Estado porque se habían acostumbrado a imponer ellos las reglas".

"Claramente con este gobierno no pueden y por eso no les gusta. Por eso mienten”, analizó Zurano.

El 16 de mayo del 2012, el juez Cayssials había dictado una medida cautelar en la cual le ordenaba a la empresa que cumpla con las resoluciones de grilla sancionadas por AFSCA, bajo apercibimiento de aplicarle una sanción económica por cada día de incumplimiento.

No obstante, a pesar de ser apelada por Cablevisión, tanto la Cámara de Apelaciones como la Corte Suprema de Justicia de la Nación confirmaron la medida cautelar contra Cablevisión, como así también la sanción económica impuesta.

Por eso, ante la persistente renuencia de la cableoperadora a cumplir con la normativa vigente, AFSCA solicitó en reiteradas oportunidades hacer efectiva la multa impuesta, pedido que fue permanentemente frustrado por recursos procesales interpuestos por la empresa.

Con todo, dado que Cablevisión continúa sin cumplir con las resoluciones de AFSCA respecto al ordenamiento de su grilla de canales, ni siquiera mediando una orden judicial firme, es que finalmente el juez Cayssials ordenó el inmediato pago de la multa impuesta.

El AFSCA aclaró que "más allá de la sanción económica, Cablevisión continúa incumpliendo, por lo que se presentó una nueva liquidación por multas por otros 278.000 pesos, que está pendiente de resolución del juez de la causa". (Télam)

El periodista Víctor Hugo Morales dijo hoy que "no" le causó "sorpresa" que la Corte Suprema de Justicia haya dejado ayer firme la condena en su contra por la transmisión de un gol en el 2000, debido a que el máximo tribunal "está presidido por (Ricardo) Lorenzetti, un personaje absolutamente servil del CEO de Clarín, Héctor Magnetto, para mí, el supremo rehén de la Nación".

No obstante, consideró "risueño el motivo por el que desechó el recurso de queja" presentado en su defensa, en el marco de la condena que alcanza una suma monetaria aproximada en tres millones de pesos.

"Argumentaron que faltaba la copia simple de uno de los artículos... una cuestión formal, y lo hicieron porque prefirieron evitar la discusión de fondo que hubiera incluido pasar vista a la Procuradora General de la Nación. Sabían que era insostenible desde el punto de vista jurídico", apuntó Víctor Hugo en declaraciones a Radio del Plata.

Consultado sobre si estaba arrepentido de haber violado los derechos de transmisión en el partido de Boca y Real Madrid desde su programa Desayuno en ATC, respondió: "No, de ninguna manera" y disparó que "desde el punto de vista jurídico el fallo es una vergüenza".

Agregó que "yo no fui el responsable de subir la palanca, pero zapateaba de placer por la decisión que tomó el canal esa mañana" y advirtió que "no" se entregará "de brazos cruzados a Clarín y Magnetto" sino que va a "tratar de que les de trabajo consumar el hecho de esta estafa moral que significa el fallo".

"Siempre vinieron por dinero, tratan de golpearte en ese lugar al no haber posibiliidades de ir preso, a mi me gustaría la metáfora de ir preso yo y Magnetto estar libre, porque esa sería una linda manera de definir la sociedad", concluyó Víctor Hugo.

Ayer la Corte Suprema de Justicia desestimó las quejas por incumplimiento de la acordada 4/07. La causa se inició por una demanda de Cablevisión por los daños y perjuicios producidos como consecuencia de la violación de los derechos de transmisión del partido Boca y Real Madrid en el año 2000. (Télam)

El procedimiento se concretó a pedido del juez Fernando Saravia por un juicio que la empresa le inició por haber puesto al aire en su programa "Desayuno", un tramo de la final entre Boca y el Real Madrid que se jugó en 2001.

Una demanda presentada en el año 2001 por el grupo Clarín contra el periodista Víctor Hugo Morales por haber pasado goles de Boca en la final de la Copa Intercontinental hace casi 15 años, derivó en un allanamiento en el domicilio de este último con la excusa de realizar un "embargo preventivo” en una causa que todavía no tiene sentencia definitiva.

La medida fue ordenada por el juez comercial numero 11, Fernando Ignacio Saravia, y adquirió ribetes insólitos cuando entre los oficiales de justicia que ingresó al domicilio se encontraba el pelirrojo abogado del holding de medios, Damián Cassino, quien aparece sonriente en fotos subidas a la red.

El trámite correspondió a una supuesta evaluación patrimonial de Víctor Hugo quien, en caso de perder el juicio, que ahora se tramita en un recurso de queja ante la Corte Suprema de Justicia, tendría que pagar 842 mil pesos más intereses a su demandante.

La demanda fue presentada por Cablevisión en el año 2001 a raíz de que el periodista, que entonces conducía el programa “Desayuno” por Canal 7, emitió como fondo de su imagen un televisor en el que se trasmitía la final entre Boca y el Real Madrid, disputada en Tokio, cuyos derechos de transmisión había comprado el grupo privado y se emitía por abono.

Cablevisión perdió su demanda en primera instancia pero la Cámara de Apelaciones en lo Comercial revirtió ese fallo y condenó a Víctor Hugo, a su productor Eduardo Metzger y a Canal 7 (entonces ATC) a pagar casi 3,5 millones de pesos.

El fallo considera que la visualización de la pantalla con el partido donde Boca gano 2 a 1 durante la emisión del Desayuno fue un robo de los derechos, y fue ratificado por Corte Suprema de Justicia, aunque se encuentra apelado mediante un recurso de queja.

El procedimiento se inició alrededor de las 13 cuando Morales terminaba su habitual programa matinal en radio Continental, y un llamado de su esposa le advirtió de la presencia de oficiales de justicia en su domicilio que le hacían saber que venían por una “deuda con Cablevisión”.

"Esto es fruto de la prepotencia natural de semejante poder", dijo Morales en referencia al Grupo Clarín, al denunciar el hecho que estaba ocurriendo en su casa de la Avenida Libertador 2423, de esta capital.

"Hace 20 años que combato a Magnetto. Esto es una plancha en el pecho para que uno sepa con quién se esta metiendo", acusó.

Los funcionarios del juzgado de primera instancia recorrieron el departamento registrando mobiliario y objetos de valor con los cuales eventualmente deberá responder patrimonialmente, pero según el abogado Miguel Angel Pierri se trató de una medida "excesiva e innecesaria".

“Nadie puede pensar que Víctor Hugo no puede responder con su patrimonio a la pretensión económica del Grupo Clarín, que le reclama 800 mil pesos", reiteró el defensor. (Télam)

Página 1 de 10

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria

Could not open a directory stream for /var/www/clients/client207/web310/web/images/stories/show/