23 DE JULIO DE 2017 |

Las organizaciones sociales y ambientales que conforman el Cuerpo Colegiado alertan sobre un conjunto faltas y fallas políticas e institucionales que han tendido a profundizarse en los últimos años. Reclaman a las autoridades que asuman de manera principal el compromiso que les cabe en la materia.

Buenos Aires, 08 de julio de 2017. Se cumplen 9 años del fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) que condenó al Estado Nacional, la Provincia de Buenos Aires y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a recomponer el daño ambiental producido en la cuenca. Ha transcurrido casi una década y todavía persisten debilidades en el control, seguimiento y la falta de una mirada verdaderamente integral de gestión.

A su vez hoy han emergido nuevos y complejos problemas, que indican que los objetivos impuestos por el máximo tribunal se encuentran altamente incumplidos. Las falencias que persisten afectan tanto al control sobre las principales fuentes de contaminación (los establecimientos industriales, basurales a cielo abierto y efluentes cloacales), como al acceso a bienes y servicios indispensables tales como agua potable, saneamiento cloacal, vivienda y salud, que inciden en la vulnerabilidad de la población.

VERTIDOS Y EMISIONES CONTAMINANTES

En relación al control de vertidos y emisiones, la normativa de vertidos y el uso elegido para la calidad de agua del Riachuelo, resultan totalmente inadecuados para el saneamiento del río y la mejora de la calidad de vida de la población. Las regulaciones adoptadas por ACUMAR deberían haber reducido la contaminación, pero no lo han hecho y, por el contrario, la mantienen.

La nueva resolución adoptada por ACUMAR (Nº 46/2017) permite verter en el agua sustancias tales como: Aldrin, Clordano, DDT, Dieldrin, Endosulfan, Endrín, Heptacloro, Lindano y Paration todas ellas prohibidas por la Convención de Estocolmo sobre los Contaminantes Orgánicos Persistentes (COPs), a la cual nuestro país ha adherido. En tal sentido, el Cuerpo Colegiado ha solicitado a la Presidenta de ACUMAR la urgente reformulación del texto de la normativa y de igual forma lo ha hecho ante el Juez Federal de Morón, Jorge Rodriguez, a cargo de la ejecución de la sentencia del caso Mendoza.

BASURALES

En lo que se refiere a la permanencia de basurales a cielo abierto constituyen uno de las tres principales fuentes de contaminación de la cuenca. Según datos de ACUMAR 1.8 millones de metros cúbicos de residuos sólidos son los que se acumulan en este tipo de basurales. Además relevó la existencia de 390 basurales irregulares. ACUMAR, planificó intervenciones destinadas a lograr la su remoción de 267 de ellos y dejó los de menores dimensiones a cargo de los municipios. Los informes de la Auditoría Interna del organismo mencionan que el 57% de los lugares intervenidos, fueron reinsertos como basurales.

VIVIENDA

En materia de hábitat para los sectores vulnerados, la situación es altamente problemática. En el año 2010 se elaboró el Plan de Urbanización de Villas y Asentamientos Precarios en Riesgo Ambiental de la Cuenca Matanza Riachuelo (plan Marco) que prevé 17.771 soluciones habitacionales. Sin embargo, su cumplimiento ha sido muy bajo (solo el 35% de los hogares han sido realojados) y reiteradamente se ha incurrido en graves violaciones a los derechos de las personas que han sido relocalizadas en los complejos habitacionales.

Sólo en el último cuatrimestre (de marzo a julio de 2017) se han reactivado las obras de edificación de viviendas y de infraestructura que estaban paralizadas desde el cambio de gobierno. Esto es solo un tenue paliativo a un problema que se ha seguido agravando durante este largo período. A la par de la discontinuidad de la ejecución del plan, la llegada de nuevas familias incrementó el hacinamiento y empeoró las condiciones de vida. Adicionalmente, la demanda de provisión y calidad de los servicios básicos ha desoída por las autoridades competentes. Según las reiteradas denuncias de los dirigentes barriales, ninguna de las empresas prestatarias (sean estas estatales como privadas) atiende sus necesidades y reclamos; y tanto ACUMAR como las jurisdicciones no tienen la capacidad de revertir la situación deficitaria.

SALUD

A 9 años del fallo, no ha logrado identificarse de manera específica la población en riesgo, no se generaron capacidades para evaluar la situación de salud ambiental y tampoco se articuló una intervención de las distintas áreas de ACUMAR para reducir la exposición de poblaciones especialmente vulnerables a amenazas producidas por la contaminación. Aún cuando el caso tuvo origen en los problemas derivados de los efectos de la contaminación en la salud de la población, durante mucho tiempo ACUMAR quitó relevancia a los mismos y sugirió que los factores ambientales no constituyen elementos determinantes de la salud. Reiteradamente, dio a entender que los problemas prevalentes son productos de la pobreza, e incluso destinó recursos a elaborar investigaciones que probaran tal hipótesis como ocurrió con los ENUDPAT 2011.

Tampoco elaboró “un diagnóstico de base para todas las enfermedades que permita discriminar patologías producidas por la contaminación del aire, suelo y agua, de otras patologías no dependientes de aquellos factores y un sistema de seguimiento de los casos detectados para verificar la prevalencia y supervivencia de tales patologías”, tal como lo dispuso la CSJN en el Cons. 17 punto IX del fallo de 8/7/2008. Al no haberse indagado profundamente en la vinculación entre las enfermedades y las fuentes de contaminación (las cuales debe regular y controlar ACUMAR), no se generó un diagnóstico que pueda indicar cuál es el grado de incidencia de éstas, ni la población más expuesta.

INFORMACIÓN PÚBLICA DE ACUMAR

La CSJN estableció una serie de medidas dirigidas a que el Estado produzca y difunda información, las que están claramente orientadas a expandir la participación ciudadana. En tal sentido, obligó a la ACUMAR a adoptar un sistema de información pública que presente datos actualizados y detallados de manera concentrada, clara y accesible para el público en general. El portal web de ACUMAR es el principal canal de acceso a la información pública sobre sus acciones, obligaciones y avances. Sin embargo, la información necesaria para que el público pueda realizar un control de la gestión no se encuentra disponible ni es actualizada. De 424 links relevados en www.acumar.gov.ar, 108 no funcionan y la mayoría de la información adjunta no está actualizada desde el año 2014.

ORDENAMIENTO TERRITORIAL

Como se resaltó en anteriores oportunidades, no es posible llevar a cabo una gestión exitosa de saneamiento de la cuenca sin una política de Ordenamiento Territorial (OT) centrada en los derechos colectivos de la población. Las principales fallas que presenta el actual modelo de gestión de la ACUMAR no sólo se deben a una limitación en sus capacidades institucionales, sino también a la falta de una perspectiva estratégica, que incorpore además un enfoque de derechos humanos. Una mirada que permita identificar y priorizar acciones capaces de modificar estructuralmente los procesos de desarrollo territorial de la cuenca, dotándolos de integralidad, equidad y sostenibilidad.

A pesar de ello, en ningún momento la ACUMAR, y ninguna de las jurisdicciones que lo integran han priorizado esta mirada estratégica. Esto se refleja en la ausencia de avances en la zonificación y regulación de usos de suelo, la relocalización de industrias del Polo Dock Sud o los casos de ocupación irregular del espacio público como ocurre actualmente en la Ciudad de Buenos Aires, en un sector de la autopista Buenos Aires-La Plata, sobre la Avenida Pedro de Mendoza.

“La ocupación ilegítima del espacio público, particularmente cuando se hace con propósitos simplemente comerciales, es una clara violación de estos derechos. En el caso de la Avenida Pedro de Mendoza se comete con la complacencia de las autoridades que tienen obligación de impedirlo”, denuncia Alfredo Alberti de la Asociación Vecinos La Boca”.

“La gestión de la Cuenca Matanza Riachuelo se encuentra en una situación de incertidumbre y sin rumbo. Todos los aspectos reseñados por el Cuerpo Colegiado muestran falencias estructurales a las cuales se suma un continuo escenario de inestabilidad en materia de conducción institucional”, subraya Andrés Nápoli de Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN).

“Resulta frustrante después de 9 años del innovador fallo en la Causa Mendoza la desidia, el abandono y falta de controles y de incumplimiento de la mayor parte de las mandas de la Corte Suprema de la Nación, especialmente en lo que respecta a cuidado de la salud, vivienda y prevención de la contaminación. Es agraviante la falta de escucha y la negativa a la participación de las personas que viven en la cuenca, que deberían ser protagonistas y primeros beneficiarios/as de los cambios. Confiamos en que la Corte Suprema recupere un rol más proactivo para hacer cumplir esta deuda con el ambiente”, indicó María José Lubertino, Directora Ejecutiva de la Asociación Ciudadana por los Derechos Humanos y profesora de la UBA.

“No se trata únicamente de limpiar el agua del cauce. La Cuenca requiere un plan de desarrollo integral con perspectiva de derechos humanos que tome en cuenta los diferentes procesos socio-territoriales (ecológicos, económicos, políticos, urbanísticos, sociales) que lo definen”, agrega Eduardo Reese, del Centro de Estudios Legales y Sociales. 

Por mucho tiempo la Cuenca Matanza – Riachuelo estuvo condenada a imaginar su futuro como una continuidad de su triste presente. Fue la lucha de vecinos, organizaciones sociales, instituciones para la defensa de los derechos y, sin dudas el proceso iniciado por la CSJN, quienes abrieron un nuevo capítulo en su historia, logrando que la temática adquiriese un lugar destacado en la agenda ambiental del país. A 9 años del dictado del fallo seguimos reclamando que el caso deje de ser una continuidad de decisiones, controles y retos judiciales para transformarse en una Política de Estado, que atienda las necesidades de quienes habitan uno de los espacios territoriales más degradados del país.

El año venidero se cumplirá una década del fallo. Las organizaciones del Cuerpo Colegiado creemos que esta puede ser una excelente oportunidad para llegar al próximo aniversario habiendo transitado un debate crítico amplio y profundo que proponga un rediseño estructural de la gestión.

“Si no se pudo y no se supo sanear el Riachuelo en la década pasada no se puede en enfrentar la próxima con las mismas ideas y herramientas. Estamos convencidos que el caso Mendoza representa una gran oportunidad para saldar la mayor deuda socio ambiental que tiene la Argentina, pero eso será posible solo si se avanza de manera decidida en la construcción de una Política de Estado para el saneamiento del Riachuelo, algo que hasta hoy reclama su presencia”, concluye Nápoli.

ORGANIZACIONES QUE FORMAN PARTE DEL CUERPO COLEGIADO

Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Greenpeace Argentina, Asociación Ciudadana por los Derechos Humanos (ACDH) y Asociación Vecinos La Boca. Alfredo Alberti.

Mientras en ACUMAR, cuyos estados miembros están condenados  por la Corte Suprema de Justicia de la Nación y  todo hace suponer  se designe en esta institución nuevamente a funcionaria política no especialista en el tema, la judicializada cuenca Matanza Riachuelo se estima continúa recibiendo volcados clandestinos 90.000 Tns./año de carga orgánica ( líquidos cloacales) y 1.000 Tns./año de inorgánica ( vertidos industriales ) algo equivalente a 15 m3 por segundo.

ACUMAR  expresó que si bien 1500 industrias son consideradas agentes contaminantes, 200 empresas son responsables del 80% de la contaminación total de la cuenca. PERO COMO LA   REALIDAD ES LA ÚNICA VERDAD, cuando se conozcan las nuevas resoluciones que debe dictar la propia ACUMAR mucho más exigentes para con los vertidos industriales, el número de industrias contaminantes puede llegar a triplicarse.

Esta aberrante ilegalidad es muy conocida y denunciada hasta el hartazgo, pero …

Recurres a la política, a lo administrativo, a la justicia,  a las principales,  específicas instituciones  … y nada.

Recurres a los medios,  sindicaturas, auditorias, entes de control, asociaciones profesionales, defensorías, sindicatos, ONGs, a la iglesia … y nada.

Pareciera que la huelga, el corte, la movilización, el  LÍO que aconseja  FRANCISCO, fueran más expeditivos …

LÍO,   Situación o asunto confuso, desordenado, problemático o difícil de resolver.

La lógica moderna pareciera indicar que  un Lío se soluciona con otro Lío, importante círculo vicioso  de final impredecible.

Mi abuelito carpintero decía que un clavo profundo se quita con otro clavo … todo un adelantado académico el viejito  !!

No quiero imaginar la FOTO DE  LOS 5 MIEMBROS DE LA CSJN HACIENDO UN PIQUETE … !! exigiendo se cumpla el fallo del 8/7/2008  que ordena el saneamiento de la cuenca M-R, con  la MINISTRO PATRICIA BULLRICH DESALOJÁNDOLOS, mostrándoles el “ Protocolo Anti Piquete…”, si seguimos así, allá vamos …

Negarse a cumplir una sentencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en cualquier país es motivo para ir preso. Solamente en Argentina alguien puede desentenderse.

Cualquier ciudadano sabe que una conducta deliberada que enferme o mate a personas puede ser calificada como DELITO. Sin embargo, en su sentencia la Corte Suprema de Justica  omitió ordenar que se investigara si se habían cometido DELITOS por acción o por negligencia.

La sociedad toda es culpable, se ocupa más de los temas relativos al dinero, al poder por el poder mismo, al fútbol, al cholulaje, etc. que sobre  los temas de salud, entonces los responsables de velar por nuestra calidad de vida usan la distracción ciudadana  para desentenderse de temas fundamentales como este,  favoreciendo intereses espurios, lo que nos podría poner al borde de otro estrepitoso e histórico  fracaso de papelón mundial, ubicándonos  en un ridículo sin retorno…                      

Quienes nos ocupamos del tema, comunicamos, concientizamos,  alertamos, convocamos, peticionamos, ayudamos a que el objetivo se pueda cumplir satisfactoriamente,  en el menor plazo posible, para eliminar el nivel de enfermedad y muerte que hoy impera en esta fatal, desatendida, e ineficientemente  gestionada  cuenca Matanza Riachuelo.

Alfredo Alberti - Presidente  de la Asociación de Vecinos La Boca

La funcionaria Lic. en Cs. Políticas Gladys González, cuyo nombre se difundió como para ser la nueva titular de ACUMAR,  tiene la idoneidad profesional necesaria para ocupar tamaña responsabilidad ? Su CV es el mejor para el cargo ? Quienes son los responsables de esta designación ? Quienes personifican en el Estado a los condenados por la CSJN ? Tienen estos verdadera voluntad política de cumplir el fallo de la Corte ? La justicia penaliza a alguien por tanto incumplimiento  ? Es casualidad tanta falla concurrente ?

Por Alfredo ALberti (*)

Estimo, seguimos en una cadena de decepciones que se va profundizando, naturalizando, consolidando mal, el tema sería cómo cortamos lo que a esta altura de los acontecimientos parece un maleficio…

Deseo reflexionemos para intentar  lograr un cambio realmente diferente , propositivo, constructivo, alentador,  que nos devuelva una esperanza consistente y no otra vana ilusión …

Debiéramos lograr  nombren a un idóneo en el tema que nos ocupa, además  con total y absoluto respaldo político para que pueda hacer lo que manda la justicia,  las disciplinas técnico-científicas,  y no lo que emane de los   espurios intereses que siempre se impusieron en la cuenca Matanza – Riachuelo …

El planeta tierra, su a gua, exige consideración y respeto, lo estamos enfermando muy mal, no debe subsistir tanto ciego afán de enriquecimiento a costa de la salud de la gente, basta de tanto uso abusivo de sus elementos degradándolo y contaminándolo. El agua es un bien finito, escaso, el cuerpo humano es 70% agua, defenderla nos concierne a todos. No claudicar en este objetivo es primordial.

Tenemos a lo sumo tres décadas  para bajar los términos de contaminación ambiental mundial, urgentemente debemos conciliar políticas de convivencia, de supervivencia, hoy existen migrantes climáticos ante daños irreversibles en varios territorios del planeta. Si no queremos desaparecer de la faz de la tierra debemos urgentemente generar políticas de Estado y respetarlas. El medio ambiente es parte constituyente de nuestra persona, el hombre es él y las circunstancias que le rodean, no debemos ser apocalípticos, pero nuestro optimismo, nuestra esperanza debe anidar en los precisos diagnósticos que existen, en un trabajo responsable para mejorarlo todos los días sin idealizaciones abstractas.

Progresar es la capacidad de resolver permanentemente nuevas dificultades y no eternizarnos intentando paliar infructuosamente viejos problemas, como hace ACUMAR. Esta   cambia sus autoridades permanentemente, van 8 administraciones en 10 años desde su creación, pero no cambia su mentalidad, porque no cumple el fallo de la CSJN, no  vive dentro de la ley.

No sirve identificarnos con el dolor, si no aportamos soluciones, debemos reconciliar la ética con la política insertando a esta última dentro de la ley. Basta de palabras que no coinciden ni con la realidad, ni con el respeto a la ley, ni a los fallos de la justicia.  Hace mucho tiempo que ACUMAR vive empezando, es hora de alcanzar sus objetivos.

Sin Justicia, Argentina no tiene futuro, basta de fragilidad institucional sea en ACUMAR ni en ninguna otra, necesitamos consistente vida institucional, es básico tener convicciones, no compremos que nuestros ideales son imposibles, pues lo fundamental es que son imprescindibles. Lamentablemente la búsqueda de la verdad no es prioritaria ni importante en los políticos argentinos, no forma parte de los grandes proyectos de la Nación, para ellos solo importa la verdad del poderoso político de turno. Hemos nacido y crecido creyendo que solo estamos para la consumir lo heredado y no para consumar  la construcción consensuada de nobles causas de Estado, los argentinos no terminamos de capitalizar nuestros fracasos, y ACUMAR  parece ser una muestra de ello.

El pensamiento de una palabra puede ser una acción en movimiento, revaloricemos el lenguaje, la palabra, “ BENDECIR, ES DECIR BIEN …”  se entiende ? La palabra que encierra verdades es un instrumento no negociable, el hombre es lo que hace con su lenguaje, debemos reconciliar la verdad, con la ley, con la justicia, con la transparencia. La ética y la ley pierden a mano de la politiquería que es la que  promueve el populismo y la corrupción, donde se está insertando ACUMAR.

El porvenir no hay que esperarlo mágicamente, debemos ir en su búsqueda,  el futuro es el presente hecho realidad, no tener ideales es simplemente durar,  los proyectos deben ser honrados, cumplidos. Un ser maduro como una institución madura requiere de un presente y no ser siempre una promesa como es ACUMAR.

Los fracasos de ACUMAR generan escepticismo, devoran la credibilidad y la voluntad popular, le hacen perder  su afán por esclarecer  y obtener sus objetivos, hay quienes piensan que el Riachuelo es solo un atentado contra únicamente 6.000.000 de habitantes que tiene la cuenca, y no contra la Nación toda, esto sería el triunfo de la ignorancia, de la impunidad,  convirtiendo a la totalidad del pueblo de la Nacion en indiferente,   por lo que ocurre en un sector de nuestro país, “ SERÍA COMO PENSAR  … LE OCURRE A ELLOS Y NO A NOSOTROS …!! “

Pensar que sanear el Riachuelo es un imposible por los intereses que se deben enfrentar y no un imprescindible, es no tener dignidad, es no tener futuro como Nacion. Nuestro futuro como país y como habitantes de la cuenca M – R, incluye la verdad en el presente.    Importan los muertos por las enfermedades fruto de la contaminación ambiental ?  Somos un pais espectral que ha renunciado a la ética  ? Podemos prosperar solo materialmente sin conocer la verdad, homologando la justicia a la prosperidad material ?  Donde queda la dignidad de una nación cuando su desarrollo está basado en el encubrimiento de la verdad y de los privilegios  ?

CAMBIAR  involucra una transformación ética, no solo política de orden económico, nuestra cultura no puede ser solo producto de la suma y resta de nuestros negocios. Somos un país huérfano de instituciones, donde la justicia claudica ante los poderosos, ojalá la ética aparezca como elemento vertebrador con la dignidad política. Debiéramos hacer un duelo profundo reconociendo que somos  idólatras de la muerte,  hasta que se nos demuestre lo contrario, pesa sobre la vida de nuestro país todos los muertos que genera la contaminación industrial. Cuantos muertos debemos exhibir en la cuenca Matanza Riachuelo para que ACUMAR y la justicia tomen conciencia del DELITO que se comete todos los días. Argentina se está convirtiendo en un país TANÁTICO, donde se mata para alcanzar y sostener el poder. Los muertos del Riachuelo, no son muertos de la Ciudad de Bs. As. ni de la Pcia. de Bs. As., son muertos de la Nación. Podemos  vivir sin la verdad ? Podemos vivir con tantos cómplices  ?

Que dice de nosotros los argentinos la degradación y la contaminación del Riachuelo que padecemos desde hace tanto tiempo  ?  A todos nos debiera pegar muy duro esta causa Nacional, nos pone a los ciudadanos en situación de imbéciles, sin concepción de la realidad. Rogamos a la Buena Justicia y Buena Política nos devuelvan nuestra sana identidad, es la Nación la que mucho pierde con esta humillación permanente,  diaria,  de la verdadera situación ambiental dañando la salud humana,  a manos de intereses perversos, BASTA DE GOBIERNOS CÓMPLICES, estos se han mostrado  siempre insensibles, erráticos, contradictorios, impunes, irresponsables, entonces hemos recurrido a la justicia, la que  se expidió  hace más de 8 años vía nada menos que de la CSJN, entonces ACUMAR en este lapso a  quienes encubre  ?  Quienes son los autores materiales e intelectuales de esta estafa tanto moral como económica ?

Abruma a mi edad ser espectador de tanta incapacidad moral para aprender de nuestras experiencias, ver repetir infinitamente nuestros errores, de no saber, no poder, o no querer encontrar el rumbo correcto de ACUMAR  para sanear la cuenca más contaminada de Argentina.  Abruma tener que insistir tanto para que nuestras palabras, nuestras sanas intenciones, no terminen también convirtiéndose en basura …

Esto demanda un protagonismo colectivo, debemos todos saber interpretar que nos ocurre, y hacia donde debemos ir, no dejemos de buscar,  de construirnos,  durar no es vivir, somos una pequeña nación en un inmenso territorio, ACUMAR y el Riachuelo es solo una muestra de lo que somos en tantos otros muy importantes ámbitos. La política y la ética han vivido divorciadas, sin diálogo constructivo. Ser culto no es ser erudito,  es ser persona que entiende de interdependencias, es tener conciencia de la convergencia entre lo que saben-necesitan unos y saben-necesitan  otros, para así generar consensos en términos de políticas de Estado.

Respecto ACUMAR no tengo alegría pero tengo esperanza, hay fracasos pero también hay buenas actitudes. La mala política podrá manipular pero no encubrir lo espantoso, cada vez que aparece la Corte Suprema de Justicia trae calma, trae esperanza, Argentina está en un proceso de revalorización de la justicia. Como nunca es importante el compromiso y la participación ciudadana, debemos quebrar la fatalidad de la inacción, las circunstancias son mejores entonces las debemos aprovechar, debemos salir del oportunismo para entrar definitivamente en la eficiencia. Que las cosas cambien no proviene de la fe en la transformación, sino de la angustia que provoca el empantanamiento de situaciones tan negativas como repetitivas. La dignidad consiste en insistir sin claudicar  en defensa de la verdad, la ética y la justicia. La ciudadanía, el pueblo del Riachuelo ha sido víctima de de este desinterés y  se está empantanando mal de manera muy repetitiva.

La cuenca Matanza Riachuelo necesita muchos ciudadanos atentos, necesitamos construir ciudadanía vía educación, necesitamos aprender a ser una Nación y dejar de ser un conglomerado, la buena convivencia es más necesaria que nunca. Hoy la sociedad exige ejemplaridad, idoneidad, un cambio cultural donde el desafío consiste en revalorizar el trabajo, la educación, el respeto a la ley, debemos civilizarnos para exigir de ACUMAR  eficiencia, rapidez, y sumo resguardo por la calidad de vida de los habitantes de la cuenca. NI EL RIACHUELO, NI ACUMAR,  PERMITEN MÁS  GATOPARDISMO …  !!

(*) Presidente de la Asociación de Vecinos La Boca

Lo que se visibilizó fue una ACUMAR que no coordina, no controla, muy ineficiente, no genera los Cambios que se propone, sin indicadores de resultados, sin plazos, sin responsables, debieran renunciar unos cuantos, y revisar hacia arriba los respaldos políticos  para poner orden y voluntad real con la causa. El tema está en saber donde se inicia este descontrol y quienes tienen la capacidad de alinear los patitos. No alcanza con solo cambiar los directivos visibles …

Acumar desde hace mucho está postergando hasta el infinito sus responsabilidades, mientras, hay gente que sigue enfermando y muriendo por la contaminación, la Corte debiera ordenar investigar las responsabilidades penales porque si hay personas que enferman y mueren por negligencia, esto podría configurar delitos. Mientras la Corte no acepte que hay urgencia de vida y muerte, seguirá aceptando los eternos plazos políticos-administrativos como normales. ACUMAR NO OFRECE PERSPECTIVAS

Alfredo Alberti
Pte. Asociación de Vecinos La Boca
Miembro del Cuerpo Colegiado en causa Matanza - Riachuelo

Página 1 de 3

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria

Could not open a directory stream for /var/www/clients/client207/web310/web/images/stories/show/