23 DE JULIO DE 2017 |

La decisión fue de los camaristas Eduardo Farah y Martín Irurzun, quienes descartaron "arbitrariedad" en el trabajo de los expertos, encomendado en la causa que busca determinar si el ex titular de la UFI AMIA fue asesinado o se suicidó.

El único imputado en la causa que investiga la muerte del fiscal Alberto Nisman, el técnico informático Diego Lagomarsino, sufrió un revés judicial en la Cámara Federal porteña, que rechazó hoy un recurso para intentar apartar a los 27 peritos de Gendarmería Nacional que participan de una junta interdisciplinaria para establecer las causas del deceso.

El planteo de la defensa de Lagomarsino apuntaba a separar a los peritos por supuesta falta de imparcialidad y suspender la junta, cuyo trabajo ya está iniciado.

Lagomarsino es un técnico informático que tenía un contrato con la Unidad Fiscal AMIA a cargo de Nisman y según sostuvo ante la Justicia le prestó al fiscal el arma usada en el hecho la noche anterior al hallazgo del cuerpo del funcionario.

Fuente: Télam

El técnico en informática, Diego Lagomarsino afirmó hoy que "le tengo miedo a la mentira, al engaño", al mencionar las supuestas pruebas que lo complicarían en la muerte del fiscal Alberto Nisman.

"Le tengo miedo a la mentira, al engaño. Que yo vaya preso es una mentira", señaló en declaraciones a Radio Con Vos.

"Hay registro mío en las cámaras", dijo y agregó: "En una interna a las 20.30 y en otra a las 20.35, pero en dos equipos diferentes. También me toman las cámaras de la autopista y las de mi barrio".

En ese sentido, agregó que "el dateo de muerte (de Nisman) se hace en tres oportunidades: cuando levantan el cuerpo, en la autopsia y en la junta medica. Los tres lo establecen en el domingo entre la mañana y el mediodía. Ningún médico, incluyendo a Raffo, los de ella (de Arroyo Salgado), dicen que la muerte fue el sábado".

"A mi me convence la causa, no un sentimiento. No creo, si no veo la causa, que haya tenido un motivo para suicidarse. No me pidió el arma para suicidarse, me la pidió para proteger a sus hijas. Y después me entero que sus hijas no estaban. Es una más de la cadena de mentiras de Alberto (Nisman), añadió.

Sobre la información del periodista Nicolás Wiñazki publicada en el diario "Clarín" sobre pruebas que lo complicarían en la muerte del fiscal, Lagomarsino dijo que "Wiñazki conoce la causa desde el día 1, desde antes del día 1 porque estuvo mucho tiempo hablando con Alberto. No sé de dónde sacó esta información".

Sostuvo que "no pertenezco, no pertenecí a la SIDE. Lo único que tengo de Servicios es mi factura, que dice servicios informativos y en declaraciones a radio Del Plata dijo: "Le pido a Wiñazki que aunque sea diga en qué foja de la causa está lo que publica".

"Juzguenme por lo que hice, le preste un arma a un fiscal de la Nación. No fui el único al que Alberto manoteo para pedir un arma", remarcó y señaló: "Le preste un arma porque estaba en una situación de riesgo".

Por último, remarcó: "Todo esto no afecta sólo a Lagomarsino, sino a toda la sociedad".

Fuente: Télam

La ex fiscal, que estuvo 11 meses a cargo de la investigación, rompió un largo silencio y dijo que no recibió evidencias clave que había solicitado. Además, afirmó que su actuación fue "totalmente normal".

"Me guardé a silencio por mucho tiempo pero me sentí agraviada, con términos indecorosos hacia mi persona y debo aclarar por mi honra y por la memoria de mi madre quién es la doctora Fein y cómo trabaja", explicó en declaraciones a radio Mitre la ex fiscal que renunció a su cargo en abril de 2016 para acogerse a la jubilación.

Para Fein, las imputaciones que recibe obedecen a "que no se conoce la causa" y reiteró que "si hubiese encontrado un encuadre legal (sobre la muerte de Nisman) hubiera emitido dictamen, pero si no tengo pruebas contundentes, cometo una irregularidad gravísima".

"No teníamos una prueba categórica y cierta de que estábamos frente a un acto homicida", remarcó, y cuestionó que se esperaron resultados "que nunca llegaron", como el pedido a la Embajada de Estados Unidos sobre mails del ex fiscal fallecido, el pedido a la jueza Fabiana Palmaghini para que investigara un domicilio en Paraná por la búsqueda de un virus troyano.

Durante la entrevista, desmintió irregularidades en el procedimiento, como el fiscal Eduardo Taiano solicitó investigar, y dijo con respecto a que había pisado sangre del fiscal en el departamento donde vivía, que previo a ingresar al baño, "hubo una imagen de fijación previa, donde se filma el baño primero y se sacan fotos sin presencia humana" de manera que "los patrones de sangre jamás se afectaron".

Con relación a la hora de muerte de Nisman, que la jueza federal Sandra Arroyo Salgado ubica en el día sábado, dijo que los peritos de la querella "tuvieron que ratificarse y decir que la data de muerte era de 24 a 36 horas" y que para ella "dejan un margen abierto de 12 horas que no es estrictamente científico".

Sobre las lesiones en su cuerpo, declaró que los querellantes "fueron a los medios a decir que habían sido producto de golpes pero los peritajes dieron que por su coloración no se puede asegurar que fuera un golpe".

También respondió a la acusación de una escena "con gran cantidad de concurriencia" al puntualizar que "a las 5 y fracción de la madrugada del domingo 18 entró Prefectura y no se movió del living" y aclaró que su llegada fue "tres horas después de que ingresara la madre de Nisman y el médico de la prepaga".

"Es complejo determinar si Nisman se suicidó o fue asesinado", sostuvo Fein que reiteró sus tres hipótesis: "se suicidó, lo indujeron o instigaron al suicidio, o lo mataron".

"Lo manifesté cuando hablé del entrecruzamiento de llamados del domingo 18 donde aparecían durante una banda horaria de varias horas, personajes hablándose que no era habitual ningún domingo anterior", sostuvo sin identificar nombres.

Con relación a la declaración judicial del ex agente de Inteligencia Antonio "Jaime" Stiuso, remarcó que, "si dice que lo mataron, que lo fundamente y traiga las pruebas que la Justicia no nos aportó a nosotros", y afirmó que, si eso ocurriera, sería "la primera en salir a los medios y decir 'agradezco al señor Stiuso y felicito a la Justicia federal que pudieron tener la prueba que no nos aportó a nosotros'".

Con referencia al rol del técnico informático Diego Lagomarsino, a quien Nisman le había solicitado el arma de la que salió el disparo que le causó la muerte, Fein recordó que fue ella quien lo imputó por esa facilitación del arma y pidió la prohibición de salir del país porque entendió que "hasta tanto no encontráramos una prueba cierta que lo involucrara con la muerte, no podíamos obtener la hipótesis, como no lo hicieron la jueza Palmaghini ni las querellas".

Fuente: Télam

La Sala I de la Cámara de Casación Penal ordenó ayer investigar la denuncia que el fallecido fiscal Alberto Nisman presentó hace casi dos años contra la ex presidenta Cristina Kirchner por el supuesto encubrimiento del atentado a la Amia ocurrido en 1994. La denuncia de Nisman será investigada por el juez Ariel Lijo

En un fallo dividido, el máximo tribunal penal del país revirtió las resoluciones del juez federal Daniel Rafecas y de la Sala I de la Cámara Federal porteña, integrada por Eduardo Freiler y Jorge Ballestero, que habían desestimado en dos oportunidades la denuncia del entonces titular de la UFI-AMIA.

Para ello, Casación no solo revocó esas sentencias, sino que los apartó de la causa, ordenando que por sorteo se designe un nuevo juez para que investigue la denuncia, lo que ocurriría mañana, en el último día de actividad judicial antes de la feria de enero.
Nisman hizo su presentación el 14 de enero de 2015, cuatro días antes de ser hallado muerto en su departamento con un tiro en la cabeza.

El encargado de investigar el atentado a la mutual judía, ocurrido el 18 de julio de 1994, denunció que el Memorándum de Entendimiento con Irán, firmado en 2013, escondía "un intento de liberar de responsabilidades" a los funcionarios iraníes sindicados como autores de la voladura que provocó 85 muertos y centenares de heridos a cambio de incentivar las relaciones comerciales entre Argentina y la República Islámica.

Ademas de la ex presidenta, Nisman señaló al entonces canciller Héctor Timerman ; al diputado y jefe de La Cámpora, Andrés "Cuervo" Larroque; a Luis D'Elía y Fernando Esteche ; al supuesto agente inorgánico de la ex SIDE Allan Bogado, y al ex juez Héctor Yrimia.

Audio en el que Timerman dice "Si fueran otros (en vez de Irán) no hubieran puesto la bomba”

"La maniobra denunciada ameritaba por parte de los órganos jurisdiccionales intervinientes un tratamiento más profundo de las cuestiones que habían sido planteadas", sostuvo el camarista Gustavo Hornos, en un voto de mayoría.

También sostuvo "la necesidad de explorar los hechos denunciados desde su propia definición, confrontándolos con los elementos probatorios que las partes estimaron conducentes e interpretándolos a la luz del ordenamiento legal", lo que sólo podrá ser posible a partir de la realización de una pesquisa seria y genuina.

La resolución de Casación se adoptó por la mayoría que se constituyó con el voto de los camaristas subrogantes Gustavo Hornos y Mariano Borinsky, mientras que la presidenta de la Sala, la camarista Ana María Figueroa, votó de manera diferenciada, aunque compartió con sus colegas que la DAIA sea tenida como querellante.

La entidad, que encarna la representación política de la comunidad judía, había reclamado en agosto la reapertura del expediente, cerrado hasta allí tanto por Rafecas como por la Cámara Federal, quienes desestimaron la denuncia de Nisman aduciendo la ausencia de delito.

En ambos casos, juez y camaristas fallaron contra el dictamen de los fiscales Gerardo Polllicita y Germán Moldes, respectivamente, en tanto el fiscal ante Casación, Javier De Luca, desistió de la acción penal.

Para ello, la DAIA reclamó ser tenida como querellante y adujo la existencia de nuevas probanzas, en especial un diálogo telefónico entre su ex directivo Guillermo Borger con Timerman.

En su fallo de mayoría, Hornos cuestionó duramente la resolución original de Rafecas, de abril de 2015, quien consideró innecesario realizar una batería de medidas pedidas por el fiscal Pollicita aduciendo que como el tratado nunca se había puesto en funcionamiento, entre otras cosas porque Irán no lo había refrendado, no existía delito.

Hornos resaltó en su voto "la imposibilidad de arribar válidamente a un pronunciamiento desestimatorio, hasta tanto no se produjeran las medidas de prueba conducentes para el esclarecimiento del delito. Ello así, en particular, cuando la gravedad del caso lo reclamara especialmente".

Criticó así "la desestimación de la denuncia (que) destruiría la posibilidad de investigar lo que aquellos elementos reclaman, que es, precisamente, la necesidad de descartar o acreditar la hipótesis imputativa esgrimida por el requirente".

A su vez, Borinsky resaltó en su voto que la declaración de inconstitucionalidad del Memorándum con Irán, "determinó definitivamente la imposibilidad de su aplicación", pero "de ello no se deriva necesariamente (al contrario de lo afirmado en las instancias anteriores) que corresponda descartar sin más el análisis reclamado por los acusadores en las instancias previas y la D.A.I.A."

Uno y otro reclamaron que no se hubieran concretado las medidas de prueba requeridas por la fiscalía de Pollicita y que hubiera priorizado su criterio de la "orfandad probatoria" de la denuncia de Nisman, lo que a su entender provocó un cierre "prematuro" del expediente.

Este criterio fue compartido por Figueroa, quien sin embargo, en un voto claramente diferenciado, consideró vulneratorio del principio del "juez natural" que el trámite hubiera recaído en la Sala I, que preside, y no en la Sala II, donde, según sostuvo, se habían tratado todas las causas conexas con el atentado de 1994, así como que deslizó críticas a que estuviera integrada mayormente por subrogantes.

La denuncia de Nisman será investigada por el juez Ariel Lijo

La causa contra la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el ex canciller Héctor Timerman, y otros ex funcionarios por presunto encubrimiento de los imputados iraníes por el atentado a la Amia será investigada por el juez federal Ariel Lijo, según determinó el sorteo de rigor realizado esta mañana por la Cámara Federal porteña tras el fallo de Casación que ordenó abrir una investigación en base a la denuncia que realizara el luego fallecido fiscal Alberto Nisman.

Al respecto, el ministro de Justicia, Germán Garavano, calificó de "valiente" la decisión de la Cámara de Casación de reabrir la causa que investiga la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman respecto del atentado de la AMIA, y consideró que era algo "extraño" que "un caso que había denunciado un fiscal y promovido otro, con muchas medidas de prueba, siquiera se abriera".

"Era una cosa extraña que un caso que había denunciado un fiscal y promovido otro, con muchas medidas de prueba, siquiera se abriera. Vemos todos los días que se abren causas contra funcionarios del actual gobierno y, haber cerrado este caso sin siquiera eso, era llamativo", dijo el titular de la cartera de Justicia y Derechos Humanos en diálogo con radio Mitre. Agregó que en su decisión la Cámara de Casación tuvo "una decisión valiente y unánime para que se investigue y se verifique", y destacó que "ese es el ejercicio más valioso de este año, que el gobierno respeta la independencia judicial y la Justicia puede trabajar sin distorsiones, para que se abran los casos y puedan ser investigados".

Fuente: Télam

Página 1 de 14

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria

Could not open a directory stream for /var/www/clients/client207/web310/web/images/stories/show/