24 DE NOVIEMBRE DE 2017 |

El fiscal federal Eduardo Taiano pidió este miércoles la citación a indagatoria del empleado informático Diego Lagomarsino, acusado de ser partícipe necesario del presunto homicidio del fiscal Alberto Nisman, ocurrido el 18 de enero de 2015.

Fuentes judiciales informaron a la agencia Noticias Argentinas que el pedido hecho por el fiscal también abarca a integrantes de la Policía Federal que tenían a cargo la custodia de Nisman, a quienes acusa por incumpliento de los deberes de funcionario público.

Lagomarsino era técnico informático de la UFI AMIA y el propietario del arma Bersa calibre 22, de donde salió el disparo que acabó con la vida del ex fiscal. Además, es quien tenía una cuenta en Nueva York a su nombre a pedido de Nisman, junto con la madre y la hermana del fallecido fiscal.

La causa por la muerte de Nisman dio un giro brusco con el cambio de Gobierno, ya que la causa pasó del fuero en lo Criminal y Correccional de la Capital Federal al fuero federal de Comodoro Py. Luego se encargó una pericia a Gendarmería Nacional, que sostuvo que a Nisman lo mataron dos personas en la madrugada del 18 de enero de 2015 y simularon un suicido.

Anteriormente, una pericia del Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema había determinado que no existieron terceras personas en el departamento de la torre Le Parc, donde vivía el ex titular de la UFI AMIA hasta su fallecimiento. Además, databan la muerte en la mañana del 18 de enero, cerca de las 11, cuando la última presencia confirmada de Lagomarsino en el lugar había sido en la noche del sábado, de acuerdo a su relato que fue confirmado por las cámaras de la autopista.

Nisman apareció muerto hace casi 3 años, a los pocos días de haber presentado una denuncia contra el gobierno anterior por encubrimiento del atentado a la AMIA. La misma fue desestimada en 5 ocasiones, hasta que la Cámara de Casación decidió reabrirla y hoy quedó en manos del juez Claudio Bonadio.

La decisión fue de los camaristas Eduardo Farah y Martín Irurzun, quienes descartaron "arbitrariedad" en el trabajo de los expertos, encomendado en la causa que busca determinar si el ex titular de la UFI AMIA fue asesinado o se suicidó.

El único imputado en la causa que investiga la muerte del fiscal Alberto Nisman, el técnico informático Diego Lagomarsino, sufrió un revés judicial en la Cámara Federal porteña, que rechazó hoy un recurso para intentar apartar a los 27 peritos de Gendarmería Nacional que participan de una junta interdisciplinaria para establecer las causas del deceso.

El planteo de la defensa de Lagomarsino apuntaba a separar a los peritos por supuesta falta de imparcialidad y suspender la junta, cuyo trabajo ya está iniciado.

Lagomarsino es un técnico informático que tenía un contrato con la Unidad Fiscal AMIA a cargo de Nisman y según sostuvo ante la Justicia le prestó al fiscal el arma usada en el hecho la noche anterior al hallazgo del cuerpo del funcionario.

Fuente: Télam

El técnico en informática, Diego Lagomarsino afirmó hoy que "le tengo miedo a la mentira, al engaño", al mencionar las supuestas pruebas que lo complicarían en la muerte del fiscal Alberto Nisman.

"Le tengo miedo a la mentira, al engaño. Que yo vaya preso es una mentira", señaló en declaraciones a Radio Con Vos.

"Hay registro mío en las cámaras", dijo y agregó: "En una interna a las 20.30 y en otra a las 20.35, pero en dos equipos diferentes. También me toman las cámaras de la autopista y las de mi barrio".

En ese sentido, agregó que "el dateo de muerte (de Nisman) se hace en tres oportunidades: cuando levantan el cuerpo, en la autopsia y en la junta medica. Los tres lo establecen en el domingo entre la mañana y el mediodía. Ningún médico, incluyendo a Raffo, los de ella (de Arroyo Salgado), dicen que la muerte fue el sábado".

"A mi me convence la causa, no un sentimiento. No creo, si no veo la causa, que haya tenido un motivo para suicidarse. No me pidió el arma para suicidarse, me la pidió para proteger a sus hijas. Y después me entero que sus hijas no estaban. Es una más de la cadena de mentiras de Alberto (Nisman), añadió.

Sobre la información del periodista Nicolás Wiñazki publicada en el diario "Clarín" sobre pruebas que lo complicarían en la muerte del fiscal, Lagomarsino dijo que "Wiñazki conoce la causa desde el día 1, desde antes del día 1 porque estuvo mucho tiempo hablando con Alberto. No sé de dónde sacó esta información".

Sostuvo que "no pertenezco, no pertenecí a la SIDE. Lo único que tengo de Servicios es mi factura, que dice servicios informativos y en declaraciones a radio Del Plata dijo: "Le pido a Wiñazki que aunque sea diga en qué foja de la causa está lo que publica".

"Juzguenme por lo que hice, le preste un arma a un fiscal de la Nación. No fui el único al que Alberto manoteo para pedir un arma", remarcó y señaló: "Le preste un arma porque estaba en una situación de riesgo".

Por último, remarcó: "Todo esto no afecta sólo a Lagomarsino, sino a toda la sociedad".

Fuente: Télam

El técnico informático, propietario del arma de la cual partió el proyectil que causó la muerte de Alberto Nisman y único imputado en la causa que investiga el hecho, respondió a la ex esposa del fiscal fallecido que "no hace falta tener un arma para tener poder", y sostuvo que "tiene más poder" que el que pensaba.

Lagomarsino se refirió así a lo manifestado por la magistrada en cuanto a que ella no tiene "ningún arma guardada" en su casa, por lo que "no debe" tenerle "miedo", como lo había declarado en una entrevista ofrecida anoche a la señal de cable TN.

"No hace falta tener un arma para tener poder. Hay poderes que son mucho más peligrosos", señaló el asesor de Nisman en declaraciones formuladas esta mañana a radio El Mundo al confesar que le "encantaría" saber por qué Arroyo Salgado lo acusa de mentir.

Sobre el horario de muerte que la jueza indicó que podía haber sido el 17 y no el 18 de enero de 2015, Lagomarsino enfatizó que "en ningún momento" aparece su presencia dentro de ese horario y subrayó que "la causa dice que (el momento de la muerte) fue el domingo".

"Yo dejo el arma y me voy 20.30, y, de hecho, hay un periodista que dice que habló con él mucho después y también uno de los custodios declaró en la causa ante las dos partes diciendo que habló por teléfono después de que yo me fui", insistió en afirmar Lagomarsino.

Además, agregó que su salida del departamento de Le Parc "está registrado en las cámaras", lo mismo que su paso por la autopista y la llegada a su casa a través de las cámaras del barrio.

"Me gustaría saber por qué (Arroyo Salgado) dice una cosa y es otra, como la ubicación del tiro en la cabeza y que no tiene restos de pólvora en las manos cuando en realidad tiene en ambas", detalló Lagomarsino.
 
"Acá hay algo que es muy grave, no tendría que haber ningún enfrentamiento si todos buscamos los mismo. Nosotros buscamos la verdad pero la querella está siempre poniendo trabas, diciendo que yo soy espía, por ejemplo, porque la señora que trabajaba en la casa de Nisman declaró que me decía Luis. Eso es una prueba científica", replicó el técnico.

Fuente: Télam

Página 1 de 8

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria