16 DE ENERO DE 2018 |

Tendencias, CEOP y D’Alessio Irol/Berensztein coinciden: en diciembre bajó notablemente la imagen positiva del Gobierno y de sus principales figuras. Ese cambio coincide con el lanzamiento de su "reformismo permanente".

Por Enrique de la Calle

Tres consultoras de diferentes palos, Tendencias, CEOP y D’Alessio Irol/Berensztein, arrojaron resultados parecidos en torno al actual humor social sobre el gobierno de Mauricio Macri. Las tres realizaron encuestas en diciembre, a días de aprobarse la reforma previsional y mientras el Ejecutivo insiste con cambios en materia laboral y profundiza el tarifazo en los servicios públicos (gas, luz y transporte). En el medio, creció un 7% el dólar y el oficialismo debió "recalibrar" la meta de inflación. El peor mes de Cambiemos en el año.

Con diferencias en los porcentajes, las encuestas coinciden en todos los ítems: crecimiento de la desaprobación del Gobierno, baja de la imagen positiva de sus principales dirigentes (¡incluida María Eugenia Vidal!), pesimismo sobre el futuro próximo del país, rechazo a las reformas previsional y laboral. Rápida de reflejos, la gobernadora de Buenos Aires salió a mostrar su "costado humano" en fotos "casuales".

Además, las consultoras se ponen de acuerdo en otro aspecto: todos los indicadores empeoraron notablemente en los meses de noviembre y diciembre. Justo después de que Macri lanzó su "reformismo permanente", que sectores de la oposición interpretaron como "ajuste permanente". Más allá del debate, el paquete de medidas oficial incluyó el recorte a los jubilados, pensionados y beneficiarios de la AUH, el pacto fiscal con las provincias, una modesta reforma fiscal pro-patronal, y un ajuste sobre la plantilla de trabajadores del Estado (en diciembre fueron echados casi 2000 empleados públicos en Nación, PBA y municipios bonaerenses). 

En enero, con subas de los servicios e inflación (proyectado un 5% en diciembre y enero), seguramente el malestar se extenderá y habrá qué ver dónde encuentra techo (la imagen positiva del presidente está en torno al 40%). Así las cosas, el macrismo encara un importante desafío que golpea en el punto exacto donde el Gobierno suele moverse: entre el ajuste que cree necesario hacer y el que la sociedad tolera. Cambiemos sabe que ese margen es estrecho. De hecho, los actuales niveles de desaprobación se asimilan a los de medidados de 2016, cuando el Ejecutivo encaró sus políticas de "sinceramiento", que incluyeron tarifazos y paritarias por debajo de la inflación. La película es conocida: en 2017 volvió el "gradualismo" y el oficialismo se impuso en las elecciones de medio término.  

Igualmente, todo parece indicar que este año ese "gradualismo" perderá moderación. Cambiemos preferirá ceder capital político en 2018 para tener nuevamente margen en 2019, año electoral. Por supuesto, el Gobierno sabe que no domina, tal vez, la principal de las variables en la que se basa hoy su programa económico: la deuda externa. ¿Qué puede pasar si, como describió Carlos Melconian hace meses, el mundo "estornuda"? Si hace cuatro meses casi todos los analistas políticos daban por hecha la reelección de Macri, hoy dan cuentan de algunas luces amarillas. En Argentina, es sabido, nunca está dicha la última palabra. (APU)

Seis de cada diez personas consideraron que en la negociación con los holdouts el Gobierno está haciendo las cosas "de manera correcta y responsable”. La imagen positiva de Cristina supera el 54%.

Así lo reveló la encuesta realizada por el Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP), que encabeza el sociólogo Roberto Bacman, a pedido del diario Página/12.

Consultados sobre quien es el responsable de que no haya acuerdo con los fondos buitre, el 57,4 por ciento aseguraron que los responsables son los fondos buitre, la justicia norteamericana y el juez Thomas Griesa. El 30,6 indicó que la responsabilidad la tiene el gobierno nacional y un 12 por ciento expresó que “no sabe, no contesta”.

En relación a si Argentina se encuentra o no en default, el 64,9 por ciento expresó que “está de acuerdo con la idea de que Argentina no está en default porque está pagando su deuda desde hace años”. Ese total surge de un 51 por ciento de encuestados que manifestaron estar en “Total acuerdo” y un 13,1 que dijo estar en “Parcial acuerdo”.

En desacuerdo se manifestó el 31,5 por ciento, siendo que solo el 16,5 por ciento de los encuestados expresó estar en “Total desacuerdo” y el 15 por ciento en “Parcial desacuerdo”.

Sobre la idea de que el fallo del juez Griesa no respeta la soberanía argentina al intervenir en el acuerdo con quienes compraron bonos, el 42 por ciento expresó un “Total acuerdo”, el 18,5 por ciento “Parcial acuerdo”, lo que suma un 60,5 por ciento de gente que está de “Acuerdo” en que Griesa excede su jurisdicción.

Por otro lado, un 13 por ciento manifestó estar en “Total desacuerdo”, mientras un 16,4 por ciento indicó estas en “Parcial desacuerdo”.

A su vez, los encuestados fueron consultados sobre si el gobierno nacional está negociando de manera correcta y responsable. Un 47,5 por ciento indicó que  está en “Total acuerdo” y un 14,1 por ciento precisó estar en “Parcial Acuerdo”. Lo que suma un 61,6 por ciento de encuestados en “Acuerdo” con el modo en que Argentina lleva adelante la negociación.

En tanto, el 19,4 por ciento manifestó estar en “Total desacuerdo” y el 14,5 en “Parcial desacuerdo”. Es decir que solo un 33,9 por ciento esta en desacuerdo con la manera en que la Argentina realiza la negociación.

Con respecto a los vínculos entre el juez Griesa y los capitales financieros, el 63 por ciento indicó estar de “acuerdo” con la idea de que existen estos vínculos, siendo que el 45,4 manifestó estar en “Total acuerdo” y el 17, 6 en “parcial acuerdo”.

Por otro lado, solo un 13,5 por ciento expresó estar “en total desacuerdo” con la idea de que existen vínculos entre la corte estadounidense y los fondos buitre; un 14,4 manifestó un “Parcial desacuerdo”, por lo que un total de 27,9 por ciento se expresó en “Desacuerdo” con esta idea de conivencia.

La encuesta -publicada hoy en el diario Página 12- detalla que se entrevistaron 437 ciudadanos en la noche del jueves y durante el viernes, en Capital Federal y los 19 distritos del Gran Buenos Aires, respetándose las proporciones edad, sexo y nivel económico-social.

La encuesta confirma la tendencia que ya lleva dos meses y que se incrementó durante julio, a raíz del conflicto con los fondos buitre. Fue realizada por el Centro de Estudios de Opinión Pública.

La imagen positiva de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner superó el 54 por ciento en una encuesta realizada por el CEOP, confirmando una tendencia que ya lleva dos meses y que se incrementó durante julio, a raíz del conflicto con los fondos buitre, y que también incluye al ministro de Economía Axel Kicillof.

El trabajo del Centro de Estudios de Opinión Pública registró a la vez un crecimiento de las opiniones positivas respecto del ministro de Economía, Axel Kicillof, que llega al 52 por ciento de opiniones positivas frente a un 40 de negativas.

Según publica hoy Página 12, el titular del CEOP, Roberto Bacman, explicó que “alrededor del caso de los fondos buitre, la imagen positiva, no los votos, abarca a toda esa gente que estuvo cerca de la Presidenta” cuando en 2011 superó el 54 por ciento de los votos en las elecciones presidenciales.

“La gente tiene claro que no hay reelección y valora la postura de la Presidenta, porque no hay especulación electoral. Sea como fuere, el porcentaje de imagen positiva es altísimo”, agregó Bacman, quien consignó que el 43 por ciento de los encuestados opina negativamente sobre la mandataria.

“Lo que vemos es una cantidad de ciudadanos a los que les parece bien lo que está haciendo la Presidenta, no es que la vota –explica Bacman–. El fenómeno que está ocurriendo es que vuelve a reunirse un conjunto de ciudadanos, críticos de los años `90 y que en 2011 votaron a CFK”.

La batalla contra los buitres también subió mucho la valoración del ministro de Economía Axel Kicillof, quien protagonizó el manejo del conflicto viajando a Nueva York, reuniéndose durante horas con el mediador e incluso con los representantes de los fondos buitre.

En la encuesta del CEOP, Kicillof alcanzó el 52 por ciento de aprobación, según se afirma en el matutino. 

Se desprende de una encuesta del Centro de Estudios de Opinión Pública realizada sobre 1052 personas en todo el país.

El relevamiento indica que el 59,6 por ciento de los entrevistados considera positiva la evolución del programa oficial puesto en marcha a principios de enero, mientras que un 34,7 por ciento cree que es negativa.

En ese marco, según consigna hoy el diario Página/12, que publica el trabajo, entre los más humildes la opinión positiva llega casi al 70 por ciento y en la clase media se ubica en 54 por ciento.

De acuerdo a la encuesta, también cosecha un amplio apoyo la decisión del Gobierno de dar a conocer el listado de comercios que no respetan los precios acordados para 194 productos.

En ese sentido, se destaca un aval del 63,4 por ciento, frente a un 31,2 por ciento que desaprueba esa medida.

En otro punto del sondeo realizado por el CEOP se consulta sobre el Índice de Precios al Consumidor nacional y urbano (IPCnu), y de allí se desprende que el 69,3 por ciento de las personas le otorga mucha o bastante importancia al nuevo indicador, contra un 25 por ciento que le asigna poca o ninguna importancia. (Télam)

Página 1 de 2

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria